fbpx

Estos son los 5 billetes más extraños del mundo

Desde ejemplos de hiperinflación astronómica hasta jugadores de fútbol inmortalizados en dinero, el mundo esconde algunos billetes muy extraños

Estos son los 5 billetes más extraños del mundo

‘La gente no sabe qué hacer con su dinero’ es una frase que escuchamos con frecuencia, generalmente refiriéndonos a gente que tiene tanto dinero que no sabe en qué gastarlo. Bueno, le pasa también a quienes se encargan de imprimirlo. Algunos bancos alrededor del mundo han recurrido a imprimir billetes extraordinarios, ya sea para ajustarse a una enorme inflación o para honrar a sus héroes del deporte.

Read in english: These are the 5 strangest bills of the world

1. El billete de 100 billones de dólares de Zimbabue (y el de 100 trillones de pengos de Hungría)

Quizás es uno de los billetes más famosos por la cifra exorbitante que representa, el billete de 100 billones de dólares de Zimbabue fue emitido en el año 2009 durante el gobierno del expresidente Robert Mugabe, quien dejó el cargo el año pasado.

Este billete fue producto de uno de los ejemplos de hiperinflación más drásticos de la historia, un proceso que inició a finales de los 90 cuándo el gobierno imprimió dinero para pagar su participación en la guerra del Congo. La inflación se salió de control hasta llegar a 79,6 mil millones por ciento en el año 2008, justo antes de que se imprimiera este billete de 100 billones de dólares de Zimbabue, equivalente a unos 300 dólares americanos.

En Venezuela les preocupa, y con razón, llegar al millón por ciento de inflación, pero aún están lejos de llegar al peor caso de hiperinflación de la historia, y el billete que lo acompaña.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el valor del pengo, la moneda de Hungría cayó a niveles absurdos, alcanzando a necesitarse 460 billones de billones de pengo para adquirir un solo dólar americano, algo que sería muy difícil siendo este billete de 100 billones de pengo, el de más alta circulación en el momento.

2. El billete de 100.000 pesos filipino

En 1998, para celebrar los 100 años de su independencia, el gobierno filipino emitió una serie limitada de billetes de 100.000 pesos que rompieron el récord del billete más grande del mundo. Medía alrededor de 20 centímetros por 35, más o menos lo mismo que una hoja tamaño oficio.

Este billete sólo fue ofrecido a coleccionistas, que lo pudieron adquirir por 180.000 pesos filipinos, unos 3.700 dólares, lo que lo hace también un caso extraño de un billete que vale mucho más del valor que supone valer.

3. Los billetes con la cara de Mobutu de Zaire

Mobutu Sese Seko, dictador de la nación de Zaire, ahora llamada República Democrática del Congo, fue condenado por la historia como un hombre nefasto. Se apoderó de la presidencia de su país desde 1965 y se quedó hasta que fue derrocado en un golpe orquestado por rebeldes.

Lee también: ¿Es el fin del dinero en efectivo? 

Mobutu fue responsable de robar entre 4 y 15 mil millones de dólares durante su tiempo en el poder, y de gastar los dineros públicos para pagarse viajes de compras en París. Entonces, no sorprende que cuando Mobutu fue derrocado, los nuevos dirigentes del país lo odiaran tanto que decidieran cortar su cara de todos los billetes en circulación.

4. El billete de cinco libras de George Best en Irlanda del Norte

Para conmemorar el primer aniversario de la muerte de uno de los mayores ídolos del fútbol en Irlanda del Norte, George Best, el banco Ulster anunció en 2007 que imprimiría una serie de billetes de cinco libras con la imagen del jugador.

La leyenda del Manchester United, que falleció en 2006, jamás llegó a representar a Irlanda del Norte en un Mundial, pero fue siempre un referente del fútbol en un país que experimentó las tragedias de la guerra durante la segunda mitad del siglo pasado. Los billetes se han convertido en un artículo de colección y se venden a 30 o 40 libras según su condición.

5. El billete de 5 lirot de Albert Einstein en Israel

¿Sabías que la imagen de Albert Einstein decoró un billete? En 1952, tras la muerte del presidente Chaim Weizmann, su sucesor temporal David Ben-Gurion le envió una carta a Albert Einstein en la que le ofrecía el puesto como presidente oficial de Israel.

Einstein, a sus 73 años, rechazó la oferta, asegurando que no estaba calificado para ejercer el cargo. Tal era el aprecio y el respeto que el gobierno israelí le tenía a Einstein, que 13 años después de su muerte, introdujeron un billete con su imagen, el billete de cinco lirot, una moneda que sólo duraría en circulación hasta el año 1980.

 

LatinAmerican Post | Pedro Bernal
Copy edited by Marcela Peñaloza

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…