fbpx

Cinco latinos famosos que demuestran que no es necesario un diploma para alcanzar el éxito

Desde literatos hasta futbolistas, muchos latinos famosos han demostrado que para ser exitosos no es necesario tener un título profesional

Cinco latinos famosos que demuestran que no es necesario un diploma para alcanzar el éxito

Según un estudio realizado por el Banco Mundial (BM), durante la última década cerca del 43% de los jóvenes latinoamericanos lograron acceder a la educación superior. Es decir, 20 millones de estudiantes que terminaron sus estudios secundarios tuvieron la oportunidad de ingresar a una universidad.

Sin embargo, el hecho de llegar hasta las instalaciones universitarias no le asegura a una persona el poder prepararse de la mejor manera para alcanzar el éxito.

De acuerdo con una investigación del Banco Mundial, debido a que la educación en Latinoamérica no es la mejor, más de la mitad de los jóvenes decidieron dejar sus estudios antes de “perder tiempo en la universidad”.

Por supuesto, muchos podrían pensar que, si aún con título en mano la obtención de un buen trabajo es difícil, sin este sería casi imposible. No obstante, hay grandes casos en Latinoamérica que han demostrado lo contrario.

Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges

El escritor argentino es uno de los más reconocidos a escala mundial y es catalogado como uno de los escritores más importantes de la literatura del siglo XX.

Borges nació en el seno de una familia llena de ‘lujos’ académicos, por lo que no fue difícil para él aprender a leer y escribir cuando tenía tan solo cuatro años. Su precoz aprendizaje obligó a sus padres a contratar una maestra personal, al menos hasta que tuvo edad para ingresar a una escuela pública del barrio Palermo, en Buenos Aires. A los 9 años, el escritor ingresó al mundo estudiantil, chocando con un mundo que no era el propio para una mente tan brillante como la de él.

“(…) al ingresar yo en 1909, al cuarto grado de la escuela primaria, descubrí con temor que no me podía entender con mis condiscípulos. Carecía del léxico más común”, indicó el literato argentino en el diario La Razón de Buenos Aires, según los "Textos recobrados" (1931-1955) de Borges.

Jorge Luis Borges logró terminar sus estudios secundarios en el Collège Calvin, un prestigioso colegio ubicado en Ginebra, Suiza, pero nunca llegó a la universidad, al involucrarse muy temprano con las letras.

Lionel Messi

Lionel Messi

El número diez del FC Barcelona y de la selección argentina no sobresale por ser el mejor intelectual de los últimos tiempos, pero varios de sus seguidores y teóricos del fútbol consideran una “genialidad” el talento que Messi demuestra sobre las canchas.

Por supuesto, los libros nunca fueron lo suyo, pero sí el balón. “Era un chico muy tranquilo, que participaba poco en clase porque era muy tímido. Sin embargo, cuando salía al patio a jugar al fútbol, se transformaba completamente. Ahí era el Leo que ha conocido el mundo", dijo una de sus profesoras en entrevista para el diario Globo de Brasil.

Messi solo alcanzó a estudiar hasta el cuarto año de secundaria orientada, en su natal Rosario, antes de viajar a Barcelona para entrenarse con los estudiantes de la Masía. Después de esto, su vida se centró en el deporte y en mejorar cada día su habilidad con el balón, por lo que el tema académico quedó relegado a un segundo nivel.

Jennifer López

Jennifer López

La “Diva del Bronx” es reconocida por su sensualidad y talento, tanto en la pantalla gigante como en los escenarios. Nacida en Nueva York y descendiente de padres puertorriqueños, Jennifer siempre supo que su futuro estaba en desarrollar una carrera artística.

Sin embargo, bajo influencia de sus padres, durante su juventud la actriz y cantante decidió ingresar a la universidad Baruch College, ubicada en Nueva York. Su pasión la obligó a desistir de sus estudios superiores después de cursar tan solo un semestre.

Finalmente, después de independizarse por diferencias con sus padres, en las que su vida profesional tuvo gran impacto, el tiempo fue el mayor testigo de que su elección fue la correcta.

Jesús Guerrero

Jesús Guerrero

Para muchos el nombre de Jesús Guerrero no dice mucho. No obstante, el de Servientrega, sí.

“Chucho”, como se le conoce en Colombia, es uno de los empresarios más poderosos, fundador de Servientrega. Esta es una compañía colombiana de mensajería en Latinoamérica, con posicionamiento en Ecuador, Perú, Miami, España y varios países centroamericanos.

De familia campesina y trabajadora, no tuvo mayor acceso a la educación más que algunos años en la escuela de su pueblo.

“Yo (…) soy profesional desde el momento que tomé la decisión de ser empresario, porque desde entonces hago todas las cosas profesionalmente. Recién el gobierno de Francia me dio un título Honoris Causa en Ingeniería en la Universidad de Metz, por eso ahora cuando me preguntan por mi profesión, digo: “l’ingénieur””, dijo Jesús en entrevista con El Espectador.

Para el 2015, Servientrega registraba ganancias de casi 174 mil dólares al año y utilidades netas de casi 9 millones de dólares. Este es un valor nada despreciable para un hombre que nunca pasó por una universidad, ni mucho menos terminó la secundaria.

José Mujica

José Mujica

Finalizando la lista está uno de los expresidentes más importantes en la región. José “Pepe” Mujica fue el primer mandatario de Uruguay, desde el 2010 hasta el 2015.

Hizo parte de la generación de izquierda que se tomó el poder en Latinoamérica, entre los que destacan el fallecido Hugo Chávez en Venezuela, Lula da Silva en Brasil y Cristina Fernández en Argentina.

Sin embargo, la imagen de Mujica fue relevante en el mundo occidental por la humildad que mostró durante su gobierno. El hoy senador de Uruguay decidió desde un principio rechazar la opción de vivir en la casa presidencial, y mantener su domicilio en Rincón del Cerro, una de las zonas más austeras de Montevideo.

Aunque “Pepe” sí contó con la oportunidad de cursar la primaria y secundaria, la universidad le fue esquiva a pesar de ingresar al Instituto Alfredo Vásquez Acevedo, en donde cursó algunos preparatorios de Derecho sin culminarlos con éxito.

Para el 2013, el “presidente guerrillero”, como se le conoció por su pasado en el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T), era uno de los tres presidentes latinoamericanos que no tenía título universitario, junto con Evo Morales, en Bolivia, y Nicolás Maduro, en Venezuela.

 

Latin American Post | Christopher Ramírez Hernández

Copy edited by Diana Rojas