fbpx

¿Cómo avanza Brasil hacia las elecciones sin Lula da Silva?

Un candidato de extrema derecha acusado de racismo, homofobia y machismo, sería el más beneficiado con la inhabilitación de Lula

¿Cómo avanza Brasil hacia las elecciones sin Lula da Silva?

Brasil atraviesa una de las crisis políticas más intensas de su historia reciente. A cinco meses de citar el pueblo a las urnas, el país se sume en un escenario donde el candidato presidencial favorito está en prisión por corrupción y un abanico de líderes de baja popularidad y prestigio intentan arrebatarle un voto al escándalo. 

Read in english: How does Brazil approach its elections without Lula da Silva?

El gigante sudamericano, donde las cifras de violencia cobra más víctimas mortales que la guerra en Siria y el 40% de los niños viven en condiciones de pobreza, decidirá su futuro político el 7 de octubre en unos comicios donde el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva estará ausente tras ser condenado a 12 años de prisión por corrupción y lavado de dinero.

Leja em português: Como avança o Brasil para as eleições sem Lula da Silva?

La inhabilitación de Lula da Silva quien según encuestas realizadas por Datafolha contaba con el 34% de la intención de voto en la nación, pone en el panorama a un candidato exmilitar y de extrema derecha del Partido Social Liberal y a una mujer que intenta por tercera vez alcanzar la presidencia. 

¿Quiénes son los candidatos?

Jair Bolsonaro

 

 

El candidato de 63 años es un ex-policía y senador ampliamente criticado por propiciar lo que muchos han calificado como “discurso de odio” contra la comunidad LGBTI, afrodescendientes, mujeres e indígenas.

Ha sido tan controversial su propuesta política que el pasado 13 de abril la procuradora general brasileña, Raquel Dodge, presentó una acusación en contra de Bolsonaro por alimentar un discurso racista y discriminatorio en contra de los sectores mencionados. No obstante éste no es el único caso que el candidato enfrenta ante la justicia. En 2014 Jair Bolsonaro fue acusado por haberle dicho a una legisladora que era “demasiado fea como para ser violada”. 

De acuerdo con estadísticas de Datafhola, ante la salida de Lula, Bolsonaro pasaría a liderar la intención de voto con un 18% otorgado por los ciudadanos que aprueban sus promesas de ‘mano dura’ para combatir la violencia en el país. Si por el contrario el Supremo Tribunal de Justicia consigue enjuiciarlo antes de las elecciones -escenario que debido a la lista de casos pendientes es poco probable-, Bolsonario podría enfrentar hasta tres años de prisión y una multa de al menos 117.000 dólares. 

Marina Silva

 

 

A post shared by Marina Silva (@_marinasilva_) on

 

La ecologista y exministra de Medio Ambiente durante el periodo de Lula da Silva realiza su tercer intento de llegar a la presidencia de Brasil tras los comicios de 2010 y 2014. Si bien es la candidata que con la salida del da Silva es la que más crece, sus porcentajes no la alcanzan a posicionar como favorita y se encuentra muy por debajo de la intención de voto con la que contó en campañas anteriores. 

La activista concentra su campaña electoral en la lucha contra la corrupción y la protección de compromisos éticos, sociales y sostenibles por encima de los intereses políticos.

Ciro Gomes

 

 

A post shared by Ciro Gomes (@cirogomes) on

 

Este político y economista con amplia trayectoria en Brasil. Se ha desempeñado como alcalde, gobernador, ministro y diputado. Su compromiso de gobierno es ayudar al país a superar la miseria y desigualdad mediante industrialización y crecimiento económico. Según cifras de Datafhola, Gomes cuenta con el 10% de la intención de voto. 

 

 

 

Latin American Post | Krishna Jaramillo

Copy edited by Laura Rocha Rueda