fbpx

¡No hay cajas! Colgate-Palmolive suspende operaciones en Venezuela

La crisis ha obligado a que la segunda de cinco plantas que la compañía tiene en Venezuela cierren, es el más reciente caso en una saga que no parece tener fin

¡No hay cajas! Colgate-Palmolive suspende operaciones en Venezuela

La planta ubicada en Valencia, al norte de Venezuela, detuvo la producción debido a la falta de cartón para distribuir los productos, declaró Carlos Rodríguez, líder del sindicato de trabajadores.

Read in english: Out of boxes! Colgate-Palmolive suspends operations in Venezuela

El 23 de agosto el gobierno de Nicolás Maduro tomó el control de las instalaciones de la transnacional irlandesa Smurfit Kappa, que se encargaba de producir las cajas de cartón para embalaje que Colgate-Palmolive utilizaba. “Se paralizó la planta de líquidos, que fabrica lavaplatos y detergentes, por falta de cajas de cartón corrugado. Se compraban a Smurfit Kappa, pero el suministro se cortó y estamos a la espera de ver si los inventarios que ya le habíamos comprado los despacha el gobierno", dijo Rodríguez.  

Con la suspensión de operaciones de la planta de líquidos, se detuvo también la de envases plásticos. Y aunque la planta que produce crema dental sigue operando, lo hace en un solo turno y cuenta con cajas para apenas un mes más de producción. “De las cinco plantas, quedan operativas la de detergentes, que sólo produce en un turno de trabajo y antes tenía tres, y la de cuidado bucal (cepillos de diente y crema dental), que también bajó de tres turnos a uno".

Otra de sus fábricas que produce jabones se mantiene inactiva desde hace más de un año debido a la regulación de precios por parte del gobierno y a la falta de insumos. 

Smurfit Kappa era de los pocos fabricantes de envases que quedaban en el país, por lo que Colgate estaría gestionando importar desde Colombia el cartón para sus operaciones, aunque eso podría aumentar el precio de los productos, afirmó Rodríguez.

El último en una serie de cierres

Desde hace varios meses el gobierno de Nicolás Maduro ha expropiado diversas empresas que habían anunciado la falta de alguna materia prima para elaborar sus productos. El julio de 2016 el gobierno tomó el control de la planta de la empresa estadounidense Kimberly-Clark, fabricante de productos de higiene personal, en el estado de Aragua y el 15 de mayo del 2018, tomó el control de la empresa de alimentos Kellogg’s. Desde entonces, los productos han desaparecido del mercado.

La crisis económica que atraviesa Venezuela: con cinco años en recesión, una aguda escasez de alimentos, medicinas y todo tipo de bienes básicos ha hecho que las empresas se enfrenten a obstáculos como el difícil acceso a materias primas, controles de precios y la falta de dólares para importar bienes.

Coca-Cola Femsa puede ser el siguiente

La principal embotelladora de Coca-Cola en la región, la empresa mexicana Femsa, podría ser la siguiente en reducir significativamente la escala de su operación para adecuarse a la crisis en Venezuela. Según Reuters la empresa se encuentra negociando con el gobierno venezolano y con su fuerza de trabajo para llevar a cabo un despido masivo de 2.000 empleados, 40% de su fuerza de trabajo. Esto para reducir la producción total de sus fábricas a un nivel que concuerde con las necesidades reales del mercado venezolano.

También le puede interesar: Latinoamérica: Así van las cifras de desempleo este año 

"Estamos revisando nuestra producción para asegurarnos que sea adecuada para las condiciones del mercado en Venezuela" afirmó José Ramón Martínez, director de asuntos corporativos en Femsa. Sin embargo, en los comentarios que hizo a Reuters, afirmó que por el momento "mantienen su compromiso y su intención de continuar operando en el país".

 

LatinAmerican Post | María Fernanda Barinas Ortiz

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…