fbpx

¿Sabes qué es pregorexia? Esta enfermedad afecta a madres y bebés

Conoce de qué se trata esta enfermedad, loss síntomas, consecuencias y cómo tratarla

A pesar de que no está incluida en la clasificación internacional de enfermedades mentales, la pregorexia se considera un trastorno de alimentación en el embarazo que consiste en el temor obsesivo a aumentar de peso. 

Aunque hay pocos datos sobre su incidencia en la población, algunos estudios realizados en el Reino Unido afirman que el 23,4 por ciento de las embarazadas muestra desasosiego por su peso y alrededor del 7,6 por ciento de las mujeres tiene síntomas compatibles con trastornos de la conducta alimentaria.

De acuerdo con la ginecóloga Fulvia Mancini, en entrevista con clínicas Eva en Cataluña, las mujeres con un peso adecuado suelen engordar de unos 11 a 16 kg. Sin embargo, esto varía según cada persona: "Una mujer con bajo peso es normal que gane entre 13 y 18 kg, mientras una obesa debería ganar como mucho entre 5 y 9 kg".  

Señales de alerta

Según los diarios Consumer y El Ciudadano, las señales de alerta incluyen las siguientes: 

•  Evitan hablar de su embarazo. 
•  Aparecen alteraciones como la anemia, depresión o vómitos frecuentes que pueden disfrazarse con los síntomas del embarazo durante los primeros meses. 
•  Existe una obsesión por contar calorías y la ganancia de peso es menor a la adecuada. 
•  Crecimiento fetal inadecuado que se puede detectar en las ecografías. 
•  Actividad física excesiva, no para mantenerse en forma y estar saludable, sino para eliminar las calorías ingeridas.
•  Critica constante a su cuerpo. 
•  Negación del problema y poca voluntad para buscar ayuda. 

También te puede interesar: ¿Sabes qué debes llevar al parto? Descúbrelo aquí

Consecuencias de la pregorexia

• Baja descalcificación ósea por el bajo consumo de minerales, que posteriormente llevará a una baja producción posterior de leche materna y una lactancia inadecuada e insatisfactoria. 
• Bradicardia, arritmias, anemia, desnutrición, hipertensión, pérdida del cabello o piel muy seca y agrietada.
• Menor volumen de líquido amniótico que rodea y protege al bebe de lesiones externas. 
• Problemas de crecimiento fetal y aumento en las tasas de aborto espontáneo, retraso mental, parálisis cerebral, malformaciones óseas, digestivas o cardiovasculares.
•  Posible desprendimiento de la placenta. 
•  Tendencia a la obesidad de los niños en la edad adulta.

¿Cómo tratar la pregorexia? 

De acuerdo con la ginecóloga Mancini, ante cualquier cambio en la relación con la comida, los familiares deberán ponerse en contacto con el ginecólogo o el médico de cabecera. 

Este deberá realizar una intervención dietética en primer lugar para solucionar las carencias nutricionales que tiene la madre. Además, Itziar Zazpe, especialista en Nutrición Humana y Dietética de la Universidad de Navarra, informó al diario Consumer que la mujer con pregorexia necesitará también un tratamiento psicológico y psiquiátrico durante y después del embarazo. 

LatinAmerican Post | Luisa Fernanda Báez
Copy edited by Marcela Peñaloza

E-Learning

Follow Us

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…