fbpx

Tensión en la NFL: varios jugadores de los campeones Philadelphia Eagles no visitarán la Casa Blanca

La tradicional visita del campeón del fútbol americano a la residencia oficial del presidente está en la cuerda floja por asuntos políticos

Tensión en la NFL: varios jugadores de los campeones Philadelphia Eagles no visitarán la Casa Blanca

Read in english: Tension in the NFL: several players of the Philadelphia Eagles will not visit the White House

Philadelphia Eagles, actual campeón de la NFL tras obtener la victoria el pasado 4 de febrero en el Super Bowl LII frente a los New England Patriots, no acudirá el próximo 5 de junio con su equipo completo a la tradicional visita del campeón a la Casa Blanca. Malcolm Jenkins, Chris Long y Torrey Smith aseguraron que no asistirán a la visita a la residencia oficial presidencial por motivos políticos. Se espera que más jugadores también declinen la invitación.

La tradicional actividad del monarca de la National Football League (NFL) a la Casa Blanca ha estado cargada de tensión desde 2017 por protestas de diferentes jugadores afroamericanos contra el latente racismo en Estados Unidos. Pero, ¿cómo surgió esta situación de tensión?

Protestando de rodillas

La violencia generada por el racismo ha incrementado en EE.UU. desde hace varios años, pero fue en 2016 cuando alcanzó un punto álgido en el deporte norteamericano por cuenta del por entonces mariscal de campo de San Francisco 49ers, Colin Kaepernick. El jugador afroamericano no se levantó cuando inició el himno nacional de EE.UU. en señal de protesta. “No voy a ponerme de pie para demostrar orgullo por la bandera de un país que oprime a las personas de color. Para mí, esto es más grande que el fútbol y sería egoísta de mi parte mirar hacia otro lado”, dijo Kaepernick, generando una polémica a nivel nacional.

La temporada terminó pero las protestas siguieron en 2017. Varios jugadores afroamericanos, entrenadores y directivos de diferentes equipos de la NFL imitaron el gesto de Kaepernick, pues varios no se levantaron de su asiento y otros se pusieron de rodillas para protestar por las oleadas de violencia racial en Norteamérica. Ante esta dinámica el presidente Donald Trump arremetió contra ellos. “Es una total falta de respeto a nuestra herencia, una total falta de respeto de todo lo que representamos”, afirmó Trump en septiembre de 2017 durante un discurso en Alabama.

La situación empeoró después de que el mandatario utilizara palabras más fuertes para sugerir que las personas que no se levantaran mientras sonaba el himno nacional fueran despedidas. “¿No les gustaría que los dueños de uno de estos de la NFL, al ver que alguien le falta el respeto a nuestra bandera, diga: 'Saquen a ese hijo de p*** de la cancha ahora mismo: está despedido'?”, afirmó Trump en el mismo discurso en Alabama.

No obstante, las protestas continuaron gracias al movimiento Black Matter Lives (Las Vidas Negras Importan) e incluso se extendieron a otros deportes. Finalmente la temporada culminó y los Philadelphia Eagles se coronaron campeones de esta caótica temporada de fútbol americano en febrero de 2018, pero las protestas siguen vigentes en este y en varios equipos de la NFL.

Tensión en la Casa Blanca

Las constantes protestas y el firme desapruebo de estas por parte del presidente de los EE.UU., Donald Trump, han hecho de la tradicional visita de los campeones de la NFL a la casa Blanca un acto de alta tensión y de rechazo por parte de varios jugadores vencedores.

New England Patriots fue el campeón de la temporada 2016 y recibió la invitación de la Casa Blanca para llevarse a cabo en abril de 2017, sin embargo en aquella ocasión solo fueron 37 jugadores de los 50 que suelen estar presentes en la tradicional visita. Varios jugadores no acudieron al evento por estár en desacuerdo con varias posturas políticas del presidente Trump.

Los Philadelphia Eagles, campeones de la NFL en la temporada 2017, fueron invitados por la Casa Blanca para la tradicional visita el próximo 5 de junio, pero varios jugadores confirmaron su ausencia en el evento desde que quedaron campeones en febrero de 2018. “No, personalmente anticipo que no asistiré”, afirmó el afroamericano Malcom Jenkins en entrevista con New Day de CNN. “No, no voy a ir a la Casa Blanca. ¿Me estás tomando del pelo?”, sostuvo el defensa Chris Long al mismo medio de comunicación. 

El receptor afroamericano Torrey Smith tampoco asistirá, y desaprobó los constantes ataques de Trump a su forma de protestar. “Nosotros no estamos protestando contra el himno, estamos protestando durante el himno”, afirmó Smith. La tensión en la tradicional visita será alta, por lo que el deporte, en especial la NFL, irá cobrando cada vez más protagonismo político en EE.UU.

 

LatinAmerican Post | Javier Aldana

Copy edited by Laura Rocha Rueda

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…