fbpx

No más impunidad: ¿Quién es el condenado por el asesinato de Jaime Garzón?

Tras 19 años de investigación, un juez condenó a 30 años de prisión y una multa de 500 salarios mínimos mensuales a un alto ex funcionario 

No más impunidad: ¿Quién es el condenado por el asesinato de Jaime Garzón?

Después de 19 años de impunidad, José Miguel Narváez, ex subdirector del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), fue condenado a 30 años de prisión por el asesinato de Jaime Garzón, ocurrido el 13 de Agosto de 1999. 

Read in english: No more impunity: Who is the person condemned for the murder of Jaime Garzón?

De acuerdo con Kien y Ke noticias, los testimonios brindados a la justicia por alias ‘Don Berna’ fueron definitivos para que el juez séptimo penal del Circuito Especializado de Bogotá determinara en su sentencia que, sin duda, Narváez le habría sugerido al paramilitar Carlos Castaño acabar con la vida del humorista.

“Carlos me dice que llame al Negro Elkin que se dirija a hablar con él (sic), nos reunimos con él (…) Narváez se retira y Carlos dice que va a tomar la decisión de darlo de baja (a Garzón)”, declaró Don Berna según el diario El Espectador, antes de agregar, sin titubear, que Narváez “fue el determinante de la muerte de Jaime Garzón”. 

Además de su condena, Narváez tendrá que pagar alrededor de 390 millones de pesos a la familia de Garzón por los “perjuicios morales objetivados”.

Desde 2014, la Fiscalía ha tratado de probar que, a finales de los años 90, miembros de la Fuerza Pública se aliaron con grupos paramilitares para deshacerse de los defensores de derechos humanos. Este fallo es una prueba más de dicha tesis. 

Crimen de lesa humanidad

Tras la decisión histórica, el abogado de la familia de Garzón, Sebastián Escobar, celebró la decisión pero dijo que le pedirá al Tribunal Superior de Bogotá reconsiderar la decisión que emitió el Juez Séptimo Penal Especializado de Bogotá sobre no considerar el asesinato como de lesa humanidad.

Pese a que la Fiscalía ya había declarado el asesinato de Garzón como crimen de lesa humanidad, el Juzgado se abstuvo de hacerlo al no encontrar pruebas que lo relacionaran con un plan mayor de exterminio de las autodefensas contra un grupo. Además, en la sentencia se precisó, según El Colombiano, que el homicidio fue por molestia personal frente a la labor del periodista. 

“Estamos convencidos de que existen elementos de juicio y convicción para establecer que el crimen de Jaime Garzón ocurrió en un contexto de ataques generalizados y sistemáticos en contra de personas que defendían derechos humanos, que tenían actividades humanitarias, que defendían el proceso de paz en ese entonces y, adicionalmente, que desde la prensa libre se ejercía un periodismo crítico”, precisó Escobar al diario El Espectador. 

La importancia de que se le otorgue esta categoría al crimen es que puede permanecer más tiempo en la justicia y se podría esclarecer la responsabilidad de otros presuntos responsables, como el coronel (r) Jorge Eliécer Plazas Acevedo, en el caso de Garzón.

Ya en el 2009, Narváez había sido condenado tras el escándalo de las chuzadas, interceptaciones ilegales a periodistas y opositores del gobierno, pero quedó en libertad por falta de pruebas. Según Semana, este personaje se ha convertido en “el símbolo de la más retorcida relación que llegó a tener el Estado con el paramilitarismo”. 

 

LatinAmerican Post | Luisa Fernanda Báez
Copy edited by Marcela Peñaloza