fbpx

Chino para los negocios: ¿Sigue siendo la lengua del futuro?

El boom de la economía china a principios de siglo hizo pensar que el mandarín pronto sería indispensable para los negocios: ¿fue así?

Chino para los negocios: ¿Sigue siendo la lengua del futuro?

Los más recientes pronósticos auguran que China sobrepasará el PIB de Estados Unidos para convertirse en la primera economía a nivel mundial en el 2032. El poderío económico e industrial de China es real, y aunque su crecimiento ha mermado, el relacionamiento con esta potencia sigue siendo indispensable para las empresas. Sin embargo, el dominio del inglés y las altas barreras de entrada al chino hace que este relacionamiento no se haya traducido al mandarín.

Read in english: Mandarin in business: Is it still the language of the future?

Cuando se creía que el crecimiento de China sería ilimitado, se volvió común aludir a que el chino sería el idioma del futuro, particularmente en lo que respecta a los negocios. No obstante, ahora que se tiene más claridad frente al rol que China juega en el comercio internacional, es importante evaluar si su idioma es en serio de vital importancia para el éxito en los negocios internacionales.

El inglés continúa su dominio

El inglés es aún lo más cercano que hay a un idioma mundial. Según tratados internacionales es el idioma oficial de las comunicaciones marítimas y aeronáuticas, y de muchas organizaciones internacionales como las Naciones Unidas y el Comité Olímpico Internacional.

Además, el inglés es el idioma de más uso en las ciencias por un margen abrumador. Investigaciones de la base de datos científicos SCOPUS indica que 80% de los artículos científicos publicados ahí son completamente en inglés.

Más allá del reconocimiento que esto le pueda dar al idioma, la verdad es que es hablado por 1.500 millones de personas, 20% de la población mundial, y que es de lejos el idioma que más gente quiere hablar, con 1.500 millones de personas aprendiéndolo, según datos recogidos por el Washington Post.

Para comparar, el francés, el segundo idioma que más gente busca aprender en el mundo, lo estudian 82 millones de personas, y el chino, apenas 30. Adicionalmente, es importante entender que el país en dónde más personas buscan aprender el inglés, es el mismo China.

Con 1.500 millones de personas hablando el idioma, y con otros 1.500 millones aprendiéndolo, la utilidad del inglés sea para negocios o para política, es incuestionable.

Una gran muralla dificulta la entrada al chino

El chino tiene más hablantes nativos que el inglés, con 1.400 millones de personas con este idioma como lengua materna, está lejos de ser irrelevante en el panorama internacional. Sin embargo, para quienes aspiran a hablarlo la complejidad del idioma y la inversión de tiempo que requiere dominarlo muchas veces exceden los beneficios que les puede traer.

Alex Berghofen, fundador de HELEX Asia, una firma reclutadora para empresas chinas asegura que la enorme dedicación que requiere el chino mandarín hace que aprenderlo no sea el camino ideal para todas las personas.

“Es imposible desarrollar fluidez en el mandarín sin pasar 3 o 4 años viviendo en China. A menos de que te encuentres en comenzando tus veintes y quieras hacer esta inversión de tiempo, perseguir el mandarín puede no ser ventajoso para tu carrera” dice Berghofen.

Para Simon Bell, que lidera la rama británica de la compañía reclutadora Page Executive, esto ha causado que los empleadores, incluso los chinos, dejen de buscar el buen manejo del mandarín en sus candidatos.

“Si una compañía se acercara a nosotros y nos pidiera alguien para trabajar en los mercados chinos, ellos dirían que el manejo del idioma chino es deseable, pero no esencial, de forma que no limiten la cantidad de posibles aplicantes” declaró Bell.

Bell, además, asegura que muchas de las firmas con las que ha trabajado buscaban expandirse a China o India, pero que, en ambos casos, el idioma que exigían para manejar los grandes negocios seguía siendo el inglés.

 

Latin American Post | Pedro Bernal

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…