fbpx

Los nuevos dueños del AC Milan son unos ‘buitres’

Elliott Management Corporation, ‘fondo buitre’ de Paul Singer, hizo lo mismo que en Argentina para adueñarse del legendario club italiano

Los nuevos dueños del AC Milan son unos ‘buitres’

En el año 2001, Argentina anunció que ya no sería capaz de atender a su deuda externa, que sumaba 132 mil millones de dólares en préstamos sin pagar. En ese entonces, el país se encontraba hundido en una severa recesión de la que aún no se termina de recuperar completamente. Su producto interno bruto había caído 28% en tan sólo un año.

Read in english: The new owners of AC Milan are 'vultures'

Alrededor de esta época, los acreedores de la deuda pública argentina buscaron venderla, así sea a una fracción del precio que les correspondía, pues no parecía haber garantías de que Argentina fuera a contar con capacidad de pago en el futuro cercano. Fue aquí que una parte importante de la deuda pública argentina cayó en manos de Paul Singer, que a través de una subsidiaria de su fondo Eliott Management Corporation, llamada NML Capital, compró deuda soberana argentina a un precio ínfimo.

La saga de NML Capital con Argentina escaló cuándo Argentina ofreció un plan de reestructuración en el pago de la deuda a los nuevos acreedores, dónde recibirían 70% del valor acordado o nada. El 97% de los acreedores estuvieron de acuerdo con el plan, pero NML Capital no, y lanzó una demanda contra el Estado Argentino en una corte de Nueva York exigiendo una cifra que les daría ganancias por encima del 1.500% sobre el valor que pagaron originalmente.

NML Capital, y otros fondos similares, se ganaron entonces el nombre de fondos buitres por aprovecharse de la inestabilidad económica de los Estados y enriquecerse de su incapacidad de pago. Ahora, Elliott Management Corporation aplicó una estrategia similar en su adquisición del prestigioso club de fútbol AC Milan, dónde juegan los argentinos Gonzalo Higuaín, Lucas Biglia y Mateo Musacchio.

 

Una publicación compartida de AC Milan (@acmilan) el

Los mismos ‘buitres’ ahora se adueñan de AC Milan

Para el AC Milan, la última década ha estado marcada por dificultades en lo futbolístico. El equipo aún es el segundo más exitoso en la historia de la Champions League, con siete copas, pero no llega a una final de este campeonato desde el 2007.

Con las dificultades en la cancha llegaron dificultades financieras, que obligaron a Silvio Berlusconi, ex primer ministro italiano y dueño del equipo desde 1986 a vender el equipo. El comprador fue el inversionista chino Li Yonghong, que pagó 740 millones de euros por el club, en dónde estaban incluidos 220 millones de deuda con los que cargaba.

Para realizar esta compra, fue necesario que Yonghong recurriera a Elliott Management Corporation, que le otorgó un préstamo de 303 millones de euros para completar el pago.

Yonghong asumió el cargo de la presidencia del club en el 2017, y se desempeñó con dificultades hasta junio de este año, dónde le fue imposible cumplir con el pago de la deuda a Elliott Management.

Lea también: Los millones de dólares detrás del mundial de 48 equipos que propone la FIFA

Igual que con Argentina, con Yonghong y AC Milan Elliott Management fue un acreedor severo y despiadado. Elliott Management le dio a Yonghong del 22 de junio al 6 de julio para realizar el pago de 32 millones de euros para cubrir la deuda y ante el incumplimiento de Yonghong, a Elliott Management se le abrió la oportunidad de demandar para convertirse en único dueño del AC Milan.

Así fue, y el martes 10 de julio, Elliott Management, a través de su filial Elliott Advisors U.K., se hizo dueña del club, reporta Associated Press (AP). “La transferencia ocurrió como resultado de un esfuerzo para garantizar los intereses de Elliott después de que el anterior dueño de AC Milan fallara en sus obligaciones de deuda con Elliott” afirmaba un comunicado del fondo, publicado en AP.

 “Habiendo asumido el control, la visión de Elliott para el AC Milan es sencilla: crear estabilidad financiera y establecer una administración sólida.” Asegura el comunicado de Elliott.

 

 

Una publicación compartida de AC Milan (@acmilan) el

 

Aunque se espera que Elliott Management venda el club, no lo hará sin antes recuperar su estabilidad financiera, de forma que su inversión, de nuevo, rinda jugosos dividendos. Mostrando así que los fondos buitres también incursionan en el mundo del fútbol.

¿Qué es un fondo buitre?

‘Fondos buitre’ es un nombre otorgado a fondos de inversión que se enriquecen a partir de la compra de deuda frágil o declarada impaga, es decir, deuda que tiene bajas o nulas posibilidades de cumplimiento por parte del deudor. Generalmente, los poseedores de esta deuda son compañías o Estados en crisis, dónde los empleados o ciudadanos son los que pagan el precio del pobre desempeño financiero.

Inicialmente, compran esta deuda a un precio muy por debajo de su valor real, puesto que bajo circunstancias normales implica gran riesgo para el inversionista. Posteriormente, recurren a una variedad de métodos, principalmente las demandas legales, para exigir el pago de la deuda a su valor original, lo que les multiplica su inversión.

Frecuentemente, y cómo ocurrió con Argentina, que tuvo que declarar impaga su deuda por segunda vez poco después de la intervención de NML Capital, los fondos buitres dejan detrás suyo Estados empobrecidos. En el año 2002, en plena crisis argentina, el primer ministro británico Gordon Brown declaró ante la Asamblea General de las Naciones Unidas su repudio contra los fondos buitres, que según él, suponen un enorme reto al desarrollo, llamando su accionar algo ‘moralmente escandaloso’.

Sin embargo, los fondos buitres y sus defensores justifican su existencia y su intervención en países y empresas en quiebra. Según Jina Moore de Al Jazeera “los financieros que invierten en fondos buitres argumentan que sus demandas obligan la rendición de cuentas para los prestamos estatales, que sin esto los mercados de crédito fracasarían y que su persecución de deuda impaga deja al descubierto la corrupción pública.”

 

LatinAmerican Post | Pedro Bernal
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…