fbpx

Ahorrar en la factura de la luz durante el verano es posible

¿Sabía que el calor incrementará el consumo energético hasta un 30% en España?

Ahorrar en la factura de la luz durante el verano es posible

El último estudio que ha llevado a cabo Acierto.com calcula que el consumo de aires acondicionados podría aumentar hasta un 30% este año. Esto supondría una suma adicional de unos 170 euros más en la facturas de los españoles. En todo caso, dependerá de lo caluroso que sea el verano, del tipo de aparato que escojamos para sobrellevar el calor, y de otras cuestiones que se han incluido en el análisis y que comentamos seguidamente. Esta compañía estima que el aire acondicionado será el gran culpable de este pico energético pues, para empezar, un aparato de 2.200 frigorías consume una media aproximada de 1.350 vatios a la hora. Los equipos más antiguos esto puede llegar a los 2.900 vatios.

¿Cómo ahorrar energía?

Ahorrar en la factura de la luz en verano y evitarse disgustos al final de las vacaciones es posible. 

  • Para comenzar, será clave elegir un equipo de climatización adecuado. Para lograrlo, lo ideal será informarse adecuadamente de cuál se adapta mejor a nuestras necesidades. Los hay compactos y partidos, de distintas frigorías, capaces de integrarse con otras soluciones tecnológicas de nuestra casa, etcétera. Hasta el lugar en el que se instale es importante. La potencia y características del equipo también deberían adaptarse al espacio que se quiera refrigerar.
  • Al encender el aire acondicionado será imprescindible revisar que las puertas y las ventanas estén bien cerradas. De esta manera evitaremos pérdidas. Por desgracia, se estima que el 20% de las necesidades de climatización de las viviendas se producen por pérdidas de frío o calor. Las dobles ventanas, persianas, toldos, textil y acristalamientos también serán clave en este punto.
  • Poner el aire acondicionado a la temperatura adecuada es otra cuestión que deberemos tener en cuenta. Según los especialistas, la diferencia entre un aire acondicionado a 22 grados y un aire a 26 puede suponer un 30% más de consumo energético. No deberíamos olvidarnos de mantenerlo en perfectas condiciones -encendiéndolo durante todo el año, cuidando los filtros, etcétera-. Otra opción interesante es apagarlo cuando la estancia ya esté fría y evitar dejarlo encendido durante toda la noche. 
  • Aprovechar las horas de luz solar también será fundamental. Hacerlo no resulta demasiado complicado en esta época del año, en la que los días alargan. De lo que se trata, eso sí, es de desterrar las malas costumbres: no encender la luz por inercia cuando entramos en la habitación, etcétera. Si es necesario hacerlo, mejor optar por bombillas LED de bajo consumo.
  • Durante las horas del día, otro truco radica en bajar las persianas para evitar que las estancias se calienten, instalar toldos y cortinas que frenen la incidencia del sol sobre el domicilio, etcétera. También podemos ventilar a primera hora del día y a última, cuando hace el aire es fresco. Hacerlo nos permitirá reducir hasta en dos grados la sensación térmica en la casa. Hidratarnos y comer bien en verano, asimismo, nos ayudará a mantenernos más frescos y a mitigar la sensación de calor; lo mismo ocurrirá con nuestra vestimenta y con las sábanas que usemos para dormir.

Comparar tarifas es clave para ahorrar

“En este ámbito, (…) es muy importante comparar”, incide Carlos Brüggemann, cofundador de Acierto.com. Cotejar las tarifas que ofrecen las diferentes compañías, escoger una que se adapte a nuestros hábitos horarios y necesidades de consumo se han convertido en acciones imprescindibles para ahorrar”, remata el experto.

Otra manera de ahorrar a la larga es contratar un seguro de hogar que cubra los electrodomésticos cuando sufran una avería como consecuencia de una tormenta veraniega con cortes eléctricos, por ejemplo.

Fuente: https://www.acierto.com/

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…