fbpx

4 festivales de cine imperdibles en América Latina

Conozca estos eventos latinoamericanos que apuestan por películas con identidad cultural

4 festivales de cine imperdibles en América Latina

Read in english: 4 must-see film festivals in Latin America

Las problemáticas del cine latinoamericano son diversas. La falta de canales de distribución, salas de cine y apoyo a las iniciativas creativas son, tan solo, algunos de los males que aquejan la industria de este lado del mundo. Por estas y otras razones, es tan importante la existencia de los festivales de cine en la región. Ellos son los que se convierten en puntos de confluencia para todos los implicados en el sector, convirtiéndose así en crisoles creativos. Aquí 4 de los festivales de cine más destacados.Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias, FICCI (Colombia)

Este es el festival de cine más antiguo de Latinoamérica, tal como lo anuncia su sitio web. Realizado todos los años entre los meses de febrero y marzo por la Corporación Festival de Cine de Cartagena, el FICCI se ha dedicado, desde 1960, a brindar espacios que alivien las principales dificultades de la industria nacional y de la región. El festival intenta propiciar acercamientos entre audiencias y creadores, abrir mercados y promover y divulgar lo más novedoso del cine iberoamericano.

Leja em português: 4 festivais de cinema imperdíveis na América Latina

El FICCI busca estimular la producción relacionando a todos los actores del medio e incentivando la creación de públicos. En su versión número 58, solo en el marco de la competencia, se exhibieron 66 películas bajo el criterio de promoción de la identidad cultural de su país de origen. Los filmes proyectados fueron premiados en seis categorías:

  1. Oficial ficción
  2. Oficial documental
  3. Oficial cine colombiano
  4. Oficial cortometraje
  5. Gemas y nuevos creadores

El festival, además, cuenta con espacios alternativos tales como Cine en los Barrios, que busca fomentar el encuentro entre las comunidades locales, el cine y quienes lo realizan. También hay iniciativas como Puerto Lab, que apoya las primeras versiones iberoamericanas en etapa de postproducción con estímulos para su finalización. El festival también cuenta con un espacio para la discusión, las conferencias y el trabajo en redes bautizado Puerto FICCI. Además realiza un certamen de premiación a lo mejor de la televisión colombiana: el premio India Catalina.

También le puede interesar: Estas son las dos mujeres que estuvieron a cargo del FICCI durante ocho años

Festival Internacional de cine de Guadalajara, FICG (México)

Con 33 versiones, el FICG es uno de los festivales más sólidos de la región. Organizado por la Universidad de Guadalajara y el Patronato del Festival de Cine de Guadalajara, tiene lugar en marzo de todos los años. El evento, que cuenta con espacios como videoteca, ruedas de negocios y mercado a través de los cuales se difunde, promociona y distribuye el cine mexicano e iberoamericano.

El FICG funciona como un espacio para que profesionales, críticos y estudiantes intercambien y se instruyan en torno a lo cinematográfico. La competencia oficial cuenta con seis categorías:

  1. El Premio Mezcal a largometrajes mexicanos de estreno
  2. Largometraje Iberoamericano de Ficción
  3. Documental Iberoamericano
  4. Cortometraje Iberoamericano
  5. El Premio Rigo Mora a cortometraje mexicano de animación
  6. El Premio Maguey al Cine Queer/LGBTTTI

De acuerdo con la página del festival, una de sus prioridades ha sido “contribuir en la profesionalización de la industria del cine de México e Iberoamérica”, por lo que creó una plataforma a través de la cual instruir a jóvenes creadores, dándoles la oportunidad de dialogar, aprender, colaborar y discutir ideas, conceptos y métodos con personajes reconocidos del cine internacional.

