fbpx

¿Guardarías tu basura de un año en un frasco de mermelada?

Este movimiento te enseña a hacerlo a llevar un estilo de vida sin residuos

¿Guardarías tu basura de un año en un frasco de mermelada?

Como lo ejemplifica el sitio web ‘The World Counts’, si la basura de todo un año en el mundo se pusiera en camiones alineados uno tras otro, se le podría dar la vuelta al planeta 24 veces. Para evitar este escenario y gracias a la acción de organizaciones y personas conscientes sobre la generación de desechos, han nacido iniciativas que promulgan el ‘Zero Waste’ (cero residuos en español). Un movimiento que pretende enseñar a las personas a tener un estilo de vida ambientalmente responsable, minimalista y con hábitos de consumo conscientes.   

Read in english: Would you keep your one-year-old trash in a jar of jam?

El concepto de Zero Waste empezó a escucharse en 2016 cuando un par de blogueras decidieron relatar mediante redes sociales su estilo de vida enfocado hacia la disminución total de desperdicios. Lauren Singer y Kathryn Kellogg fueron los primeros rostros visibles del movimiento al compartir que su basura de un año podía guardarse en un vaso de mermelada. 

 

 

 

Sin embargo, el verdadero inicio de la tendencia se le confiere a la californiana Bea Jhonson, quien tras cinco años explorando una vida sin generar desechos, publicó en 2013 el libro ‘Casa cero residuos: la última guía para reducir tu basura’, con el que explica las cinco reglas a seguir para alcanzar una vida sin desechos.  

El secreto de las cinco ‘R’

Según lo menciona Jhonson en su libro, para disminuir el desperdicio cada persona debe seguir la regla de las cinco ‘R’: Rechazar, reducir, reutilizar, reciclar, reincorporar.  

Lee también: Empodérate y cuida el medio ambiente con esta app

  1. Rechazar: Evitar el consumo o distribución de elementos desechables como pitillos/popotes, cubiertos, cajas, bolsas.
  1. Reducir: Evitar envoltorios y consumir de manera ambientalmente inteligente 
  1. Reutilizar: Consumir o adquirir solo elementos con extensa vida útil o que puedan transformarse
  1. Reciclar: Aprender a separar los desechos que definitivamente deben ser expulsados
  1. Reincorporar: Convertir los residuos orgánicos en fertilizantes o energía

 

 

f

 

De acuerdo con Gabriela Baeza, fundadora del Proyecto Cero Basura en México y entrevistada por el medio VICE, llevar a cabo al menos tres de las cinco ‘R’ puede reducir en más de un 60% los desechos producidos mensuales por persona y de esta manera contribuir con la protección ambiental. 

“Estamos llegando ya a los límites de nuestro planeta y eso se refleja en la extinción de miles de especies, el cambio climático, la contaminación del agua por las fábricas textiles y todos los problemas ambientales a nivel local y global. Con esto no quiero decir que debemos de regresar a vivir en las cavernas o volvernos hippies, simplemente creo que debemos de buscar alternativas al modelo económico actual”, explica Baeza para VICE. 

 

 

Zero Waste para principiantes

En algunas de las ciudades principales de Estados Unidos como Nueva York y Los Ángeles, el concepto Zero Waste es aplicado en tiendas especializadas, cafés, restaurantes y grupos de personas que han decidido modificar sus hábitos para llevar un estilo de vida ambiental y ecológicamente responsable.

En América Latina, aunque la tendencia es conocida, no muchos la practican o quienes lo hacen desfallecen muy temprano en el intento.

Lee también:  Vivir cerca de espacios verdes puede ayudar a tratar problemas de salud mental

Basándonos en las recomendaciones dadas por blogueros y expertos en este movimiento, decidimos agrupar algunas de las acciones más simples que pueden seguir las personas interesadas en disminuir sus desechos. Para adoptar este estilo de vida, se aconseja incluir o modificar hábitos de consumo de manera paulatina para no abrumarse en el corto plazo y dejar a un lado el propósito. 

Pasos para transformar tu vida en 'zero waste': 

  • Reemplazar las baterías convencionales por baterías recargables 
  • Cargar un recipiente de agua en lugar de comprar botellas desechables todo el tiempo
  • Evitar comprar vegetales o frutas envueltos en plástico.  
  • Suprimir el uso de bolsas, pitillos o cualquier elemento desechable dentro y fuera del hogar
  • Crear limpiadores para el hogar (agua, limón, bicarbonato y vinagre blanco) en lugar de comprar químicos dentro de envases plásticos 
  • Comprar granos y cereales a granel y en sacos para evitar envolturas innecesarias 
  • Adquirir elementos con durabilidad superior a seis meses o cuyos recipientes puedan reutilizarse 

 

 

LatinAmerican Post | Krishna Jaramillo
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…