fbpx

Diviértete preparando la habitación para la llegada de tu bebé

La habitación de tu bebé puede ser práctica y de ensueño al mismo tiempo

Diviértete preparando la habitación para la llegada de tu bebé

La llegada de un nuevo miembro a la familia es uno de los acontecimientos más celebrados, son nueve meses de un carrusel de emociones donde la madre es el centro de todas las atenciones. Mientras ella recibe todos esos cuidados, también debemos prepararnos para la llegada del futuro príncipe o princesa de la casa y nada mejor para darle la bienvenida como lo merece que preparar una habitación que muestre todo nuestro afecto.

Las ideas para la decoración de la habitación del bebé la verdad son infinitas, cada padre tiene una visión particular de cómo debe verse y lo que quiere plasmar por medio de la decoración y los detalles. Por eso, en este post, te hablaremos de las cosas que debes tener en cuenta para que la habitación del bebé luzca como en tus sueños.

Habitaciones

Fuente: habitaciones

Al decorar deja volar tu imaginación

Conforama

Fuente: conforama

En estos tiempos, las ideas preconcebidas de los colores para la decoración, donde los tonos de azul, gris o perla eran para el cuarto del niño y matices rosa en la habitación de la niña han desaparecido. Ahora hay mucha más libertad, las líneas contemporáneas se imponen tanto en la variedad de colores y matices, como en los pequeños detalles que hacen diferente cada espacio. La recomendación siempre será que el revestimiento de las paredes sea ligero y suave para que favorezca la relajación y el descanso del bebé permitiendo que los colores fluyan de manera natural. Las primeras semanas de vida del bebé son muy incómodas para la madre, por eso el mobiliario que se ha de colocar en la habitación también ha de ser de lo más práctico y funcional, que permita atender todas las necesidades del niño con el menor esfuerzo posible. Esto reducirá el cansancio y el estrés de esos días.

Lo práctico se impone

Vix

Fuente: vix

Existen muebles con doble funcionalidad como cambiadores que son a la vez pequeñas cómodas con cajones, cunas que se transforman en prácticas camas y son muy útiles los estantes en la pared donde colocar a la mano, los utensilios más utilizados por la madre y el niño como pañales, toallitas y cremas. Si el espacio en la habitación lo permite se puede colocar una mecedora o cómodo sillón para que la madre amamante y duerma al pequeño. Esto permite que el niño ya dormido sea trasladado a su cuna de manera sencilla y que no le cause molestias.

Cuando hablamos de la preparación de la habitación del niño, un aspecto que no debemos descuidar es la seguridad y esta debe ser nuestra prioridad. Al colocar lámparas debemos evitar cables colgando, todos deben de estar sujetos y asegurados, las tomas de corriente hay que cubrirlas, se debe recordar que en pocos meses el bebé estará gateando, por lo que hay que sujetar todo aquello que se pueda volcar como, estantes, muebles o espejos.

Si hay ventanas en la habitación, hay que recordar quitar los cajones o baúles que estén cerca, esto es fundamental para evitar que el niño tenga la tentación de asomarse. El bebé necesita un lugar para su relajación y descanso que permita a la madre atenderlo de manera eficiente y amorosa, por eso son de suma importancia los detalles y la dedicación que se le dé a la habitación del nuevo miembro de la familia.

Fuente: habitissimo