fbpx

Grasas trans: ¿Qué son y por qué la OMS pide eliminarlas globalmente?

Escucha este artículo


La sustancia es responsable de 500.000 muertes por año en el mundo y se estima que en los próximos cinco años cobre más de 10 millones de vidas

Grasas trans: ¿Qué son y por qué la OMS pide eliminarlas globalmente?

Hasta 2023. Ese fue el límite que la Organización Mundial de la Salud (OMS) le puso a los gobiernos del mundo para eliminar el uso de grasas trans en sus productos. El plan que expone un conjunto de lineamientos para erradicar el peligroso comestible, busca salvar 10 millones de vidas y educar a los individuos en términos de alimentación integral. 

 

Se conoce como grasas trans al aceite vegetal producido industrialmente y el cual se obtiene mediante un proceso llamado hidrogenación que transforma el aceite líquido en una grasa sólida. Aunque estas grasas pueden encontrarse de manera natural en productos como la leche y la carne de cerdo, es popularmente industrializado debido a sus propiedades para mantener el sabor y la textura de algunos alimentos procesados. 

 

Mantequilla, quesos, galletas, jamones, salchichas, papas fritas, entre otros snaks, contienen grasas trans en cantidades considerables. De acuerdo con reportes revelados por la OMS, el consumo frecuente de estas grasas ocasiona la muerte de medio millón de personas cada año, la mayoría de estos fallecimientos ocurre en países en vías de desarrollo con débiles sistemas de salud y pocas alternativas para reemplazar el peligroso producto

 

Quienes incluyen este tipo de grasa en su dieta diaria corren el riesgo de elevar el colesterol malo en el organismo, alterar los triglicéridos, sufrir obstrucciones en las arterias e incluso sufrir depresión. Las grasas trans, que en décadas anteriores se consideraron como la alternativa saludable ante las grasas saturadas, también se relacionan con derrames cerebrales, diabetes tipo II, ataques cardiacos e infertilidad en las mujeres.  

 

Te puede interesar: Lo peligroso no es ser obeso, lo peligroso es tener barriga

 

Un reemplazo que no debería ser más costoso

 

En el informe recientemente publicado por la OMS sobre la necesidad global de eliminar el uso de grasas trans, la organización pone como fecha límite 2023 para que los gobiernos del mundo reemplacen el producto de manera integral y así evitar la muerte de 10 millones de personas debido a enfermedades producidas por la sustancia. 

 

Varios países ya han tomado medidas hacia la prohibición de los también conocidos como ácidos grasos trans. Dinamarca, Suiza, Canadá, Reino Unido y algunos lugares de EE.UU. lideran el grupo de naciones que se suma a la erradicación del perjudicial consumible. Se espera que en las próximas semanas Tailandia se sume a la lista. 

 

No obstante, las naciones en vías de desarrollo aún no cuentan con programas de gobierno o leyes que prohíban la inclusión de estas grasas en productos que se fabrican de manera local. Además, la sociedad no ha sido educada de manera rigurosa sobre los riesgos que conlleva el consumo de dicha sustancia. 

 

Según explicó al diario The New York Times el excomisionado de Salud de Nueva York, Thomas R. Frieden, “Si el mundo sustituye las grasas trans, la gente no identificará la diferencia en el sabor ni los alimentos costarán más, pero su corazón sí notará el cambio”. 

 

Latin American Post | Krishna Jaramillo
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…