fbpx

Medio Oriente: La educación peligra para los niños que viven el conflicto

Más de 700 escuelas en Palestina podrían cerrar sus puertas debido a decisiones de Donald Trump

Medio Oriente: La educación peligra para los niños que viven el conflicto

El conflicto que se vive en Medio Oriente deja centenares de niños muertos cada año y aquellos que sobreviven no pueden tener una infancia con normalidad. Según cifras de la organización Palestina Libre, al menos medio millón de infantes refugiados en Palestina podrían quedarse sin educación debido al recorte de ayuda humanitaria impuesto por la administración de Donald Trump. 

Read in english: Middle East: The education of children living the conflict is endangered

 

De acuerdo con un comunicado del Departamento de Estado de Estados Unidos, se recortaron 300 millones de dólares en fondos destinados para brindar ayuda a refugiados de Palestina en Medio Oriente. Decisión que pone en riesgo a más de 700 escuelas administradas por la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA, por sus siglas en inglés). 

 

Le podría interesar: ¿Por qué España es el Plan B para los migrantes venezolanos? 

 

Como lo detalla la UNRWA, el 54% del dinero facilitado por Estados Unidos era destinado a la educación en territorio palestino, libanés y sirio, y permitía la alfabetización de 526 mil niños a quienes también se les otorgaban dotaciones de utensilios escolares, alimentación dentro de las escuelas y servicios de salud. 

 

Informes de la UNRWA notifican que el 80% de las familias en el territorio no podrían enviar a sus hijos a las escuelas sin la ayuda del organismo. Dato que alarma a la agencia puesto que, consideran que sin los fondos las 711 escuelas tendrían que cerrar sus puertas. Como lo indicó a la agencia de noticias AFP la portavoz de la UNRWA, Chris Gunness, “a fines de septiembre, la UNRWA estará en blanco por todos sus servicios, incluidas las escuelas y las instalaciones médicas” y no habrá “dinero suficiente para mantener las escuelas abiertas”. 

¿Ayuda humanitaria o complot terrorista?

 

La Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina se formó en 1949 después de que 700.000 palestinos huyeran o fueran expulsados durante la guerra que en 1948 se desató con la creación de Israel. Desde entonces, la UNRWA ha intentado garantizar los derechos básicos de los refugiados en diferentes momentos y conflictos, ayudando hasta el momento a tres millones de personas en todo el Medio Oriente.

 

Estados Unidos ha sido desde siempre el principal donante individual de recursos para el Organismo de Obras Públicas y Socorro de la Naciones Unidas (OOPS), durante 2017 la nación americana contribuyó con más de 350 millones de dólares para financiar servicios a través de la UNRWA. Sin embargo, en lo corrido de 2018 el país administrado por Donald Trump solo ha otorgado 65 millones de dólares.

 

Para Israel, la UNRWA ha sido responsable de albergar terroristas y permitir que los palestinos sigan con estatus de “refugiado” sin requerirlo. Como lo manifestó recientemente el principal asesor y yerno de Donald Trump, Jared Kushner, la UNRWA “perpetúa un status quo, es corrupta y no ayuda a la paz”, agregando que “es importante tener un esfuerzo sincero para desbaratar a UNRWA”. 

 

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, sugiere mantener el financiamiento para refugiados palestinos pero no a través de la UNRWA sino mediante el principal organismo de refugiados de la ONU, el ACNUR. Mientras la disputa de poderes continúa, 526 mil niños corren el riesgo de perder su derecho a la educación, como también ya les ha sido arrebatado su derecho a la vida.

 

LatinAmerican Post | Krishna Jaramillo

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…