fbpx

¿Cómo saber si tu gato se siente incómodo y qué hacer?

¿Tu gato se esconde, te muerde o se lame mucho? Puede que sean señales de que tu minino esté incómodo. Te presentamos algunas soluciones.

¿Cómo saber si tu gato se siente incómodo y qué hacer?

En comparación con los perros, los gatos son criaturas mucho más reservadas y tranquilas, por lo que sus necesidades son muy diferentes a las de estos sociales peludos. De manera que un cuidado adecuado permitirá que este pequeño animal se sienta mucho más relajado en tu hogar. Según la doctora María Grazia Calore en entrevista con Almo Nature, “si el ambiente casero tiene los estímulos adecuados el gato se sentirá tan cómodo como lo haría en un entorno natural”, explica ella. Sin embargo, un gato se puede sentir incómodo por diferentes motivos.

Cambiar de casa o de muebles, así como alterar tu rutina o la de tu gato, son algunas de las situaciones que crean un ambiente de inseguridad y angustia para tu minino. La llegada de un nuevo miembro a la familia como un bebé u otro animal, los ruidos fuertes, los olores desconocidos, el exceso de atención y contacto, la falta de actividad física y el encierro, son otros ejemplos de esto. Por eso, aquí te presentamos algunas señales que debes tener en cuenta para reconocer si tu minino se siente incómodo en tu hogar:

  • Comportamientos agresivos como gruñir, bufar, arañar, morder o mirar fijamente con las pupilas dilatadas, son signos de que tu gato no se siente cómodo. Según Experto Animal, si tu gato es agresivo puede ser indicio de que está estresado o tiene miedo. El lenguaje corporal de tu gato es un buen indicio para reconocer cuando tu mínimo no se siente cómodo ante alguna situación. Una cola erizada, por ejemplo, es “símbolo de miedo o de ataque”. 
  • ¿Tu gato no permite que lo acaricies? De acuerdo con la página del Jacaranda Animal Hospital, si tu gato escapa de ti o se mueve siempre que te encuentras cerca de él, te muerde o se esconde debajo de la cama cuando quieres tocarlo, podría significar que no confía en ti. Sin embargo, esto puede ser indicio de que tu gato simplemente necesita su espacio y que no quiere ser tocado en ese momento.
  • Si tu gato se esconde también, puede ser señal de angustia o temor. “Los gatos suelen tener un espacio en el que se refugian cuando se sienten un poco estresados y en el que esperan hasta que vuelven a sentirse seguros”, explica Feliway.
  • El que tu gato se lame mucho, según la página oficial de Purina, es señal de que tiene parásitos, alguna alergia o está enfermo. No obstante, también puede ser signo de que está estresado por diferentes “factores relacionados con el entorno”, como una mudanza o la llegada de un bebé u otro animal al hogar.
  • ¿Tu gato no usa la caja de arena? Este es un comportamiento que, como Almo Nature menciona, expresa que tu gato no se siente cómodo. “Un estado de ansiedad puede manifestarse de esta manera, con marcado territorial mediante heces u orina. En este caso el marcado hace que el gato se sienta más protegido y seguro”, explica la página.

Te puede interesar: 5 sorprendentes beneficios de crecer con perros o gatos

​​​¿Qué puedes hacer si tu gato se siente incómodo?

  • Según The Human Society, hacer más interesante tu casa puede ayudar a reducir el estrés en tu gato. "El aburrimiento puede causar estrés, por lo que debes darle a tu gato cosas interesantes o divertidas para hacer por sí mismo", como postes para rascar, comida escondida por la casa, cajas de cartón, bolitas de papel aluminio o hierba para gatos. "Jugar con tu gato dos veces al día durante 10 o 15 minutos" también contribuye a que "ambos se sientan más relajados".
  • Si quieres que tu minino no se sienta incómodo en tu hogar, una buena idea es generar espacios seguros, como lugares para esconderse o espacios altos para descansar. Sin embargo, si en tu casa habitan muchos gatos es necesario que "proporciones múltiples cajas de arena y múltiples recipientes para comida y agua, muchos espacios altos para descansar y esconderse, así como atención individual y tiempo de juego interactivo con cada gato".
  • "Un cambio en la rutina de comer, descansar o jugar de tu gato causada por algo como un nuevo horario de trabajo, unas vacaciones o un nuevo bebé en el hogar puede realmente hacer que tu gato se sienta nervioso e inseguro", explica la organización. Entre otras cosas, trata de mantener una rutina o en caso de cambiarla ayudar a tu gato a adaptarse lentamente a esta.
  • Si tu gato está asustado y no quiere que lo toques, es necesario sentarse "cerca de él, pero lo suficientemente lejos como para evitar asustarlo. Evitar el contacto visual, hablarle suavemente durante unos minutos a la vez, ayudarlo a acostumbrarse a ti y a tu voz, y demostrarle que no lo lastimarás". Además, nunca persigas a tu gato ni lo arrastres del lugar en el que se encuentra escondido, lo mejor es dejar que él se acerque a ti y solo acariciarlo cuando él se sienta cómodo contigo.

Aunque estos son comportamientos que pueden ser ocasionados por un problema de salud mental, como el estrés o la ansiedad, recuerda siempre llevar a tu minino al veterinario para descartar alguna enfermedad.

 

LatinAmerican Post | Diana Rojas Leal

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

E-Learning

Follow Us

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…