fbpx

¿Quién es el nuevo embajador de Colombia ante la ONU?

Tanto su larga experiencia diplomática como su trabajo en resolución de conflictos resaltan en la hoja de vida del nuevo embajador de Colombia ante la ONU

Una de las nuevas fichas en el ajedrez político del nuevo presidente de Colombia, Iván Duque, es Guillermo Fernández de Soto, un diplomático de vieja data, quien ahora representará a este país ante las Naciones Unidas. ¿Quién es Fernández de Soto? ¿Cuál ha sido su trayectoria? ¿Qué implica su nombramiento en materia de derechos humanos?

Guillermo Fernández de Soto en la diplomacia

Fernández de Soto es un político y diplomático nacido en la capital del país cafetero en 1940. Su carrera académica ha sido destacable, señala la revista Semana. Este diplomático terminó sus estudios de jurisprudencia y economía en la Universidad Javeriana en 1997, para después cursar una maestría en Relaciones Internacionales en la Universidad de Georgetown, Washington.

Read in english: Who is the new ambassador of colombia at the UN?

Posteriormente, el colombiano culminaría su destacada carrera académica con un posgrado en la Universidad de Harvard sobre manejo de conflictos, posgrado que usaría en su camino como diplomático. Su trayectoria en la diplomacia también es bastante extensa. Según El Tiempo, Fernández de Soto ha ocupado importantes puestos relativos a las relaciones internacionales de Colombia durante varios mandatos presidenciales. Su primer cargo en este ámbito fue el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia cuando Andrés Pastrana era presidente entre 1998 y 2002.

Lo más destacable de su cargo es que tuvo que presidir la presidencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de los miembros no permanentes. Después de estos cargos, explica El Tiempo, siguieron tres nombramientos en puestos de alto rango: secretario de la Comunidad Andina, presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá y la embajada de los Países Bajos. 

Respecto a su trabajo en resolución de conflictos, Fernández de Soto ocupó dos cargos que fueron muy importantes en su tiempo para Colombia. “Hizo parte de la delegación colombiana ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y fue designado como Secretario Ejecutivo de Colombia en las Comisiones Nacionales de Asuntos Fronterizos Colombo-Venezolanos, un ente creado en 1989”, destaca El Tiempo. Ahora, su nuevo puesto como representante de la ONU por Colombia pondrá a prueba todo el bagaje diplomático que tiene.

Lea también: ¿Quién es Alejandro Ordóñez, el nuevo embajador de Colombia ante la OEA?

¿Cuál será su papel en materia de Derechos Humanos?

Su posición en materia de Derechos Humanos aún no está muy clara. Independientemente que este diplomático bogotano haya sido nombrado por el presidente Duque, la posición de Colombia ante los organismos tanto multilaterales como bilaterales siempre ha sido respetuosa en el Derecho Internacional, la Carta de la ONU y la carta de la OEA.

Esto ha sido ampliamente mencionado por el destacado diplomático y profesor de la Universidad del Rosario, Julio Londoño Paredes, en distintas columnas escritas para el diario El Espectador. Probablemente habrán algunos matices a la hora de votar temas trascendentales para la ONU como, por ejemplo, votaciones relacionados con Palestina, Israel, Medio Oriente, Nicaragua, Venezuela y Cuba.

¿Existe algún lunar en su carrera diplomática?

En realidad, no han existido muchas circunstancias o problemas que le impidan representar a Colombia. Uno de los más sonados casos en el que Fernández de Soto estuvo envuelto fue en 2000. De acuerdo con Semana, la esposa de este diplomático tuvo algunas acusaciones por el senador Gustavo Petro, por una decisión del Ministerio de Ambiente en ese entonces para expandir la extensión de Colombia, que supuestamente favorecía algunas personas con mucho dinero, como su esposa.

Otro evento que se podría destacar fue cuando abandonó el cuerpo diplomático para defender el proceso ante la Corte Internacional por el problema marítimo entre Nicaragua y Colombia. Según El Espectador, él tuvo que abandonar su cargo debido a que fue nombrado en otro puesto para representar a Colombia ante otro ente internacional, por lo que pudieron presentarse inconvenientes de impedimentos o conflicto de intereses.

LatinAmerican Post | Miguel Díaz

Copy edited by Diana Rojas Leal

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…