Dentro del marco de actividades para la formación, el FICG cuenta con iniciativas como el DocuLab Guadalajara, un incentivo para finalizar proyectos documentales en postproducción, y el Talents Guadalajara, un “encuentro intensivo de actividades de perfeccionamiento cinematográfico avanzado”. Este último además cuenta con un componente dirigido hacia aquellos que deseen formarse en crítica de cine. Este se realiza colaboración con el Berlinale Talents del Berlinale y el Goethe-Institut México, apoyados por la Escuela de Cine de San Antonio de los Baños EICTV y la Federación Internacional de Prensa Cinematográfica FIPRESCI.

Festival de cine de Gramado (Brasil)

Este festival brasilero cuenta ya con cuarenta y cinco años de trayectoria. Realizado todos los años durante el mes de agosto en la ciudad brasilera de Gramado, es responsabilidad desde 2014 del Gramadotur, autarquía municipal de Turismo y Cultura de la ciudad de Gramado. Su historia podría, según su sitio Web, dividirse en tres etapas:

  1. La primera en la década del setenta, marcada por la aparición de estrellas nacionales en busca de fama
  2. La segunda en los ochenta que dio paso a una culturización de los espacios y discusiones que allí tenían lugar
  3. La tercera durante los noventa, cuando finalmente se internacionalizó, dando paso a una edición iberoamericana, y marcando el camino hacia lo que es ahora: “un escenario de debates e importantes encuentros entre artistas, realizadores, estudiantes, investigadores de cine, prensa y público en general”, como se describe en la página del festival.

El festival premia películas seleccionadas en cuatro grandes bloques:

  1. Largometrajes brasileros,
  2. Largometrajes extranjeros,
  3. Cortometrajes
  4. Muestra de cine gaucho. Esta última dedicada a la exhibición de obras que promuevan la identidad cultural de la zona gaucha, ubicada en el sur de Brasil, territorio donde se asienta la ciudad de Gramado.

El festival, además de entregar el premio Kikito de Oro, imagen creada para el festival por la famosa artista brasilera Elisabeth Rosendfeld, también hace homenaje a actores y actrices representativas de la industria local con el galardón bautizado Oscarito; a los grandes directores y cineastas brasileros con el premio Eduardo Abelin; a los grandes exponentes del cine latinoamericano a través del Kikito de Cristal; y a aquellos que hayan contribuido con el crecimiento del certamen con el premio Ciudad de Gramado.

 Festival del cine de Mar del Plata (Argentina)

Este certamen cuenta con el aval del FIAPF como único festival latinoamericano “categoría A”, reconocimiento que ostentan festivales como el de Cannes, Berlín, Venecia y San Sebastían. Realizado todos los años durante el mes de noviembre, cuenta con 32 versiones en su repertorio y busca ser un reflejo del cine argentino y mundial ayudando al desarrollo e intercambio de la industria.

El presidente Perón lo previó como un espacio que le apostara a la cultura del cine nacional del país austral, fomentándolo y promoviéndolo. El festival, organizado por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), exhibe películas diversas en orígenes, estilos y temáticas, como lo relata su portal web.

El Festival se divide en cuatro grandes secciones:

  1. Sección Competitiva: compuesta por la Competencia Internacional, la Competencia Latinoamericana de Cortos y Largometrajes, la Competencia Argentina de Cortos y Largometrajes y Work In Progress (Incentivo para obras en finalización de obras en proceso)
  2. Panorama: una muestra de lo mejor del año a nivel mundial
  3. Revisión: que revive la obra de directores olvidados y su herencia
  4. Actividades Especiales: sección que reúne todo el trabajo académico en torno a la industria. Este mismo permite la interacción entre el público y los creadores: charlas, mesas redondas, presentaciones de libros, proyecciones y seminarios hacen parte del programa.

El festival también cuenta con una versión itinerante que lleva el cine a los lugares más relegados de la geografía argentina. El festival entrega los premios Astor Piazzola a mejor película, mejor director, mejor actriz, mejor actor, mejor guion, mejor película iberoamericana y el premio especial del jurado; además del premio Ernesto Che Guevara a la mejor película latinoamericana.

 

Latin American Post | Isabel Pradilla S
Copy edited by Marcela Peñaloza