fbpx

Del olvido a la gloria: de Muhammad Ali a Tiger Woods

En LatinAmerican Post recopilamos los momentos en los que tres leyendas deportivas de diferentes disiciplinas decidieron ovidarse del retiro para alcanzar nuevos triunfos.

Del olvido a la gloria: de Muhammad Ali a Tiger Woods

“Tengo muy claro que mi nivel de juego no es aceptable para disputar torneos y por lo tanto debo dar solución a este problema y regresar cuando sea de nuevo competitivo”, es un fragmento del comunicado de prensa que Tiger Woods hizo público el 12 de febrero de 2015, según la agencia EFE. Con este, quien otrora ocupó el puesto número 1 en el ranking mundial, hacia oficial su retiro temporal de los campos de golf.

Read in english: From oblivion to glory: from Muhammad Ali to Tiger Woods

Además del mal momento deportivo que vivía el golfista estadounidense, uno de los principales detonantes para que abandonara su carrera por más tres años fue su salud. Sin embargo, el pasado 23 de septiembre, la vida de Tiger dio un giro de 180 grados al obtener su primer gran campeonato, después de cinco años sin conseguirlo, el World Golf Championships-Bridgestone Invitational. 

“Probablemente el punto más bajo fue no saber si alguna vez podría volver a vivir libre de dolor (…) ¿Voy a ser capaz de sentarme, pararme, caminar, acostarme sin sentir el dolor que sentía? Simplemente no quería vivir de esa manera. (…) No podía sentarme. No podía caminar. No podía acostarme sin sentir el dolor en mi espalda y en mi pierna. Ese fue el punto más bajo durante mucho tiempo”, dijo el deportista luego de ganar el Tour Championship, en East Lake, el último gran torneo del PGA Tour.

Con todo esto, según ESPN, Tiger también habría podido quedarse con la Fedex Cup, el máximo galardón del PGA Tour, ya que reúne el puntaje ponderado de todas las competencias desarrolladas durante la temporada. El campeón fue el europeo Justin Rose, con 2,260 puntos, 41 más que Woods (2,219), informó la página oficial del PGA. Este título es el número 80 de Tiger Woods en el PGA Tour.

Ahora bien, así como ocurrió con este famoso golfista, muchos otros deportistas decidieron decirle adiós a las competencias, sin saber que el futuro les deparaba nuevos triunfos años después. Por ejemplo, Muhammad Alí y Michael Phelps.

También te puede interesar: Estos deportistas siguieron los pasos de sus padres

Muhammad Alí: el regreso del campeón

¿Lugar? Zaire (hoy República Democrática del Congo). ¿Año? 1974. ¿Protagonistas? Muhammad Alí y George Foreman. ¿Resultado? Para varios expertos, la mejor pelea de boxeo de toda la historia.

De acuerdo a Mundo Deportivo, Cassius Clay (conocido como Muhammad Alí) no andaba en su mejor momento deportivo, teniendo en cuenta que desde 1971 no asistía, profesionalmente, a un ring de boxeo, debido a su negativa para luchar en Vietnam en representación de los Estados Unidos. “Ya no era el púgil que encandilaba con su vertiginoso juego de piernas que volvía loco a los rivales. Se había vuelto previsible y no las tenía todas consigo”, describió el medio español. Por el otro lado, se encontraba el entonces campeón mundial de pesos pesados, George Foreman, quien no solo ostentaba el título, sino su increíble récord detrás de él: 40 triunfos seguidos.

El diario ABC detalló que el denominado ‘Rugido en la Jungla’ terminó con la increíble racha de ocho victorias antes del segundo asalto que Foreman había conseguido, pues, aunque en la pelea contra Muhammad George intentó por todos los medios derrotarlo, al experimentado pugilista le fueron suficientes solo un par de minutos del octavo asalto para derribar a su rival. KO de Alí sobre Foreman.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Boxing from all weights (@championboxinguk) el

Luego de tres años sin participar en una pelea profesional, Muhammad volvía a apoderarse del título, con una pelea que pasó a la historia del deporte mundial.

Michael Phelps: seis medallas más

Tras la finalización de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Michael Phelps decidió decir no más a las competencias profesionales, tras colgarse 22 medallas olímpicas en su carrera (18 de oro). Además, según ESPN, dicho número de galardones lo convirtieron en el deportista más laureado de los JJOO –cuatro más que la gimnasta soviética Larissa Latynina (18)-, y en el que más Oros consiguió en dicho evento, por lo que su retiró era más que digno.

“La parte competitiva de mi carrera está concluida, pero no significa que mi vinculación con la natación lo esté. Voy a seguir involucrado, pero mirando desde afuera”, aseguró el ‘Tiburón de Baltimore’ en declaraciones por el portal 24 Horas, de Chile.

No obstante, el cuerpo y mente de Phelps aún podían ofrecer mucho más, por lo que, de acuerdo al diario MARCA, en 2014 anunció su regresó a las piscinas con el fin de entrenar y fortalecerse para los JJOO de 2016, en Río de Janeiro.

En Brasil, el nivel de Michael no fue inferior a lo propuesto en Atenas 2004, Beijing 2008 y cuatro años antes en Londres. Con seis medallas más (cinco de ellas de Oro), y 31 años de edad, el deportista acrecentó su leyenda con 28 medallas olímpicas en su palmarés.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de AQUA SPHERE - Brasil (@aquasphere_br) el

Al finalizar los Juegos, Phelps anunció, nuevamente, su retirada; la misma que varias publicaciones como El Mundo establecieron como “la definitiva”.

 

Latinamerican Post | Christopher Ramírez Hernández

Copy edited by Luisa Fernanda Báez Toro

Escucha éste artículo