fbpx

Caravana de Migrantes: Trump continúa con las amenazas

Sanciones económicas y respuestas militares, son las amenazas enviadas por Donald Trump

Caravana de Migrantes: Trump continúa con las amenazas

A lo largo de varias semanas una gran caravana de migrantes, principalmente hondureños, decidió caminar hasta Estados Unidos para obtener mejores oportunidades. A los miles de hondureños que empezaron con la caravana se le fueron uniendo personas de El Salvador y Guatemala.

Read in english: Trump continues with threats against migrants' Caravan

Los participantes de la caravana manifestaron que sus motivos para irse de sus países radicaban en la inestabilidad política y económica de sus naciones. A parte de Estados Unidos, México era otro país afectado por la masiva migración.

Según BBC, la mayoría de participantes de la caravana salieron de su país convocados por un movimiento organizado mediante las redes sociales, como Facebook y Whatsapp. Asimismo, Irineo Mujica, en charla con el medio mencionado y director de la ONG Pueblos sin Frontera, afirmó que "esto no es una caravana, es un éxodo creado por el hambre y la muerte".

Ante este éxodo masivo, el presidente estadounidense, Donald Trump, no dudó en hacer uso de su cuenta de Twitter para manifestarse en contra de la caravana. Además expresó que los países donde los migrantes pertenecían tenían el deber de contenerlos y evitar que más personas salieran.

Al ver que la peregrinación tomaba más fuerza, Trump afirmó que, “Guatemala, Honduras y El Salvador no pudieron hacer el trabajo de impedir que las personas salgan de su país y lleguen ilegalmente a los Estados Unidos. Ahora comenzaremos a reducir, o reducir sustancialmente, la masiva ayuda extranjera que se les da habitualmente”.

 

¿Qué perderían?

A pesar de que fue solo una amenaza y nada se ha concretado aún, según Time, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés), tanto Honduras como Guatemala y El Salvador dejarían de recibir importantes sumas de dinero. Lo anterior debido a que:

  • Guatemala recibió $ 249 millones de dólares en ayuda de los Estados Unidos en 2017
  • Honduras recibió $ 175 millones de dólares
  • El Salvador recibió $ 115 millones de dólares

Para el año fiscal 2019, Honduras no recibiría $ 65.750 millones de dólares, esto gracias al programa estadounidense. El cual “juega un papel fundamental en el apoyo al desarrollo de Honduras como una nación segura, democrática y próspera que ofrece esperanza a los hondureños para que vean su futuro en Honduras y no en ningún otro lugar. La asistencia de los Estados Unidos apoya el compromiso de la sociedad civil en la configuración de las políticas públicas, un componente necesario de una democracia saludable”, como lo menciona la página oficial Foreign Assistance.

Lee también: Bombas caseras en Estados Unidos: ¿Una amenaza para los demócratas?

Por otro lado, Guatemala dejaría de recibir $ 69.409 millones de dólares. Dentro de la financiación de la asistencia extranjera en Guatemala está “abordar los desafíos críticos de desarrollo: altos niveles de violencia e inseguridad, pobreza generalizada y desnutrición crónica, y extrema vulnerabilidad a los impactos del cambio climático global, así como los impactos de estos desafíos en el aumento de la migración. La asistencia de los Estados Unidos se centrará en mejorar la seguridad, la justicia para los ciudadanos y la gobernanza”, como lo menciona la misma página.

Por último, la ayuda para el 2019 de $ 45.700 millones de dólares dejaría de llegar a El Salvador. Con este tipo de ayudas, “el gobierno de los Estados Unidos promoverá la prosperidad mejorando el entorno empresarial, estimulando una mayor producción y creando una fuerza laboral calificada que ayudará a atraer una mayor inversión y crear más empleos”.  

Además “para aumentar la seguridad, la asistencia de los Estados Unidos ayudará a construir comunidades más fuertes y resilientes que puedan soportar las crecientes presiones de la violencia de pandillas. Los programas abordarán los factores sociales y socioeconómicos subyacentes que contribuyen al crimen y la violencia al brindar mayores oportunidades educativas y económicas para los jóvenes vulnerables en las comunidades de alto crimen”.

Si Trump decide volver una realidad esas amenazas, los países afectados entrarían en una crisis aún más profunda de lo que ya están. A pesar de estas declaraciones, las miles de personas continúan su camino hasta Estados Unidos, convencidos de que en ese país conseguirán un mejor futuro.

Trump no se rinde

Seguido de las declaraciones sobre un posible recorte de presupuesto, Trump afirmó que de seguir las caravanas con rumbo a Estados Unidos, alrededor de 5.000 militares estarían esperándolos en la frontera con México. “Muchos miembros de pandillas y algunas personas muy malas se mezclan en la Caravana que se dirige a nuestra frontera sur. Regrese, no será admitido en los Estados Unidos a menos que pase por el proceso legal. ¡Esta es una invasión a nuestro país y nuestros militares te están esperando!”, afirmó mediante un tweet.

 

 

Habrá entonces que esperar a la llegada de los migrantes para ver si Trump cumplirá con su palabra de minimizar los recortes económicos a los países involucrados. También, será importante evaluar cómo los militares respondan a la llegada de la caravana, la cual se espera que esté integrada por alrededor de 3.000 personas, puesto que muchas han decidido desistir del viaje y quedarse en México para iniciar una nueva vida. 

 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz
Copy edited by Marcela Peñaloza

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…