fbpx

El 'efecto Amazon': Una tendencia que está afectando la inflación

Según Alberto Cavallo, profesor de Harvard, el 'efecto Amazon' podría explicar los bajos niveles de inflación en países como Estados Unidos y Corea del Sur

El 'efecto Amazon': Una tendencia que está afectando la inflación

De acuerdo con un reporte de Financial Times, las ventas online de productos no alimenticios aumentó entre diciembre de 2012 y diciembre de 2017, del 11.6% al 24.1% de la totalidad del mercado británico. Este dato refleja una tendencia que se mantiene en la mayor parte del mundo, que va de la mano con la cada vez mayor popularidad de páginas web dedicadas exclusivamente a las ventas al por menor, como Amazon.

Read in english: The 'Amazon effect': A trend that affects inflation dynamics

Datos más recientes publicados por eMarketer, muestran que la totalidad de transacciones globales en ventas online al por menor durante 2017 correspondió a US$2.3 trillones. Esto marcó un aumento del 24% comparado con las ventas del 2016 y que corresponde al 10.2% de la totalidad de ventas al por menor.

Según Financial Times, las razones principales del crecimiento de estas páginas web son al menos dos. En primer lugar, para los usuarios es mucho más cómodo hacer compras desde la comodidad de su casa, pues saben que los productos por los que están pagando llegarán en los siguientes días, quizá incluso al siguiente día de la compra dependiendo de los servicios prestados por la página web de ventas y de la localización del usuario. 

En segundo lugar, explica Nick Carroll, analista senior de ventas al por menor en Mintel, muchos usuarios perciben los precios de páginas como Amazon como más bajos que los de las tiendas tradicionales, a pesar de que este no siempre es el caso. El rápido crecimiento de los minoristas de Internet ha generado lo que se ha llegado a denominar el 'efecto Amazon'.

De acuerdo con Alberto Cavallo, profesor asociado de la escuela de negocios de Harvard, quien el pasado 25 de agosto publicó un artículo presentado en la Reserva Federal Bancaria de la Ciudad de Kansas acerca de los efectos de Amazon en el mercado, “en los últimos 10 años, la competencia en Internet ha aumentado la frecuencia de los cambios de precios y el grado de fijación uniforme de precios en todos los lugares”.

Esto significa que la competencia entre los minoristas de Internet y minoristas multi-canal, es decir, minoristas con tiendas tanto físicas como virtuales, ha generado presión descendente sobre los precios de los productos a la venta. Cavallo afirma en su artículo que “este 'efecto Amazon' podría ayudar a explicar los niveles relativamente bajos de inflación experimentados por los Estados Unidos durante los últimos años”. 

Lea también: Uber: Latinoamérica posee el mayor número de viajes 

Sin embargo, esto no solo sucede en Estados Unidos. Según un reporte de Nomura Holdings Inc., Corea del Sur es el país con las fuerzas desinflacionarias más grandes generadas por la tecnología digital, pues la alta velocidad de Internet y la gran popularidad de los smartphones ha facilitado las compras online, haciendo de estas un quinto de las compras minoristas que se llevan a cabo en el país.

La poca inflación en Estados Unidos ha sido algo que ha intrigado a la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) por años. Forbes reporta que la Fed ha estudiado desde hace un buen tiempo la posibilidad de que compañías como Amazon han contribuido en la cuestión sin mayor éxito. Incluso la presidenta de la Fed, Janet Yellen, afirmó en 2017 que la baja inflación era para ellos un misterio.

Ahora, con el artículo de Cavallo, se puede saber con mayor claridad la contribución del 'efecto Amazon' en el control de la inflación a nivel mundial y tener mejores herramientas para prever los cambios en los precios a futuro.

De esta forma, Cavallo concluye su artículo: “Mis resultados sugieren que el foco debe ir más allá de las rigideces nominales tradicionales: los costos de labor, la información limitada, e incluso los ‘costos de decisión’ van a tender a desaparecer a medida que más minoristas usen algoritmos para hacer decisiones de costos".

"Se necesitará más trabajo que conecte las tecnologías de precios, la transparencia de la web y la justicia para entender cómo las conductas de los precios y las dinámicas de la inflación probablemente van a evolucionar en el futuro”, finaliza.

LatinAmerican Post | Juan Diego Bogotá

Copy edited by Diana Rojas Leal