fbpx

Banksy: la autodestrucción como forma de protesta

En cuestión de segundos un millón de libras esterlinas se ven destruidas por una trituradora de papel, la última protesta de Banksy

Banksy: la autodestrucción como forma de protesta

El pasado viernes la obra enmarcada Girl With Balloon del artista callejero Banksy se encontraba siendo subastada en Londres por 1 millón de libras esterlinas, momentos después de que ya tuviera dueño se autodestruyó por una trituradora que se encontraba escondida en el marco. Horas más tarde, el artista publicó en redes un video dando explicación de lo sucedido, construyó la trituradora en el caso de que el cuadro fuese subastado.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Banksy (@banksy) el

El suceso ha sido un tema controversial en medios y redes sociales, pero no sorprende de un artista que hasta el día de hoy ha mantenido su identidad oculta ante la prensa. Alrededor de toda la situación se han generado críticas hacia el artista y varios interrogantes: ¿tendrá ahora esta pieza un mayor valor?, ¿con qué intención habrá llevado esto a cabo?, ¿boom mediático o concientización frente al costo del arte?

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Banksy (@banksy) el

Quizás te interese leer: “Mujeres radicales”: el arte contra la represión femenina llega a Sao Paulo

Haciendo referencia a éste último, es bien sabido que las subastas son una actividad en la que las personas se enfrentan ofreciendo cada vez más dinero por un bien, casi como si fuese un pedazo de carne. En el caso del arte, la subasta es una práctica que comúnmente se lleva a cabo con personas adineradas y/o coleccionistas que se pueden dar el lujo de ofrecer los millones que sean por llevarse una de las piezas artísticas a casa.

Teniendo en cuenta que la teoría de la industria cultural afirma que el arte está hecho para personas pertenecientes a la clase alta de la sociedad, puede pensarse que la decisión de Banksy de autodestruir la pieza Girl With Balloon fue un mensaje de protesta en contra de esta práctica que incluye únicamente a los más privilegiados, teniendo en cuenta que su arte es expuesto en la calle y está al alcance de todos; esta pieza en particular apareció en Londres en el año 2006 en una pared en Great Eastern Street.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Banksy (@banksy) el

Cabe agregar que no es la primera vez que las obras de Banksy hacen parte de una subasta y que él ha recaudado millones en ellas. Especulaciones como que la maniobra estuvo acordada con la galería, que el mismo Banksy fue quien la compró y que tal vez su intención fue generar un boom mediático, serán, como el mismo artista, motivo de conversación por un largo tiempo. Lo cierto es que si la última es verdad, logró su cometido, como lo logró con su obra.

 

LatinAmerican Post | Ana María Aray Mariño

Copy edited by Vanesa López Romero

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…