fbpx

¿Qué es el ‘electrosmog’ y cómo puedes evitarlo?

Este tipo de polución disminuye los niveles de concentración, produce fatiga constante y debilitaría la salud humana de manera silenciosa

¿Qué es el ‘electrosmog’ y cómo puedes evitarlo?

Durante años, numerosos científicos e investigadores han debatido si las ondas electromagnéticas emitidas por celulares, televisores, computadores y demás aparatos electrónicos pueden ser nocivas para la salud. Y aunque los resultados han sido contradictorios hasta el momento, la existencia de la contaminación electromagnética y sus consecuencias en el cuerpo humano, son cada vez más frecuentes y preocupantes.

De acuerdo con un informe publicado en 2014 por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la sobreexposición a estas ondas invisibles fue catalogada por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer como “posiblemente carcinógenas”, término que se le otorga a una condición de la que no pudo comprobarse 100% determinada causa, pero tampoco descartarse en su totalidad.

Cada vez que se enciende un televisor, una laptop, se chatea por celular, se revisa un e-mail, al navegar en Internet o hablar por teléfono se está generando polución electromagnética. Aunque estas ondas son imperceptibles para el ojo humano, inundan cada rincón de las ciudades y generan algunos efectos contraproducentes en la salud.

 

Read in english: What is the electrosmog and how you can avoid it?

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Sebastian (@sebiii666) on

 

El denominado electrosmog, como se le conoce en inglés, ha sido considerado responsable por expertos e instituciones como la OMS de aumentar los niveles de cansancio en la población global y desatar padecimientos como nauseas, dolor de cabeza, problemas dermatológicos y deficiencia en la concentración. Incluso, algunos países como Suecia, han declarado la hipersensibilidad electromagnética (EHS, por sus siglas en inglés), ocasionada por la sobreexposición a estas ondas, como una enfermedad peligrosa.

También te puede interesar: ¿Cómo cuidar y estimular a tu bebé con Síndrome de Down? 

 

¿Cómo evadir la recepción de estas ondas?

Cada vez es más frecuente, especialmente en las grandes ciudades, que las personas jóvenes manifiesten sentir sueño excesivo incluso después de una placentera noche de descanso, o agotamiento mental, aún cuando apenas está empezando la semana. Para la OMS, estos son solo dos síntomas causados por el electrosmog, y para disminuir estas consecuencias o evitar futuras complicaciones el organismo sugiere adoptar las siguientes prácticas tanto fuera como dentro del hogar:

  • Mantener el celular a 30 o 40 centímetros de distancia cada vez que se usa.
  • Utilizar manos libres en la medida de lo posible mientras se habla por teléfono.
  • Evitar hablar en lugares con poca recepción.
  • Reducir el número y tiempo de llamadas.
  • Dejar el celular por fuera de la habitación durante la noche o dejarlo en modo avión.
  • Apagar el WiFi en la noche.
  • Desconectar aparatos electrónicos cuando no se estén usando.
  • Situar los electrodomésticos contra paredes que den hacia el exterior.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by NutriBioNatur (@nutribionatur) on

 

Estas prácticas en su mayoría pueden llevarse a cabo dentro del hogar, pero se hace difícil evadir la polución electromagnética dentro de los lugares de trabajo o en la calle, por tanto, se resalta la importancia de al menos transformar el hogar en un espacio descontaminado de dichas ondas.

No obstante, la organización suiza Swiss Harmony, dedicada a la investigación sobre campos de radiofrecuencia, recomienda comprobar en Internet qué sectores de la ciudad emiten el mayor número de señales radioeléctricas para evitar en la medida de los posible. Algunas de las páginas que sugiere consultar Swiss Harmony son Cellmapper.net o AntennaSearch.com, en donde puede encontrarse dicha información sobre las principales ciudades del mundo.

Si bien las consecuencias para la salud ocasionadas por las ondas electromagnéticas no han sido comprobados científicamente de manera radical, sí se debe reconocer el disparado aumento de estos campos en las últimas décadas. Incremento que, debido a la constante revolución tecnológica, será cada vez mayor y en la misma medida, sus consecuencias negativas.

 

Latinamerican Post | Krishna Jaramillo

Copy edited by Vanesa López Romero

 

Escucha éste artículo


Escucha éste artículo