fbpx

Balance ambiental de la gestión de Santos: Lo bueno y lo malo

Con la entrada de Iván Duque a la presidencia de Colombia, realizamos un balance de lo que le dejó el ex mandatario Juan Manuel Santos en materia ambiental

Balance ambiental de la gestión de Santos: Lo bueno y lo malo

Read in english: Environmental balance of Santos administration: The good and the bad

El día de ayer Juan Manuel Santos dejó de ser el presidente de Colombia tras ocho años de mandato, para darle espacio a Iván Duque, representante del partido de derecha Centro Democrático. Poco se ha hablado sobre sus resultados en materia ambiental, por lo que reunimos aquí una lista de los puntos más importantes que usted debe conocer acerca de su gestión, según expertos en el tema:

1. De acuerdo con Manuel Rodríguez, ex ministro de Ambiente de Colombia, en diálogo con Mongabay Latam, “lo distintivo del gobierno Santos es que deja un gran legado en áreas protegidas y es algo que no se puede discutir”. Esto se debe a que se pasó de un 12% a más de un 25% del territorio nacional en estado de protección. Sin embargo, el IERNA 2016-2017 encontró que 18 áreas del sistema presentan traslapes con 29 bloques petroleros en ejecución y otras 12 con 15 bloques reservados o disponibles.

2. Hubo un recorte muy drástico al presupuesto del sector ambiental para el año 2019 lo que, para Carlos Castaño, ex director de Parques Nacionales Naturales de Colombia y actual director científico de la Fundación Herencia Ambiental Caribe, no contribuye para alcanzar las metas del Sistema Nacional Ambiental. “La participación del sector ambiental en el Presupuesto General de la Nación (PGN) se mantuvo en un escaso 0,3%, mientras que a la del sector de minas y energía, uno de los que mayores esfuerzos de vigilancia y control ambiental demandan, se le asignó entre el 1,3% y 1,8%”.

3. Según la revista Semana, la meta de reducir la deforestación para el año 2020 está cada vez más lejos, pues por la falta de respuesta del Gobierno a los conflictos territoriales, sumado a la minería ilegal, esta problemática aumentó en el último año.

Te puede interesar: ¿Qué se espera con la llegada de ‘Aquaman’ al Ministerio de Ambiente en Colombia? 

4. Se logró la aprobación del impuesto al carbono que se constituye como un gravamen que recae sobre el contenido de carbono en gas natural, gas licuado de petróleo, gasolina, kerosene y jet fuel, ACPM y fuel oil, de acuerdo con El Espectador. El 30% de los recursos de dicho impuesto se destinaron a temas medioambientales.

5. Se creó el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en 2011, pensando en recuperar el nivel político y técnico del ministerio y la integralidad de las variables socioambientales. También se crearon, en este contexto, fondos para enfocarse en el fenómeno de La Niña y se hicieron ajustes a los planes de ordenamiento de cuencas hidrográficas del país. Sin embargo, estas metas no se lograron plenamente por los constantes cambios en los jefes de cartera, entre otras cosas, que llevaron a que la gestión del agua, esencial para la sostenibilidad, quedara dividida en dos ministerios y se rompiera su ciclo de uso.

6. Se buscó reducir la autonomía de las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) y no se les reconoció como actores importantes en los “territorios de paz”, por lo que se desaprovechó su experiencia y conocimiento del territorio.

 

LatinAmerican Post | Luisa Fernanda Báez

Copy edited by Diana Rojas Leal

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…