fbpx

Tener un rostro saludable es cada vez más sencillo: ¡Ponle la cara a la rutina!

En el mercado se encuentran todo tipo de productos diseñados para todas las pieles y todos los bolsillos, así que ya no hay excusas para la rutina

Tener un rostro saludable es cada vez más sencillo: ¡Ponle la cara a la rutina!

De los efectos del sol, la contaminación, los hábitos alimenticios, las horas de descanso y el estilo de vida que llevemos, va a depender el rostro que tengamos.  Sin embargo, la rutina facial es un gran porcentaje de como luce nuestra cara y cómo se verá en el futuro. Por eso, y sin importar el tipo de piel (seca, grasa o mixta), es importante llevar una rutina de limpieza facial que provea al rostro los requisitos mínimos para estar protegido. Nuestra rutina debe seguir un paso a paso diario y debemos consultar periódicamente a un dermatólogo, pues no todos los productos que se encuentran en el mercado pueden ser aptos para tu piel, así como no todos son para noche y para el día.

Read in english: Having a healthy face is very simple: Face the routine!

DÍA

1. Crema humectante

Una de las principales causas de las arrugas es la falta de hidratación en la piel. Una crema facial de día, además de proteger contra los diferentes factores del medio ambiente, ayuda a mantenerla humectada por 12 horas.  De hecho, a diferencia de la hidratación nocturna que restaura, en el día debemos aplicar una crema humectante que retenga la humedad.

Lee también: ¿Cuáles son los gadgets para verse mejor?

2. Protector solar

Si se puede hablar de un “must have” en la rutina, hay que hablar del bloqueador. Dependiendo de tu tipo de piel, elije el que más te convenga (spray o crema), pero nunca, nunca, dejes de usarlo. Se sabe que los rayos del sol no solo son los principales causantes de cáncer de piel sino también de las arrugas y manchas.

NOCHE

1. Limpieza nocturna

La crema limpiadora y el agua micelar pueden ser usadas en este proceso, que lo busca es poder retirar el maquillaje y la suciedad que se acumula en el rostro durante el día. Lo ideal con este paso es liberar de las impurezas a las células de la cara, pues no hacerlo puede traducirse en falta de luminosidad e incluso en problemas cutáneos como el acné. En palabras de la dermatóloga para la firma Mary Kay Colombia, Lina Llanos, “las células son como una fábrica que produce desechos, estos desechos hay que sacarlos, porque si no se hace, esa célula empieza a replicarse de manera defectuosa, empieza a envejecerse y a perder luminosidad”, afirma.

Te puede interesar: Manicure semi-permanente: ¿es lo más adecuado para tus uñas?

2. Hidratación nocturna

Llevar la piel humectada no es suficiente durante el día. Por eso, algunos expertos también sugieren el uso de una crema que en la noche. Una crema que pueda revitalizar la luminosidad de la piel, ayudando a reducir la apariencia de líneas de expresión. El secreto es que hidrate sin ser grasosa.

3. Contorno de ojos

“Yo siempre digo ´ojo con la piel del contorno de los ojos’, porque es una piel dada a envejecer. Si esta zona no se cuida, termina por transformarse en bolsas y las ojeras”, dice Llanos para recalcar la importancia de este producto, afirmando que ayuda a mejorar las líneas de envejecimiento y a tener una mirada luzca más luminosa, mientras la piel permanece firme y humectada.

 

LatinAmerican Post | María Alejandra Gómez
Copy eidted by Marcela Peñaloza