fbpx

Rubén Limardo: El renacimiento de uno de los esgrimistas más importantes del mundo

El esgrimista venezolano, campeón olímpico hace seis años, supera una mala racha y se prepara para luchar por las medallas en los próximos Juegos Olímpicos

Rubén Limardo: El renacimiento de uno de los esgrimistas más importantes del mundo

Rubén Darío Limardo Gascón es uno de los dos únicos venezolanos que le han brindado a ese país una medalla de oro olímpica. Sin embargo, luego de ese espléndido combate en los olímpicos de Londres en 2012, el espada “VinotIGNORE INTO” ha experimentado altibajos que lo eliminaron en la edición de Río 2016, despidiéndose prematuramente del certamen. 

Read in english: Rubén Limardo: The revival of one of the most important fencer in the world

Pero, recientemente el deportista de la nación caribeña obtuvo la medalla de plata del Campeonato Mundial de Esgrima celebrado en China, resultado con el cual escaló al cuarto lugar del ranking mundial de la disciplina. Con esto, da pie para abrir el debate y preguntarse ¿Está Rubén Limardo en posibilidad de volver a saborear la gloria y repetir su hazaña como lo hizo en Londres? Desde LatinAmerican Post nos daremos a la tarea de examinar detalladamente para llegar a una respuesta.

¿Añejo o experto?

Actualmente, Rubén cuenta con 32 años y en el momento en que se encienda el fuego sagrado de Tokio tendrá 34. Si bien para algunas disciplinas como fútbol, béisbol o ciclismo es síntoma de ocaso deportivo, para una especialidad como la esgrima es más que ideal. Esto debido a que es un deporte bastante longevo para sus practicantes, pudiendo llegar un atleta incluso a los 40 años formando parte de la élite.

Así lo asegura Francisco Marín Álvarez, presidente de la Federación Venezolana de Esgrima, quien al ser consultado en exclusiva por el equipo de LatinAmerican Post, dijo que la edad de Limardo en Tokio será la idónea: “en la esgrima hasta los 55 años que no comienza la categoría máster, así que Rubén llega en una edad perfecta. Es más, sus 34 le darán la posibilidad de entrar con mucha más experiencia sobre la pista con referencia a 2012 cuando ganó el oro, y esto es importantísimo”.

Reencuentro con su confianza

Es evidente que el bajón de rendimiento que sufrió el espadachín en su carrera deportiva se debió a varios factores pero sobre todo, al paludismo. Desafortunadamente esta enfermedad truncó su rendimiento durante largo tiempo y afectó su confianza.

Sobre esto se refiere la periodista venezolana especializada en deportes del ciclo olímpico Eumar Essá, quien afirmó a este medio que Limardo está de vuelta. “Rubén es un hombre de un talento superlativo y que no se cansa de sorprendernos a todos. Siendo sincera, debido a que ha enfrentado tantos altibajos por lesiones y distracciones, (matrimonio, hija), pensé que en estos últimos tiempos la tendencia de su carrera era más hacia el retiro que ha volver a lo más alto, y por supuesto que me equivoqué. El subcampeonato en China y algunos otros buenos resultados han imprimido un segundo aire de confianza a su carrera que creo que lo hacen favorito a ganar todo. Porque es que además, estamos hablando de un esgrimista de los más grandes del mundo, que sigue teniendo todo para vencer en cualquier evento en el que participe”.

Quizá te interese leer: Uno de los deportes más tradicionales podría ser retirado de los juegos olímpicos de Tokio 2020

Hambre de gloria intacta

Todos sabemos que hay deportistas que conquistaron la gloria y con eso les basta para vivir en plenitud por siempre.  No obstante, vemos otros casos de atletas que luchan de forma continua por mantenerse en la cima, y con toda seguridad el esgrimista venezolano forma parte de este último renglón. Pese a haber conseguido todo, día tras día trabaja para ganar los nuevos retos que se presenten en su camino.

Sobre esto habla el mismo Rubén a través de su Twitter tras la consecución de la medalla de plata mundial en China, en donde argumenta que sigue luchando para permanecer en lo más alto: “Feliz por volver a reencontrarme con mi mejor nivel, todos los días lucho por ser el mejor y lo seguiré haciendo. Es también muy satisfactorio poder destacar en una disciplina que parece hecha sólo para europeos, y en la que finalmente yo como venezolano, les sigo dando batalla a todos”.

 

Apoyo de todo un país

Finalmente, si hay un elemento importante para un deportista es el apoyo de su gente, y el aliento de la fanaticada. A estos, se le suman los medios de comunicación e incluso, en el caso de Limardo, el estado venezolano. Para la periodista Essá lo anterior es clave y  deja claro que tanto los recursos técnicos como económicos para él están garantizados: “Es evidente que tanto el recurso técnico, por sus capacidades en la disciplina, como el recurso económico, que parte del apoyo del país, los tiene. Por eso creo que, enfocado, y teniendo suerte de estar alejado de lesiones, sobre todo de espalda y de rodilla, que son los que más lo han aquejando últimamente, pudiésemos tener muy pronto al mejor Rubén Limardo, y por qué, volver a verlo saborear la gloria”.
 

LatinAmerican Post | Freddy González
Copy Edited by Laura Viviana Guevara Muñoz