fbpx

Felipe Aljure: el cineasta de la gente

Con su humor negro y su peculiar forma de plasmar la realidad, Felipe Aljure se ha posicionado como uno de los cineastas más importantes de Colombia

Felipe Aljure: el cineasta de la gente

Nacido en Girardot, Cundinamarca, este director de cine y guionista ha acompañado de cerca la historia del cine en Colombia: fue el primer director de la Dirección de Cinematografía del Ministerio de Cultura y una pieza indispensable en el proceso de formulación de la primera Ley de Cine del país.

Con tan sólo 37 años, Aljure ha marcado una pauta en la realización del cine colombiano con su humor negro y realidad caricaturizada. De acuerdo con la revista La Luciérnaga, con sus películas “La gente de la Universal” (1991) y “El colombian dream” (2006), Aljure marcó una diferencia en el cine colombiano destacándose como cine de autor.

Ambas películas han tenido muy buenas críticas a nivel de estilo y narración, y se destaca la capacidad de este genio del cine en proponer formas alternativas de hacer productos audiovisuales en Colombia. Además, gracias a sus estudios en publicidad y administración de empresas, Aljure logró hacerse un espacio dentro de la pequeña comunidad del cine internacional.

"Mi mamá tocaba piano y mi papá era un aficionado a los juguetes tecnológicos. Ella me enseñaba a tocar y la pasión y el gusto se iba desarrollando a medida de que pasaba el tiempo. Aunque a veces me iba con mi papá a mirar las nuevas cosas que iba comprando, todo porque el señor Aljure era gomoso a los aparatos. Fue así que tuvimos las primeras cámaras de video, equipos de proyección, cámaras polaroid y era apasionante ver como una imagen iba apareciendo en un papel", dijo Aljure al diario Universia. "Prácticamente me decidí por el cine porque era mal músico", añadió el director.

Lea también: Películas latinas sobre indígenas: una mirada hacia una población de la que casi nadie habla

Nuevo director artístico del FICCI

Este fin de semana se dio a conocer que Aljure será el director artístico del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (FICCI), a partir de su edición número 59.

“En el pasado se habían acercado a mí para proponerme como candidato a la junta, pero en realidad no era el momento para mí por los proyectos que estaban en desarrollo y los tiempos. En esta ocasión hemos podido conversar con la junta y la gente que lleva el festival y ha habido tiempo para identificar temas de interés mutuo y el apoyo y libertad para desarrollarlos en el marco de la edición 59”, dice Felipe sobre su nombramiento.

La directora general del FICCI, Lina Rodríguez lo describe como “un hombre de una condición humana excepcional y de gran carisma, que desde su oficio ha interactuado durante décadas con el festival y Cartagena”.

Por su parte, el director se ha encargado de mostrar su emoción por la oportunidad y de hablar acerca de los desafíos que la misma representa. “Creo que deberíamos analizar por qué hoy hay un desencuentro tan grande entre la marca cine colombiano y los públicos. Aprovechar los espacios de Cartagena para que realizadores, exhibidores y distribuidores hagamos un examen de conciencia y reconstruyamos esa relación”, dijo Aljure a El Tiempo.

LatinAmerican Post | Luisa Fernanda Báez

Copy edited by Diana Rojas