fbpx

Mahia Macías: la niña uruguaya que revoluciona el fútbol

La niña futbolista tiene 7 años y ya estremece el fútbol con su talento

Mahia Macías: la niña uruguaya que revoluciona el fútbol

Mahia Macías es una niña uruguaya de 7 de años de edad que acaba de ingresar al gran grupo de mujeres referentes e irreverentes en el deporte. ¿Cuál es la historia de esta joven futbolista?

Un gol en un clásico que impone el fútbol mixto

La joven latinoamericana es la única mujer entre todos sus compañeros y rivales de la categoría 2011 del fútbol uruguayo. Pertenece al Nacional de Uruguay y es la capitana de su club. Mahia siguió incrementando su historia al convertirse en la primera mujer en ser capitana en un clásico contra Peñarol. “El técnico me agarró del brazo y me puso el brazalete de capitán. Le dije: `Esperá, ¿me estás mintiendo?, ¿voy a ser la capitana?´”, afirmó Mahia en entrevista con Desayunos Informales de la televisión uruguaya.

Pero eso no fue todo, pues Mahia anotó un gol en la parte final del encuentro que le dio el triunfo a su equipo y significó el récord de convertirse en la primera mujer en anotar en un clásico Nacional – Peñarol. Son grandes logros para el fútbol mixto uruguayo, aunque ella lo ve con normalidad. “A los 4 años empecé a jugar. Se siente como que estés jugando con niñas, pero con varones”, sostuvo la deportista en entrevista con ESPN.

 

 

Es sin lugar a dudas un terreno difícil, pero Mahía supo adaptarse y conquistar la categoría con su talento. “Siento orgullo. Es impresionante. Todo cuesta el doble en este ambiente, pero se disfruta el doble. Todos nos costó el doble porque incluir a una nena, que la acepten los compañeros, los padres… todo a la larga cuando pasan estas cosas se disfrutan el doble”, afirmó Favio Macías, padre de Mahia, en Montecarlo TV.

Lee también: ¡Poder femenino! Te presentamos las 5 mejores atletas en lo que va del 2018  

Sueña con la igualdad y con llegar a la élite

Para lograr una adecuación total fue muy importante promover la igualdad de condiciones. “Siempre le pedí a los técnicos que ella dentro de la cancha sea uno más. Yo no exijo que sean ni menos ni más. Al revés, si ella se cae le pido que se levante, si ella quiere jugar al fútbol es así. Lo que yo pido es afuera de la cancha, a los padres y a los técnicos, pues obviamente es una nena entonces pido el respeto que toda mujer tiene que tener, pero dentro de la cancha es uno más”, sostuvo Macías en ESPN.

 

 

La adaptación de Mahía y de sus compañeros varones no fue inmediata, pero la inclusión de una mujer fue tomada con normalidad para todos con el pasar del tiempo. “Al principio era todo raro, hasta para los mismos compañeros de ella. Jugar con una nena, trancar, correr, jugar a la par. Después se fueron acostumbrando y ahora es una compañera más. En el festejo del gol te das cuenta que la abrazan y se tiran hacia ella, como que es uno más”, afirmó el padre de Mahía en entrevista con SporsCenter.

Mahia siempre celebra haciendo un corazón con sus manos, pues lo hace para enviárselo a sus padres. Sus grandes ídolos son el uruguayo Álvaro Recoba, el portugués Cristiano Ronaldo, y el argentino Gonzalo Bergessio, utilizando el número 20 en su espalda en honor al uruguayo. “Mi sueño es ir a España y jugar en el Deportivo Tacón, porque allí juega la uruguaya Yamila Badell”, sostuvo la estrella infantil uruguaya en ESPN. Mahia revoluciona el fútbol mixto y eso es algo que le generó gran reconocimiento por parte de toda la plantilla profesional del Nacional y por parte de la superestrella uruguaya Luis Suárez. 

 

 


 

Mahia también rompe barreras

Mahia y muchas mujeres más siguen demostrando en el mundo del deporte que tienen las mismas condiciones que cualquiera, y que pueden hacer historia si así se lo proponen. Por ejemplo, según WBSC, la francesa Melissa Mayeux, se convirtió en junio de 2015 en la primera mujer en ser añadida al registro internacional de la Major League Baseball (MLB) de Estados Unidos, y ahora incursiona en el softbol norteamericano de la mano de los Miami Dade College, quienes le otorgaron una beca.

El deporte motor también tiene mujeres de gran poderío competitivo, y Ana Carrasco es la fiel prueba de ello. En septiembre de 2018 la piloto de motocicletas se convirtió en la primera mujer en la historia en proclamarse campeona del mundo de la categoría Supersport 300 del Mundial de Superbike, categoría en la cual compiten hombres y mujeres. “Llevaba tiempo diciendo que una mujer podía ganar el Mundial, pero había que demostrarlo”, sostuvo Carrasco en entrevista con El Mundo.

 

 

LatinAmerican Post | Javier Aldana

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

Escucha éste artículo