fbpx

Ya no más gasolina barata: El fin del subsidio energético en Venezuela

La crisis económica de Venezuela obligará a mermar los subsidios de la población con el fin de combatir la inflación. Aún hay dudas acerca de si va a funcionar

Ya no más gasolina barata: El fin del subsidio energético en Venezuela

El presidente Nicolás Maduro anunció, como una de las medidas del programa de recuperación económica, un censo de todo el parque automotor del país (público y privado) en todas sus modalidades. Éste ofrecerá información que posteriormente se cruzará con el Carné de la Patria para la distribución de subsidios.

Read in english: No more cheap gasoline: The end of the energy subsidy in Venezuela

"Necesitamos tener el censo del parque automotor del país para las nuevas políticas de apoyo y subsidio del transporte en general. A buen entendedor un buen censo de transporte. Ha llegado la hora", anunció Maduro en cadena nacional.

Entre las medidas que anunció el mandatario, está la implementación del nuevo cono monetario denominado "Bolívar Soberano", con el que pretende hacerle frente a la hiperinflación y la escasez de efectivo.

En este momento, los venezolanos poseen dudas con respecto a cómo se pagarán los servicios básicos ya que, al ser subsidiados, tienen un costo muy por debajo de la moneda más desvalorizada del nuevo cono monetario.

Quizá le interese leer: 3 Medidas extremas: Las "descabelladas" respuestas de maduro a la crisis

¿Qué opinan los expertos?

Según los economistas Asdrúbal Oliveros y Guillermo Arcay, con estos anuncios el presidente dio indicios de que podría estarse aproximando una disminución del subsidio energético en forma de aumento en el precio de la gasolina. Pues, durante su discurso recalcó la necesidad de realizar un censo del parque automotriz y la posible utilización del Carné de la Patria como mecanismo de recepción de un subsidio focalizado a la gasolina. En pocas palabras, el precio de la gasolina aumentaría asimétricamente y quienes tengan el carné pagarían menos.

El aumento de la gasolina podría ayudar a la reducción del déficit fiscal y la necesidad del financiamiento monetario. Sin embargo, en un contexto hiperinflacionario, esta medida tendría que desarrollarse en medio de un aumento periódico para no perder efecto. 

Dos propuestas: aumento o internacionalización de los precios

Durante el congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), el cual tuvo lugar el fin de semana pasado, el precio de la gasolina fue uno de los ejes centrales que focalizaron la discusión.

El ministro de Educación, Elías Jaua, de la dirección nacional del PSUV, afirmó que hay dos propuestas: "un aumento progresivo del precio de los combustibles y (...) una política de internacionalización de precios". 

El precio de la gasolina es una de las distorsiones que abundan en Venezuela ya que, para abril de este año, con un dólar se podía comprar 400.000 litros de gasolina según la revista Banca y Negocios. No obstante, todo lo demás es costoso gracias una hiperinflación que este año podría alcanzar el 1.000.000%, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), porcentaje que según algunos expertos se queda corto.

Implementar la medida con cuidado

Dirigentes del oficialismo, como Freddy Bernal, o Diosdado Cabello, se declararon a favor de la medida ya que consideran que se deben ajustar progresivamente las tarifas del combustible. Dado que el precio actual es un “precio irrisorio”, y no es posible que se siga regalando el combustible. Bernal considera que el censo automotor, el cual comenzó el viernes 3 de agosto, es importante para saber quiénes son, cuántos son y dónde están los venezolanos que poseen vehículos. Con esto se pretende determinar el precio de los combustibles y cómo subsidiarlo de forma directa con el Carné de la Patria.

Por su parte, el constituyente, ingeniero y profesor universitario, David Paravisini afirmó que el precio de la gasolina, así como de los servicios públicos como la electricidad, el agua y el metro, debe ser aumentado en la medida en que comience a regir el nuevo cono monetario. A fin de poder actualizar los costos y realizar obras de mejoramiento en esos sectores y, aseguró que usar el Carné de la Patria podría ser una alternativa para acceder a los subsidios ya que, ha sido exitoso el uso de este mecanismo para otros beneficios que otorga el gobierno para el bienestar de la población, sin que esto signifique que sea excluyente ni discriminatorio.

"Un reconocimiento del fracaso de la política energética de Venezuela"

Por su parte, el miembro de la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional (AN) y diputado, Jorge Millán, aseguró que el tema del combustible y el posible implemento de utilizar el Carné de la Patria es un “reconocimiento del fracaso de la política energética de Venezuela”.

Otro diputado que se manifestó en contra fue José Gregorio Correa, quien explicó que la posible implementación del Carné de la Patria como método de pago para el combustible representa una forma exclusión de aquellos quienes piensan distinto al gobierno. Debido a que el Carné de la Patria ha sido visto desde sus inicios, gracias a la propaganda y el discurso del gobierno, como una medida dirigida a los sectores oficialistas.

El parlamentario expresó que "una sociedad no puede vivir de rodillas a un Carné de la Patria, cada quien tiene derecho a comprar lo que quiere, donde quiere, en lo que le parezca, no hay cosa más de retraso que esos CLAP (Comité Local de Abastecimiento y Producción), aquí lo que debería haber es producción nacional”.

Además, el politólogo Nicmer Evans, advirtió que, tras la convocatoria del Censo Nacional de Transporte, se esconde la intención de crear una especie de “CLAP gasolinero” al cobrar la gasolina con el Carné de la Patria.

 

LatinAmerican Post | Camila González C.

Copy Edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…