fbpx

Argentina: ¿La selección de hoy es la heredera de la que ganó el Mundial en México '86?

¿Por qué el equipo albiceleste que participará en Rusia 2018 ha sido comparado con el que levantó la Copa del Mundo hace 32 años?

Argentina: ¿La selección de hoy es la heredera de la que ganó el Mundial en México '86?

La selección de fútbol de Argentina ha sido campeona del mundo en dos ocasiones: la primera en 1978, como local; y la segunda en 1986, en tierras mexicanas. Aunque el campeonato obtenido a finales de los años 70 fue toda una novedad en la historia del fútbol ‘gaucho’, el que ganaron ocho años después representó un elixir de vida para un equipo que, antes de disputar la Copa, no pasaba por su mejor momento y mucho menos estaba entre los favoritos. 

Read in english: Argentina: Is today's national team the heiress of the one that won the World Cup in Mexico '86?

Hoy en día, la situación es similar. El seleccionado dirigido por Jorge Sampaoli va a Rusia con las mismas expectativas con que viajaron a Brasil en 2014 (donde obtuvieron el subcampeonato), pero no con el mismo poder de convencimiento que tenían hace cuatro años. Esto en cuanto a nómina y sobre todo a juego y funcionamiento colectivo. 

“No somos favoritos”

En los últimos meses se ha venido hablando de una verdadera oportunidad; una tangente, con la cual los argentinos sueñan con alzarse nuevamente con la Copa del Mundo. Sin embargo, las posibilidades reales no son elevadas.

De acuerdo al diario Olé, el Observatorio de Fútbol del Centro Internacional de Estudios del Deporte (CIES) realizó un ranking de acuerdo al nivel de los jugadores de cada selección, con base en el trabajo mostrado a lo largo del año en sus respectivos clubes; esto, con el fin de catalogar a los equipos que podrían tener mayores chances de ganar el campeonato mundial. En primer lugar está España; segundo, Brasil, y tercero, Francia. Ahora bien, para ver a Argentina, hay que bajar la mirada hasta la séptima posición.

Asimismo, el banco UBS de Suiza aportó sus predicciones e indicó, conforme a un sinnúmero de cálculo de probabilidades, que el equipo con mayor aproximación a quedarse con el título sería Alemania con un 24% posibilidades. Además, eso es lo que piensa Lionel Messi. “El mensaje es que tienen que saber que no vamos como candidatos, que hay mejores selecciones que nosotros, debemos ser sinceros y realistas”, dijo el futbolista del FC Barcelona en una entrevista televisiva a Azteca Deportes Televisión que fue reseñada por WRadio.com.mx.

¿El heredero del 86?

Sin embargo, Argentina ha demostrado que no es necesario llenarse del favoritismo del mundo, para alcanzar la gloria en el Mundial. “Basta solo un motivo para tirarle la puerta en la cara al unánime menosprecio y exigir respeto (para Argentina): esa es la historia”, dijo Kenyi Peña Andrade, periodista de El Comercio de Perú en su columna de opinión.

Y así lo demostró la selección albiceleste en 1986, cuando, en medio de luchas contra la prensa, exjugadores y de los mismos seleccionados entre sí, lograron gritar “Campeones” en el Estadio Azteca (México). “Nos dijimos de todo, de todo (…) Vivíamos de reunión en reunión. Y en una de ésas fue que me agarré con Passarella, también. Ahí definimos que éramos nosotros contra el mundo, así que más vale que tiráramos todos para el mismo lado. Y tiramos, cómo tiramos”, escribió Diego Armando Maradona, en su libro “Soy el Diego”.

Además, las controversias causadas por las decisiones tácticas del DT Carlos Bilardo, así como el fútbol mostrado en amistosos que a simple vista eran ganables, pero que en la realidad no resultaron ser así, fue el ambiente vivido por el cuerpo técnico previo al título mundial.  

Hoy en día pasa algo parecido. La eliminatoria de Argentina no fue la mejor, al clasificarse solo hasta la última fecha, con la victoria sobre Ecuador por tres goles contra uno. “Somos realistas, tuvimos un proceso complicado, cambios de entrenadores, relevo del presidente de la AFA también, hubo muchos problemas (…) Nos costó clasificar y sufrimos hasta el último partido”, indicó Lionel Messi, en entrevista con Mundo Deportivo.

No obstante, a diferencia del equipo del 86, no se han vislumbrado grandes peleas internas entre los jugadores, pero sí hay una discusión continua entre los mismos y la prensa de su país. El nivel del equipo, junto con el trabajo táctico del cuerpo técnico, no termina de convencer a un país que, desde 1993(cuando obtuvo la Copa América por última vez) no ha podido consagrarse campeón.

“Lo digo siempre. ¿Por qué creemos que podemos ganar el Mundial? No me hace falta esta goleada para saber que si insistimos con el 'club de amigos' estamos fritos, me refiero a Romero, Mascherano, Biglia, Rojo, Banega. No me hace falta esta goleada para saberlo”, dijo el famoso periodista deportivo, Martin Liberman, tras la goleada de 6-1 que le propinó España a Argentina, en un partido amistoso jugado el pasado mes de marzo.

La esperanza en el 10

Por último, también hay una relación clara entre Diego Armando Maradona, en el 86, y Lionel Messi, en este 2018. Durante los últimos años, ‘La Pulga’ ha sido el claro referente de su Selección, para que ésta pudiese llegar hasta la final de dos Copas América (2015y 2016) y una del Mundial (2014). Sin embargo, el objetivo principal no se ha alcanzado.

“Tuvimos la fortuna de llegar a tres finales y la mala suerte de no ganar ni una. Eso hizo que todo se manche un poco”, dijo Messi. Pero, aunque el título con la absoluta de Argentina le ha sido esquivo a Messi, este es, aún, considerado por muchas figuras del fútbol como “el mejor jugador del mundo”; y es bajo ese mismo título que la imagen de Lionel siempre será “temible” entre sus rivales.

“Mientras esté Messi, Argentina siempre será un rival temible, para mí es el mejor jugador del mundo. Si en el Mundial hay un cruce con Argentina estaré tranquilo. Aunque quiero que gane España, reconozco que Argentina tendría más posibilidades porque tiene a Messi”, dijo el exdefensor del Barcelona, Carles Puyol a Sport. Puyol compartió vestuario con el crack argentino.

Sin embargo, dicho “temor” seguirá estando a la sombra del que generaba Maradona, hasta que Messi no gané el Mundial. “Por eso, Maradona sigue siendo considerado el mejor jugador de Argentina, porque ganó el Mundial. Messi tiene esa presión y, aunque ha ganado cosas importantes con el Barcelona, no ha repetido esa hazaña con su país levantando una Copa del Mundo con Argentina”, afirmó  Rivaldo, citado por Infobae.

LatinAmerican Post | Christopher Ramírez Hernández

Copy edited by Laura Rocha Rueda