fbpx

'Fair play' financiero: Así busca la UEFA disminuir la brecha económica entre clubes

Un nuevo caso de incumplimiento al 'fair play' financiero: el mercado futbolístico entra en vilo por las posibles sanciones y lo que eso significaría para los clubes europeos

'Fair play' financiero: Así busca la UEFA disminuir la brecha económica entre clubes

El 'fair play' financiero es un concepto creado por la UEFA, máximo organismo futbolístico en Europa que, desde 2009, busca regular las ganancias y las pérdidas de los clubes europeos de cara a un mercado más balanceado y a un desarrollo más equitativo del deporte. A partir de una encuesta realizada ese año, la UEFA pudo concluir que gran cantidad de clubes presentaba pérdidas en su balance anual.

Read in english: Financial fair play: This is how the UEFA seeks to reduce the economic gap between clubs

Esto causaba un trauma en la economía de los países europeos, ya que estas deudas incluían desde pagos aplazados a otros clubes, como nóminas de la plantilla sin pagar o deudas con el mismo Estado. A raíz de esto, la UEFA decidió “proteger el juego” y tomar medidas exhaustivas para mantener un juego justo, tanto en el campo como en el mercado.

Sin embargo, es común que los casos de incumplimiento del 'fair play' financiero se vean distorsionados en sus verdaderas intenciones, pues llevan más peso las consecuencias deportivas y mediáticas que puede llegar a tener un club, que la protección de sus jugadores y de los mismos clubes. Precisamente esto es lo que ocurre con la última gran inclusión de la UEFA a sus investigaciones: el club francés Paris-Saint-Germain (PSG). Los medios han hecho gran cantidad de cábalas con las posibles consecuencias de la sanción, aunque su realidad es bien distinta.

La información de la UEFA

Es de esperar que la mayor cantidad de medios que cubran los casos relacionados con el 'fair play' financiero de la UEFA sean de carácter deportivo, pues está estrechamente relacionado, si bien no con la naturaleza del deporte, al menos con su actualidad. No obstante, la investigación de las razones dadas por el máximo organismo futbolístico de Europa muchas veces no son tenidas en cuenta. Estas razones, así como cualquier noticia relacionada y las explicaciones financieras y deportivas, están consignadas en la página web de la UEFA.

Uno de los objetivos de la organización es dejar clara su ánimo de transparencia en estos procesos. A su vez, la UEFA renueva cada año un documento titulado UEFA Club Licensing and Financial Fair Play Regulations, el cual es de acceso libre y contiene todas las regulaciones relacionadas con el 'fair play' financiero. Dentro de ellas se incluye, por ejemplo, la contratación de jugadores menores de edad o su mantenimiento médico, así como los conceptos dentro de los que ubican los comportamientos irregulares y la forma que tienen de monitorearlos.

Lea también: Los nuevos dueños del AC Milan son unos ‘buitres’

¿Qué sucede con los casos?

La UEFA tiene una manera sistemática de proceder. En primera instancia, tiene una cámara de investigación que se encarga de monitorear a los diferentes clubes europeos que presenten comportamientos financieros inusuales o que se desvíen de la normativa. Posteriormente, está la cámara de adjudicación, la cual se encarga de imponer las sanciones pertinentes, una vez se hayan presentado las pruebas respectivas.

El Paris-Saint-Germain, en este caso, viene acarreando un monitoreo severo desde 2014, junto a otros ocho equipos en su momento. En junio de este año, en las actualizaciones de las investigaciones y sanciones, el club francés quedó aparentemente en regla con lo que se investigaba de su proceder en 2015, 2016 y 2017. Sin embargo, casi un mes después, la UEFA decidió enviar el caso a la cámara de adjudicación para que sea evaluado, lo que desató la ola mediática de sus posibles sanciones.

La situación del PSG se suma a la de clubes como la del AC Milan, que en Junio de 2018 quedó excluido por una temporada de cualquier competición de la UEFA; el acuerdo al que llegó con el AS Mónaco en 2015 para su voluntario monitoreo y cumplimiento de las normas con una brecha de expectativa al 2018; o la dura sanción al Málaga en 2012, que quedó excluido por cuatro temporadas de cualquier competición.

Estos casos, muy sonados en su momento, pueden parecer desmedidos o irrelevantes en el desarrollo del juego. No obstante, la UEFA insiste en que el 'fair play' financiero funciona. En una reunión que tuvo lugar en 2016, se pudo comprobar que las pérdidas que presentaban los clubes en su balance anual habían disminuido, así como la brecha económica entre los más poderosos y los que buscaban un lugar en el campo de juego.

 

LatinAmerican Post | Jorge Ovalle

Copy edited by Diana Rojas Leal