fbpx

¿Estudiar las estrellas podría salvar a los animales en peligro?

Gracias a “Astropy” se podrá observar y proteger la fauna por medio de drones

¿Estudiar las estrellas podría salvar a los animales en peligro?

Astrofísicos y ecologistas en la Universidad John Moores de Liverpool (LJMU, por sus siglas en inglés), en Inglaterra, encontraron que el uso de un software astrofísico podría ayudar a identificar a los animales a través de imágenes infrarrojas capturadas por drones, aún en las noches que es cuando se incrementa la caza furtiva.

El objetivo del equipo de investigadores es proteger a los animales amenazados sin molestarlos, por lo cual utilizarán drones que usualmente son empleados en la astrofísica para inspeccionar porciones de la tierra desde el cielo. Con el uso de est tecnología los ecologistas podrán acceder a áreas difíciles y a monitorear la vida silvestre sin perturbar a los animales.

El software de código abierto, “Astropy”, hace posible este trabajo por sus algoritmos de aprendizaje automático y detección astronómica, como lo explica Claire Burke. “Las imágenes son capturadas por drones, aún en las noches, que es cuando la caza furtiva se incrementa las cuales permiten ver fácilmente a los animales como resultado de su calor corporal, de día o de noche, e incluso cuando están camuflados en su entorno natural. Dado que los animales y humanos en imágenes térmicas ‘brillan’ de la misma manera que las estrellas (…), hemos podido combinar la experiencia técnica de los astrónomos con los conocimientos de conservación de los ecólogos para desarrollar un sistema para encontrar los animales o cazadores furtivos automáticamente”.

Después de un proyecto de prueba inicial con imágenes infrarrojas de vacas y humanos filmadas por drones en una granja situada en la península de Wirral, el equipo de investigadores ha trabajado con el Safari Knowsley y el Zoo de Chester para construir bibliotecas de imágenes con el fin de que el software pueda reconocer los diferentes tipos de animales en los distintos tipos de paisaje y vegetación.

Burke comenta que las pruebas de campo para reconocer especies en peligro de extinción ya iniciaron. La primera fue en un campo en Sudáfrica, allí detectaron conejos ribereños, que al ser tan pequeños, limitaron el área que podía cubrir el dron, pues este solo pudo volar a una altura de 20 metros. Sin embargo, la prueba fue todo un éxito, ya que lograron cinco avistamientos.

Los vuelos del dron dependen de las condiciones meteorológicas, ya que duran aproximadamente 20 minutos y se pueden configurar para que estén en el aire hasta una hora. El principal obstáculo del uso de las cámaras termales infrarrojas es la humedad, pues cuando la temperatura del suelo es similar a la del animal se pueden confundir las imágenes, complicando el avistamiento.

El proyecto que se presentó a principios de mes en la Semana Europea de Astronomía y Ciencias Espaciales (EWASS, por sus siglas en inglés), que tuvo lugar en Liverpool y se enmarca en el nuevo campo de la “astroecología”. Esta apunta a proteger el medio ambiente mediante la vinculación de diversas disciplinas.

En el mes de mayo, los astro-ecólogos buscarán orangutanes en Malasia y monos araña en México. En junio, los investigadores tratarán de localizar delfines de río en Brasil, con el objetivo de crear un sistema que sea sencillo de utilizar para los conservacionistas y guardabosques en cualquier parte del mundo.

 

Latin American Post | Andrea del Pilar Rojas Riaño
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…