fbpx

Libros de youtubers: ¿arte o banalidad?

La incursión de los youtubers en el mundo literario ha causado controversia entre los escritores tradicionales

Libros de youtubers: ¿arte o banalidad?

Desde hace algunos años, la literatura digital ha evolucionado para ser más que una simple recopilación de libros llevados al formato virtual. De hecho, dicha transformación se puede definir como una retroalimentación de lo ‘virtual’ a lo ‘real’.

La cultura digital ha buscado la forma de trascender al mundo físico tradicional, sin perder las dinámicas desarrolladas durante los últimos 30 años gracias al internet.

Ejemplo de ello es el nuevo papel que tomaron los influenciadores de la red social YouTube, o los youtubers, quienes, además de participar del crecimiento digital por medio de sus videos, han decidido salir de las pantallas a los libros.

Importantes youtubers como la mexicana Yuya con Los secretos de Yuya, el colombiano Juan Pablo Jaramillo con La edad de la verdad o, uno de los más famosos en todo el mundo, el chileno Germán Garmendia con #Chupa el perro, son algunos de los influencers que se han aventurado a contar sus vidas y pensamientos por medio de un nuevo tipo de literatura.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Los Secretos De Yuya (@lossecretosdeyuyaoficial) el

 

¿Literatura o diarios de vida?

Sin embargo, la inclusión de los youtubers al mundo de los escritores no ha sido muy bien recibida por la cultura literaria tradicional.

En conversación con el diario ADN de Colombia, Mariana Valderrama, profesional en Estudios literarios con máster en Estudios culturales de la Universidad Javeriana, consideró a dichos escritos de “facilistas”, y explicó que “los niños se conectan porque, para ellos, existir en redes sociales es más importante que existir en el mundo académico”.

Te puede interesar: Youtubers latinas: ¿quiénes son las 5 mejores gurús de moda y belleza?

De esta forma, Valderrama no solo tildó a esta literatura como alejada de la realidad, sino que, de entrada, indicó que su contenido es netamente para un público infantil y joven, alejados de la importancia del mundo académico.

Asimismo, el booktuber colombiano Julián González, cuyo papel es “enamorar” de la lectura a sus fans, así como la ama él, aseguró, en entrevista con Vice, “que realmente lo que hacen (los youtubers) no es literatura, son libros dedicados a sus fans, que no tienen ninguna clase de acercamiento al ejercicio literario real”.

Un nuevo boom

“¿Es, acaso, el fracaso del sistema educativo mundial, o una alerta sobre la decadencia del libro tal y como lo hemos conocido siempre?”, se preguntó el columnista de RCN Radio, Juan Manuel Ruiz Machado. En 2016, el libro de Germán Garmendia, y aún más su visita a la Feria del Libro de Bogotá (FILBo), causó todo un revuelo entre la ‘aristocracia’ literaria de Colombia.

Algunos se preguntaban el ¿cómo es posible que un pendejo, que dice estupideces, haga colapsar un evento?; o “¿en qué sociedad vivimos?”, entre otros insultos que recopiló el bloguero de El Tiempo, ‘Don Luis Eduardo’.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Alicia germaneiter (@germaneiter_alicia) el

 

Ahora bien, es el mismo Luis uno de los tantos defensores de esta nueva tendencia. “Los superintelectuales tienen toda la autoridad moral para criticar en forma déspota a una alta población de infantes y preadolescentes que abarrotaron las instalaciones de Corferias con el único fin de tener una foto con su ídolo del momento, con Germán”, escribió el bloguero; añadiendo que Garmendia “los hace reír, soñar, sentirse identificados en su crecimiento. Germán conecta con ellos”.

Más allá de las defensas que puedan tener los nuevos escritores, los números también hablan de la importancia mediática y comercial de esta tendencia. “Muchos de estos libros alcanzan rangos de ventas superiores a los habituales de nuestro mercado. Este fenómeno es una nueva evidencia de lo impredecible y versátil de nuestra industria y es algo que celebro”, Josefina Alemparte, directora editorial en Grupo Planeta de Chile.

Por ejemplo, en 2016, después de tan solo tres semanas desde su estreno, #Chupa el perro de Garmendia ya había alcanzado 30 mil copias vendidas, de acuerdo con información de La Tercera. No obstante, sorprende que, según la revista Shock, 20 mil de ellas fueran vendidas solo en Bogotá, durante la FILBo.

Caso parecido es el que tiene que ver con el éxito que tuvo en 2014, el youtuber español El Rubius, con su publicación de El Libro Troll. El diario ABC impresionó cuando informó que en tan solo cinco semanas desde su estreno, el libro del español había alcanzado “un ritmo de 40 ejemplares por hora”; es decir: 960 por día y casi 29 mil en un mes.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Editorial Planeta Chile (@editorialplanetachile) el

 

¿Por qué su éxito?

El doctor en Sociología de la Universidad de Kansas, Daniel Aguilar, dijo, para ADN, que “no sabemos si los pelados que admiran a un personaje como Germán o Jaramillo los compran para leerlos, lo que sí es cierto es que se sienten identificados”

Lo mismo explica Garmendia en la contratapa de su libro: “¿Que para qué lo escribí? Puede que estés pasando por un momento difícil, que hayas cometido un error del que te arrepientas o simplemente te preocupe el futuro. Mi intención es echarte una mano con algún Germansejo. No me considero un gurú pero aquí te hablo de cosas en las que he tenido experiencia en la vida”.

Tal vez esa identificación (entre youtubers y la generación de lo digital), es la que pone a esta nueva literatura en el podio de los bestsellers; al menos en los últimos años.

 

LatinAmerican Post | Christopher Ramírez
Copy edited by Marcela Peñaloza