fbpx

¿Usarías accesorios de cristales de sudor, sangre y orina?

Esta artista londinense transforma las secreciones corporales en particulares accesorios para prendas de vestir

¿Usarías accesorios de cristales de sudor, sangre y orina?

Con el objetivo de reducir los desechos creados por la industria de la moda, dejar de utilizar materiales plásticos y crear diseños únicos e irrepetibles, esta estudiante de un colegio de artes en Londres, diseña accesorios cuya materia prima principal son secreciones corporales.  

Read in english: Would you wear accessories made with crystals of sweat, blood, and urine?

Se trata de Alice Potts, una joven estudiante del Royal College of Art de Londres que utiliza un particular método para convertir fluidos corporales como sudor, sangre y orina en preciosos cristales que algunos podrían considerar escatológicos, pero otros calificarían como máxima expresión de arte y creatividad. 

 

 

Para Potts, el uso de estos fluidos no solo hace parte de una llamativa propuesta en el ámbito de la moda, sino que además comprende una serie de beneficios ambientales y para la salud humana que van más allá del tradicional uso de plástico y algodón. 

"En lugar de usar accesorios de plástico para tal vez embellecer las prendas podemos comenzar a cultivar en nuestras prendas con estos nuevos y más naturales materiales", comenta Alice Potts a la agencia de noticias Reuters, agregando además que su técnica para transformar los fluidos en cristales, podría transformarse en un futuro en un bio-sensor capaz de detectar altos niveles de azúcar en personas con diabetes.

También te puede interesar: Diseñadora transforma ‘chicle’ usado en llamativos objetos

¿Mágico o repulsivo?

Potts presentó su curiosa colección de accesorios de cristal en el Fashion Show del Royal College of Art. Allí se exhibieron las zapatillas de una bailarina de ballet decoradas con los cristales que se obtuvieron del propio sudor de la bailarina. También se expuso el resultado de los cristales de orina y su apariencia en telas y algunos experimentos con cristales obtenidos tras el tratamiento de sangre. 

 

 

A post shared by Alice Potts (@alicenapotts) on

 

Según comenta Potts para Reuters, obtiene la materia prima para sus creaciones de algunos de sus amigos de universidad que disfrutan de participar en el proceso de creación de estos textiles, además de ciclistas que donan su sudor para que luego sea utilizado en sus uniformes deportivos o la ya mencionada bailarina de ballet. 

Potts afirma que los cristales no emiten ningún olor y que su uso no representa un riesgo. 

 

 

A post shared by Alice Potts (@alicenapotts) on

 

 

A post shared by Alice Potts (@alicenapotts) on

 

El proceso que realiza para transformar los fluidos humanos en cristales es un detalle que aún no ha revelado a los medios, pero en su lugar argumenta que esta práctica podría ayudar a reducir el desperdicio que genera la industria de la moda y se convierte en una propuesta que resalta el potencial que tiene el uso de materiales naturales en el embellecimiento de prendas o la creación de accesorios. ¿Los usarías?

 

 

A post shared by Alice Potts (@alicenapotts) on

 

 

A post shared by Alice Potts (@alicenapotts) on

 

LatinAmerican Post | Krishna Jaramillo

Copy edited by Laura Rocha Rueda