fbpx

¿Qué puedo hacer si no puedo amamantar a mi bebé?

Si no puedes darle pecho a tu bebé, te contamos algunas de las opciones que tienes al alcance de tus manos

¿Qué puedo hacer si no puedo amamantar a mi bebé?

No poder alimentar a tu bebé con tu leche puede ser una experiencia deprimente y estresante y, aunque puedes permitirte sentir tristeza, rabia o cualquier otra emoción, debes procurar no ser demasiado dura contigo misma e informarte sobre las opciones que tienes en caso de que tengas este tipo de inconvenientes.

Read in english: What can I do if I can’t breastfeed my baby?

¿Cuáles pueden ser los motivos?

1. Hipogalactia: De acuerdo con el diario Salud MAPFRE, esta consiste en la escasa producción de leche que dificulta la alimentación del bebé. Sus causas son variadas e incluyen: 

  • Cirugía previa de la mama
  • Agenesia del tejido mamario, donde este no madura durante el embarazo
  • Hipotiroidismo no diagnosticado
  • Estrés emocional grave que disminuye la prolactina, hormona que produce la leche
  • Síndrome de Sheehan: falta de riego sanguíneo durante el parto que impide la producción de prolactina y oxitocina. 
  • Deficiencia de prolactina

También te puede interesar: ¿Cómo saber si ya viene mi bebé? 5 señales de trabajo de parto 

2. Contraindicación médica para dar el pecho: Existen pocos casos en los que está contraindicado dar el pecho

  • Enfermedades metabólicas. 
  • Problemas maternos: quimioterapia oncológica, drogadicción y alcoholismo materno, tratamientos o procedimientos radioactivos, desnutrición grave materna, enfermedad psiquiátrica grave materna, TBC activa, cáncer de mama.

¿Qué opciones tengo?

Según el diario Es Más, miles de madres en el mundo donan leche materna a los bancos de su ciudad o país. Dichos bancos, que normalmente están dentro de hospitales, procesan, administran, revisan y despachan la leche bajo formula. 

También te puede interesar: ¿Sientes dolor cuando amamantas? Podrías sufrir de mastitis 

Esta leche es etiquetada según la fecha de la donación y la edad que el bebé de la donante tiene, por lo que los bancos otorgarán aquella que tenga las especificaciones nutricionales que requiera tu bebé. 

Estos bancos surgieron por un acuerdo entre el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), quienes declararon que no hay nada mejor para un bebé que la leche materna. 

Una vez llega la leche a los bancos, esta es pasteurizada y etiquetada según la fecha de la donación y la edad que el bebé de la donante tiene. De esta forma, los bancos otorgan la leche con las especificaciones nutricionales que tu bebé requiere según su edad. 

Es importante tener en cuenta que, para que tú puedas usar un banco de leche, deberás tener una receta del neonatólogo o pediatra que atiende a tu bebé. Si no te dan esta fórmula, siempre puedes acudir a una nodriza o mamá de alquiler, a quien puedes pedirle que la extraiga, congele y entregue. Recuerda siempre consultar a tu médico antes de tomar cualquier decisión.

 

LatinAmerican Post | Luisa Báez
Copy edited by Marcela Peñaloza

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…