fbpx

Vero: ¿El reemplazo de Facebook?

Tras los últimos escándalos de Facebook, una nueva red social promete no incluir publicidad y fomentar interacciones “reales” entre usuarios auténticos 

Vero: ¿El reemplazo de Facebook?

 

Luego de que Facebook filtró, por error, datos de unos 87 millones de usuarios a la consultora británica Cambridge Analytica, afectando las elecciones presidenciales en Estados Unidos y la votación por el Brexit en el Reino Unido, cada vez más personas nos preocupamos por la seguridad de su información en Internet. Así, nuevas redes sociales parecen estar popularizándose a pasos agigantados entre los usuarios que buscan alternativas para dejar Facebook, saltar a la nueva aplicación que tumbará Instagram o convertirse en el ‘influenciador’ del momento. Vero es el nombre de la aplicación que además de permitir la publicación de fotos y videos también deja compartir links y recomendaciones de música, películas, libros o restaurantes.

 

Aunque la popularidad de Vero estalló hace pocas semanas a través de usuarios de Instagram que anunciaban la apertura de cuentas en la nueva plataforma, la app fue lanzada en 2015. Su fundador, Ayman Hariri, es un multimillonario que ha enfrentado fuertes críticas por estar involucrado en altercados políticos en los que habría estado envuelto su padre, Rafic Hariri, fallecido ex-primer ministro de Líbano y quien fue acusado de corrupción durante la ocupación de Siria.

 

Pese a los impases y casi dos años de total desconocimiento sobre la creación de la app, Vero consiguió una popularidad acelerada que despertó el interés de los usuarios. El pasado febrero en 24 horas consiguió 500.000 descargas solo en sistemas operativos iOS en EE.UU. No obstante, la avalancha de descargas generó problemas en quienes intentaban registrarse o subir alguna foto a la plataforma.

 

 

¿Qué hace Vero?

 

Vero pareciera ser una fusión entre Facebook e Instagram. Permite a sus usuarios subir fotos y videos, pero además compartir recomendaciones de restaurantes, libros, música y links. Dentro de la aplicación los contactos se dividen en categorías: ‘Amigos’, ‘Amigos Íntimos’, ‘Conocidos’ y ‘Seguidores’. Para cada uno de estos segmentos el usuario podrá usar una foto de perfil diferente y elegir cuál grupo podrá ver determinada publicación. No obstante, lo que se presenta como una alternativa de clasificación ideal, parece complicar a los vinculados en la red social, puesto que los pone en aprietos al momento de etiquetar las amistades adquiridas.

 

 

A diferencia de las ‘ultra’ posicionadas Facebook e Instagram, Vero asegura ser una red social libre de anuncios, promete resguardas y no usar los pocos datos que le pide al usuario al momento de registrarse, ayuda a acontrolar el uso excesivo de la aplicación y propone interacciones reales y auténticos entre quienes la usan. Para no romper su promesa ‘Ad Free’ (sin publicidad), los desarrolladores de Vero indican que eventualmente –aún sin especificar cuándo-, la aplicación tendrá un costo de suscripción, pero los usuarios que hayan descargado y creado un perfil durante el modo beta (en el cual aún se encuentran), podrán utilizar la red social sin costo.

 

Debido a la variedad de opciones de publicación que Vero admite, permite la agrupación de contenidos por colecciones, tanto propias, como las de amigos o seguidores. Sin embargo, esta característica puede hacer compleja la navegación y usabilidad de la app. Por lo tanto, es menos intuitiva y como resultado el usuario termina abandonándola.

 

La interfaz oscura y el timeline “caótico” debido a la variedad de contenidos son dos de los aspectos más criticados por los primeros usuarios de la red, la mayoría de estos en Estados Unidos y Europa. Se espera que la aplicación continúe haciendo correcciones para mejorar la experiencia, aunque muchos de quienes ya la han instalado llaman a los demás usuarios a no hacerlo puesto que creen que la app no despegará. Aún así, otra gran porción de la población digital confía en que Vero será el próximo Instagram y habrán conseguido llegar a tiempo para posicionarse como ‘early users’ e influenciadores.  

 

Latin American Post | Krishna Jaramillo

Copy edited by Laura Rocha Rueda