fbpx

¿Celibato por avaricia? Esta es la razón por la que los sacerdotes no tienen hijos

Entre algunas otras razones, mantener la riqueza de la iglesia es una de las razones fundamentales para prohibir que los sacerdotes tengan hijos

¿Celibato por avaricia? Esta es la razón por la que los sacerdotes no tienen hijos

En sus principios, el cristianismo no requería votos de castidad. De hecho, algunos de los apóstoles, al igual que San Pedro, eran hombres casados. Sin embargo, en el Concilio de Elvira del siglo IV se estableció que todos los clérigos debían “abstenerse de sus mujeres y de engendrar hijos”. Luego, en el Concilio de Nicea del año 325 se prohibió el matrimonio para los curas que ya hubiesen recibido sus órdenes mayores.  

Read in english: Celibacy and greediness: This is why catholic priests have no children

La razón oficial brindada por la iglesia para justificar estas medidas es la idea de que los clérigos deben seguir los pasos de Jesús. Sin embargo, hay otra explicación para esto, la cual se remonta al Sínodo de Pavía celebrado en 1018 donde se prohibió a los clérigos legar propiedades de la Iglesia a sus familias. Además, el Papa Nicolás II ordenó que aquellos sacerdotes casados que no repudiasen a sus esposas debían ser excomulgados.  

Si bien el mandato de Nicolás II ya no se mantiene, la preocupación por el tema de las herencias sigue siendo una razón para que la iglesia católica mantenga célibes a sus clérigos, pues durante la Edad Media, la iglesia acumuló una gran cantidad de riquezas, especialmente tierras, que aún teme perder a manos de los herederos de sus clérigos.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Pope Francis (@franciscus) el

 

Ítalo Fuentes, historiador especializado en medioevo y académico de la Universidad de Chile, explicó para el diario La Nación que “hay un elemento decisivo para una iglesia centralizada como la católica. Es muy conveniente tener dentro de la burocracia sacerdotal una posesión común de los bienes, porque si no, puede haber un problema: si el sacerdote tiene familia y bienes, puede heredarlos a su viuda e hijos y eso podría significar la división de un patrimonio que es decisivo dentro de la institución”.

Fuentes también recuerda que “no hay que olvidar que muchos imperios, como el chino y el bizantino, ocuparon el sistema de los eunucos (hombres castrados) en sus cortes para evitar la división de los bienes y mantener cierto dominio de la institución. Diría que esa práctica la Iglesia la toma de ellos. Era una manera de tener ministros o burócratas muy fieles a una institución. Además de un tema de sacrificio personal religioso, no deja de ser un tema estratégico. Al mismo tiempo parece ser un elemento estructural de una institución centralizada muy inteligente: impide que esa institución centralizada se divida”.

También le puede interesar: Pelo en el mercado negro: ¿cómo se obtiene y cuánto vale?

¿Qué pasa si los sacerdotes tienen familia?

Si bien es más probable que los curas decidan donar sus posesiones a la iglesia después de su muerte si no tienen familia, podemos preguntarnos qué pasaría si deciden no hacerlo. Frente a esto, el sacerdote diocesano vicedecano de la Facultad de Teología de la Universidad Católica de Chile, Rodrigo Polanco, nos dice que esta decisión sería prácticamente imposible de tomar.

Polanco explica que “los sacerdotes religiosos (los que pertenecen a congregaciones), así como las monjas y monjes, hacen un voto de pobreza, entonces todos los bienes que tienen antes y después de ordenarse pasan a ser administrados por la comunidad. No pueden poseer nada. A diferencia de ellos, los sacerdotes diocesanos (que pertenecen directamente al obispado), al igual que los obispos, pueden administrar sus bienes. Pero han hecho una promesa de servicio total al apostolado de la Iglesia, por lo tanto, tienen el compromiso moral de utilizar sus bienes para el bien de la evangelización y los pobres”.

¿Qué pasa cuando los sacerdotes tienen hijos?

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Pope Francis (@franciscus) el

 

A pesar de las políticas de la iglesia católica frente a la sexualidad de sus clérigos, hay sacerdotes que han roto estas políticas y engendrado hijos. Antes de que Francisco fuese elegido Papa, los hijos de los sacerdotes solían no ser reconocidos y en sus actas de nacimiento sus padres figuraban como desconocidos. No obstante, el año pasado el Papa Francisco anunció la creación de una comisión para tratar el tema del abuso sexual en el clero, comisión que, según El diario, “también desarrollará pautas sobre la forma en que las diócesis deben responder al asunto de los hijos de sacerdotes.”

Esta decisión fue tomada a raíz de la publicación por parte de obispos irlandeses de directrices como “modelo global de actuación” las cuales afirmaban que los sacerdotes padres debían responder por sus hijos en términos personales, legales, morales y económicos. Igualmente, recientemente, Vincent Doyle, hijo no reconocido de un sacerdote creó la organización Coping International para velar por los derechos de los hijos de miembros del clero.

LatinAmerican Post | Sofía Carreño
Copy edited by Marcela Peñaloza