fbpx

Terrible desenlace en Argentina: Otro caso de violencia en el deporte

El mundo deportivo está de luto tras el asesinato del futbolista argentino Facundo Espíndola durante un altercado con un colega

Terrible desenlace en Argentina: Otro caso de violencia en el deporte

El deporte latinoamericano se ha caracterizado por nutrir de excelentes competidores al mundo en las diferentes disciplinas y categorías existentes. Sin embargo, dicho orgullo se ha visto manchado en algunas ocasiones por deportistas que han cometido crímenes graves. En Argentina ocurrió el más reciente caso en el que un deportista latinoamericano estuvo implicado en un asesinato.

Un pleito entre futbolistas con nefasto desenlace

En la madrugada del domingo 22 de julio, el arquero argentino Facundo Espíndola de 25 años fue asesinado tras una pelea con dos personas a la salida de un bar en Buenos Aires. Uno de los presuntos agresores es Nahuel Alejandro Oviedo Betancourt, futbolista argentino que actualmente juega en San Telmo de la tercera categoría del fútbol argentino. “Oviedo se subió a un Peugeot 308 blanco y se escapó de la zona, pero minutos más tarde fue detenido en Villa Tesei”, afirmó Olé de Argentina.

Oviedo se encuentra detenido junto con la persona que lo acompañaba y son acusados de homicidio simple. No obstante, esta no es la primera vez que Oviedo tiene problemas con la justicia. “Ya tenía antecedentes penales, porque en 2011 fue condenado a tres años en suspenso por robar en una casa, y en el 2013 fue detenido por atacar a una mujer policía”, aseguró Olé.

Varias personas fueron testigos de la brutal pelea y la policía al detener a Oviedo y a su acompañante, de origen paraguayo, encontró más pruebas del crimen. “La policía encontró manchas de sangre dentro del vehículo, mientras que horas más tarde se encontró el arma homicida a unas quince manzanas del bar”, explica Sport. Es una tragedia que pone de luto al deporte latinoamericano una vez más, pues no es la primera vez que un deportista se ve implicado en un asesinato.

Edwin Valero, un boxeador feroz

Edwin Valero es uno de los deportistas latinoamericanos que cometió un delito de alta gravedad. Valero fue un deportista venezolano nacido en 1981, pero con el paso del tiempo y con las secuelas de un accidente que afectó su cerebro, sus condiciones mentales se deterioraron enormemente. “Un médico en Nueva York, Barry Jordan, lo declaró no apto para boxear. Un accidente de tráfico en 2001 le dejó una lesión cerebral que la Comisión Atlética de Nueva York consideraba suficiente para impedirle pelear en el estado”, afirma Marca.

Su inestabilidad y su tosca personalidad lo llevó a tener hasta 40 detenciones, entre ellas por golpear a su madre y a su esposa a quien asesinó en 2010. Valero confesó el asesinato y fue detenido por la policía, pero dos días después de haber cometido el crimen se suicidó. “Con su propio pantalón atado a una viga y a su cuello, el boxeador puso punto final a una vida rodeada de conflictos con el alcohol, las drogas, la gloria deportiva y su profundo amor por Hugo Chávez (ex presidente de Venezuela)”, sostiene Infobae.

Le puede interesar: Edwin Mosquera y otros deportistas colombianos asesinados

Carlos Monzón, de gran héroe a personaje infame

El Gaucho de Hierro, como se le apodó a Carlos Monzón por ser uno de los más grandes boxeadores latinoamericanos de la historia, pasó de ser un ejemplo a ser un deshonroso personaje. Monzón, nacido en 1942, cosechó varios éxitos deportivos, pero un fatal suceso sacó a la luz su personalidad. En 1988, Monzón asesinó a su esposa en Mar del Plata.

Según el Clarín, Monzón dijo en el juicio las siguientes palabras: “A todas mis parejas les pegué y nunca pasó nada”, lo cual demostró una mentalidad deformada. Monzón fue condenado a 11 años de prisión, pero su figura estaba dañada. “La vida de Monzón llegó a su fin el 8 de enero de 1995 cuando, con su condena casi cumplida, realizó una salida transitoria para ir a trabajar y murió en un vuelco con su auto”, sostiene el mencionado diario argentino.    

Existen otros casos trascendentales de deportistas latinoamericanos, como la de Bruno Fernandes, futbolista brasileño que en 2013 ordenó el asesinato de su exnovia, como lo reseñó CNN en español. Estos lamentables sucesos no solo ponen de luto a las familias de las víctimas, también al deporte y a toda Latinoamérica.

 

LatinAmerican Post | Javier Aldana 

Copy edited by Diana Rojas

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…