fbpx

Venezuela: A un año de la ANC

La Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela fue instalada formalmente el 4 de agosto de 2017: ¿cómo ha sido este primer año?

Venezuela: A un año de la ANC

El doctor en derecho Rafael Badell afirmó que a casi un año de haberse elegido la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) todavía no existe un proyecto de Constitución, y alega que aunque fue instalada de manera inconstitucional con el objetivo de crear nuevas leyes, eso es lo que menos han hecho.

"Ya va a ser un año que se eligió la Asamblea Nacional Constituyente y todavía no tenemos proyecto de constitución. Una Asamblea Nacional Constituyente que tiene por finalidad hacer una constitución pero que en este año ha hecho cantidades de cosas, todas inconstitucionales como nombramientos de funcionarios, y se ha predicado que es supraconstitucional. Estamos en un año en el cual no hay constitución por cuanto todo el capítulo referido al poder legislativo fue derogado y no existe una Asamblea Nacional".

Badell aseguró que no se puede pensar en un nuevo proyecto de Constitución sin ser aprobado por el pueblo. Sin embargo, tampoco se podía pensar en una Asamblea Nacional Constituyente sin el apoyo del pueblo, y ya hace un año de eso.

Origen

Aunque la Sala Constitucional había anulado todas las actuaciones previas de la Asamblea Nacional, con las sentencias N° 155 y 156 anunciadas el 28 y el 29 de marzo de 2017 la Sala brindó capacidades legislativas al Presidente de la República y la declaración de que las funciones de la Asamblea Nacional serían ejercidas por la propia Sala Constitucional.

Estas sentencias generarían importantes expresiones de rechazo por la opinión pública venezolana y por la comunidad internacional, entre las cuales destaca la de la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, quien aun con su cargo de fiscal hasta ese momento había sido una aliada del PSUV, el partido político encabezado por Nicolás Maduro, y el oficialismo.

Como consecuencia, Maduro convocó a el Consejo de Defensa de la Nación para dirimir a la Fiscal Ortega, la cual desde entonces mantiene una posición crítica al Presidente y el Tribunal Supremo de Justicia.

Además, esa ruptura del hilo constitucional, como se denominó, generó una serie de protestas que tuvieron una duración de aproximadamente 4 meses, comenzando en abril y finalizando en agosto.

Para el primer mes de protestas, es decir, el mes de mayo, el presidente Nicolás Maduro anunció al país la propuesta de una Asamblea Nacional Constituyente, para lo cual dictó tres Decretos, a través de los cuales (i) “convocó” a la Asamblea Nacional Constituyente; (ii) designó a los miembros de la “Comisión Presidencial” a cargo del impulso de la iniciativa y (iii) dictó las “bases comiciales” que regirían el proceso constituyente.

Allí cometió la primera decisión inconstitucional de este proyecto constituyente: conforme al régimen previsto en la Constitución de 1999 (artículo 347), la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente es una potestad única y exclusiva del propio pueblo, es decir, de los ciudadanos.

¿Qué ha cambiado la ANC?

La Asamblea Nacional Constituyente ha dictado distintas decisiones durante este año, las cuales han implicado la usurpación de las funciones que conforme a la Constitución de 1999 corresponden a la Asamblea Nacional.

Estas acciones van desde la primera iniciativa que aprobaron los 545 constituyentes electos, que fue la destitución de la fiscal general Luisa Ortega Díaz y la designación de Tarek William Saab en su lugar; la designación de Delcy Rodríguez como presidenta de la comisión de la verdad, justicia y paz, instancia que pretende investigar y juzgar crímenes y hechos ocurridos durante las protestas opositoras; diversas “Leyes Constitucionales”, como la de inversión extranjera, la de precios acordados, e incluso la Ley contra el odio, la cual castigará con penas de hasta 20 años de cárcel a quienes sean hallados culpables de promover "delitos de odio"; hasta la convocatoria de nuevas elecciones en el Estado Zulia, ya que Guanipa, el Gobernador electo, no aceptó juramentarse ante la Asamblea Nacional Constituyente.

Aunque inicialmente se planteó que la Asamblea Constituyente tendría una vigencia de dos años, el nuevo presidente del organismo, Diosdado Cabello, ha reiterado que ese lapso podría ser prolongado en caso de ser necesario.

 

LatinAmerican Post | Camila González C.

Copy edited by Laura Rocha Rueda

E-Learning

Follow Us

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…