fbpx

Un año de #MeToo: Este ha sido su impresionante impacto

Te mostramos 4 organizaciones que se han formado a raíz de este movimiento para garantizar la equidad de género en el mundo del espectáculo

Un año de #MeToo: Este ha sido su impresionante impacto

El 15 de octubre del 2017 se empezó a usar por primera vez el #MeToo en Twitter. Días antes habían salido a la luz las acusaciones contra el productor Harvey Wenstein de abuso sexual en el trabajo. Queda claro, después de un año, que casi ninguna mujer se libra de ser víctima de algún tipo de acoso o de intimidación en el ambiente laboral. Este movimiento se replicó, además, en distintos idiomas y distintos lugares del mundo, lo que demostró que no es un asunto cultural, sino una problemática mundial. 

Read in english: A year of #MeToo: This has been its impressive impact

Hace unos días se condenó el primer caso de #MeToo de Hollywood: un juez del Estado de Pensylvania le sentenciaba de 3 a 10 años al famoso comediante de 81 años Bill Cosby. Harvey Weinstein está en este momento esperando a ser llamado a audiencia por tres casos de violación (aunque son realmente 75 las denuncias en su contra) y podría estar enfrentando cadena perpetua.

Si bien es necesario que se haga justicia en estos casos específicos, lo que ha demostrado el movimiento #MeToo es que estos no son casos particulares, sino que es una problemática generalizada. Es por esto que el movimiento no solo ha dejado denuncias y procesos judiciales sino organizaciones que ayudan a las mujeres víctimas de acoso o de injusticia de género a denunciar y a sentirse protegidas. Acá le mostramos algunas.

Time's Up

Desde las denuncias de octubre de 2017, un colectivo de actrices de Hollywood empezaron a unirse. El primero de enero de este año se publicó una carta en el New York Times que se titulaba Time's Up (se acabó el tiempo), que firmaban más de 300 actrices, productoras de cine y profesionales de la industria, y que iba dirigida a 'nuestras queridas hermanas' (Dear Sisters).

Lee también: #MeToo en las cortes: ¿Qué pasó con Bill Cosby? 

La carta intentaba expresar a las mujeres campesinas víctimas de violencia sexual laboral algo de solidaridad y de comprensión y decirles también que incluso las mujeres privilegiadas de Hollywood vivían su misma violencia en su ambiente de trabajo. Puedes leer la carta aquí.

Este sería el inicio de un colectivo que tiene como propósito reunir donaciones para brindar ayuda legal a mujeres de todos los estratos que sean víctimas de acoso o injusticia de género en el trabajo. Este colectivo, entonces, nace de Hollywood pero está pensado para ayudar mujeres en cualquier ambiente laboral. El 7 de enero de este año en la ceremonia de os Globo de Oro, actrices y actores se vistieron de negro para mostrar solidaridad con esta causa y para donar ellos mismos al fondo de ayuda legal que brinda Time's Up. 

 

#WoYeShi

Mientras en el New York Times se publicaba la carta de Time's Up, en China las mujeres también rompían el silencio. Según El Diario, este día Luo Qianqian denunciaba el acoso que había sufrido 12 años atrás por su profesor de universidad, abriendo con esto una multitud de denuncias en China. Para entonces, el gobierno había exigido a la prensa no dar tanto cubrimiento al movimiento #MeToo, pero con la avalancha de denuncias fue inevitable la traducción y difusión del hashtag: todas decían Wo Ye Shi (yo también). 

En Estados Unidos la revista Time nombraba al movimiento de actrices Silence Breakers como persona del año. Una estudiante en China, entonces, inspirada por lo que ocurría en el resto del mundo fundó una iniciativa estudiantil basada en este colectivo de actrices. Consistió en una campaña en contra del acoso hecha por ella misma que tuvo gran alcance. También se conoce en China el fuerte activismo de la periodista y escritora Hong Fincher, que lucha contra la censura y el machismo en China.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Pardon My Chinese (@pardonmychinese) el

 

5050by2020

Con el movimiento de #MeToo, centrado sobre todo en los casos sistemáticos de acoso sexual en el trabajo, se desataron también otros debates de género. A partir de esto, se crearon campañas de conciencia sobre la brecha salarial de género, por ejemplo.

Desde entonces, han sido también bastantes los casos de desigualdad salarial entre hombres y mujeres en el mundo del espectáculo. Por esta razón, se creó 5050 by 2020, organización que tiene como meta la igualdad salarial en Hollywood para el año 2020. Aunque tiene sus ojos puestos sobre la que parece otra problemática, este colectivo no está tan lejos del acoso sexual. Para 5050by2020, si reconocemos a hombres y mujeres como iguales, y por lo tanto les pagamos igual, bajarán las cifras de acoso laboral.

La principal tarea de este colectivo es estudiar la desigualdad para destruirla. Sus principales aportes al estudio de la problemática son las cifras que actualiza cada tanto sobre la desigualdad en Hollywood. No se trata solo de cifras de salarios sino también de representatividad de minorías en las producciones de Hollywood y también de las oportunidades laborales para hombres y mujeres en la industria cinematográfica. Cada día se han interesado en otras problemáticas más allá de las de género, por lo que se han vuelto voceros de las minorías en Hollywood.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de 5050by2020 (@5050by2020) el

 

Lee también: Una desigualdad Real: brecha salarial en la serie de Netflix The Crown 

#NiUnaMenos

América Latina parecía llevar la delantera en este aspecto. El movimiento del hashtag #NiUnaMenos en Argentina fue anterior al movimiento #MeToo, pero se reinventó cuando este llegó a las redes sociales. Esta consigna surgió en el año 2015 cuando mujeres marcharon en distintas ciudades argentinas en contra de las escalofriantes cifras de violencia de género en los países latinoamericanos.

Este movimiento se extendió a otros países del cono sur y de América Latina hasta llegar a México, país en el que las cifras de violencia doméstica son también espeluznantes. Esta consigna revivió con el movimiento #MeToo y también con el debate sobre la despenalización del aborto en Argentina.

Sin embargo, aunque el hashtag #YoTambién tuvo gran acogida en América Latina, a un año de su surgimiento, no se sabe aún de ningún hombre en el mundo del entretenimiento que haya perdido su cargo por las denuncias. Tampoco existen organizaciones que se encarguen específicamente de la defensa de la equidad de género en la industria del espectáculo. El debate ya va entrando en el cine y la televisión, pero aún queda mucho por discutir.


LatinAmerican Post | Juliana Rodríguez
Copy edited by Marcela Peñaloza

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…