fbpx

Brasil: en la participación política no hay igualdad para las mujeres

Según la Unión Interparlamentaria, Brasil tiene la 4a más baja proporción de mujeres en el congreso

Brasil: en la participación política no hay igualdad para las mujeres

Read in english: Brazil: in political participation there is no equality for women

Desde 1997 con la Ley Electoral 9540, en Brasil los partidos políticos deben inscribir al menos un 30% de mujeres como candidatas. Sin embargo, la ahora ex jueza del Tribunal Superior Electoral de Brasil (TSE), Luciana Lossio, asegura que la ley está creando candidatas fantasmas donde se inscriben mujeres simplemente para llenar la cuota y no porque realmente se quiera que sean elegidas. El diario El Tiempo de Colombia cuenta la historia de Danielle Silva Lopes, que fue postulada en 2016 para ser concejal de Sao Paulo por el Partido Socialdemócrata Cristiano, y aunque ella había manifestado no tener interés, la sorpresa fue que el día de las elecciones aparecía en el tarjetón. Finalmente tuvo cero votos.

En Brasil actualmente menos del 15% de las curules con ocupadas por mujeres, según el TSE, y en el gabinete ministerial de Michel Temer, sólo hay una mujer. Para Lossio, “la ley de cupos fue diseñada para fallar. Es una ficción legal”, aunque los partidos aseguran que para las elecciones de 2018 se inscribirán candidatas reales y que se impulsaran sus candidaturas, según informó el TSE. Para Lossio la falla radica en que no hay una norma que obliga asignar recursos de manera proporcional.

Lea también: Mujeres al poder en Latinoamérica

Argentina: ley de cuotas eficiente

Las mujeres representan, en Brasil, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), el 51% del electorado. Sin embargo, su presencia en la política sigue siendo rezagada. Por otro lado, en Argentina, a pesar de empezar en la década de los años noventa con una ley similar de cuotas, el progreso ha sido notorio y la participación femenina ha incrementado sustancialmente en los últimos 20 años.

En 1991, se sancionó en Argentina la ley 24012 -Ley de Cupo Femenino- siendo el primer país del mundo en adoptar uno cuota mínima para mujeres para candidaturas legislativas. Con el paso de la última década del siglo XX, la participación femenina aumentó y en 2002 se sancionó la ley 25674, que reglamentaba también un porcentaje para las asociaciones sindicales.

A partir de la aprobación de leyes de cuotas, Brasil y Argentina tomaron caminos diferentes, partiendo de una cuota igual: el 30% en candidaturas. Mientras Argentina incluso ya reglamenta la participación femenina en sindicatos, en Brasil las candidaturas fantasmas serán el gran reto de 2018, donde no sólo se escogerá al presidente sino también congresistas y gobernadores. 

Leyes de cuotas: sólo el primer paso

Para las legisladoras argentinas, según un estudio de Jutta Marx, Jutta Borner y Mariana Caminotti, titulado "Cuotas de género y acceso femenino al Parlamento", aunque no debería reglamentarse por ley la participación femenina, si son una forma de discriminación positiva por la que se debe empezar. En el caso argentino, las leyes fueron el impulso para promover una igualdad de genero que hoy en día ya no depende de esas leyes, pues la mujer participa por convicción y no por obligación. En Brasil, según estas académicas, la dificultad también radica en la falta de interés de las mujeres por reducir la brecha entre mujeres y hombres, así como la falta de incentivos por parte del Estado para darles garantías de victoria y de igualdad en campaña.

 

LatinAmerican Post | Carlos Eduardo Gómez Avella

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…