fbpx

¿Cansada de las toallas higiénicas? 4 alternativas para que cambies

Te presentamos estas 4 opciones que son más ecológicas, económicas y que además cambiarán la relación que tienes con tu menstruación

¿Cansada de las toallas higiénicas? 4 alternativas para que cambies

Las toallas higiénicas y los tampones son el producto de higiene femenina que más usan las mujeres. Son un elemento básico en la canasta familiar los cuales existen en varias formas, tamaños y precios.

Por otro lado, al ser un producto desechable, las consecuencias ambientales son escandalosas. Según la página web de Accionfem, en 40 años "tiramos a la basura 260 toneladas de protección menstrual altamente contaminante y no degradable en nuestro medio ambiente". Y es que una toalla higiénica o un tampón tan solo tienen la vida útil de unas cuantas horas, pero duran de100 a 500 años en degradarse.

Sin embargo, hay otros métodos que son poco conocidos, que ayudarán a tu bolsillo y al medio ambiente y, por lo tanto, cambiarán completamente la forma en la que te relacionas con tu menstruación. 

Tal vez te interese leer: Pink Tax: el impuesto oculto que las mujeres deben pagar

Copa menstrual

La copa menstrual fue inventada desde finales del siglo XIX y se patentó en 1937, pero hasta hace menos de una década comenzó a ser más conocida por las mujeres alrededor del mundo.

Es un artículo hecho de silicón médico hipoalergénico en forma de copa que se inserta dentro de la vagina, debe vaciarse cada 8 o 12 horas para lavarla con agua y jabón y al final del ciclo debe ser esterilizada con agua hirviendo. Lo mejor: tiene una vida útil de entre 8 y 10 años, por lo que gastas en tu ciclo menstrual bajará bastante. 

Puede sonar incómodo, pero es realmente es tan cómoda que puedes llegar a no sentirla. Además, a diferencia de los tampones, no te generará ningún hongo, ni infección y te ayudará a bajar los dolores menstruales con el paso del tiempo. 

 

Compresas reutilizables

Hace menos de un siglo, en algunos países latinoamericanos, este producto era el más común para la menstruación. Tras la llegada de las toallas higiénicas y los tampones se olvidó por completo, pero ahora han vuelto a resurgir con mejores materiales.

Estas compresas son hechas de tela, con algodón o bambú 100% ecológico  y tienen una vida útil de 5 años. No contienen químicos ni tintes, son lavables y su tacto es sumamente suave con la piel. 

Los materiales de los que está hecha permiten una mayor absorción que las toallas higiénicas. También seca mucho más rápido, por lo que las probabilidades de generar una infección son mucho menores. Esta es una buena forma de ayudar al medio ambiente y a la vez cuidar  más tu cuerpo.

Tal vez te interese leer: Todo lo que debes saber de la Environmenstrual week of action

Ropa interior absorbente

Este es uno de los más recientes y útiles inventos. Patentada por las creadoras de Thinx, esta alternativa es sumamente cómoda porque no es necesario utilizar nada más que la ropa interior. Está hecha con una tela especial que cuenta con cuatro capas para absorber lo suficiente. En sus distintas presentaciones puede llegar a absorber lo mismo que 2 o 4 tampones. Tiene una vida útil de 2 a 3 años y solo es necesario enjuagarla y lavarla con agua fría para poder reutilizarla.

Una de las cuatro capas es antibacterial, por lo que te protegen de infecciones y bacterias. Su precio está entre los 25 y 30 dólares, por lo que, a largo plazo, estarías gastando mucho menos. 

Esponjas marinas

Al igual que la copa menstrual, las esponjas marinas se insertan dentro de la vagina para absorber el flujo. Al ser esponjas marinas son rígidas, pero al sumergirlas en agua se vuelven blandas y muy suaves, por lo que generan mucha comodidad. Este producto es 100% natural y por ello no contienen químicos o bacterias que puedan afectar tu salud, además, no genera residuos. 

Por su naturaleza, las esponjas pueden adaptarse mejor al cuerpo y no generar incomodidad, Además, tienen la capacidad de renovarse, por lo que su vida útil aumenta. ¿El problema? Son sacadas de cultivos marinos, por lo que su uso debe ser medido para no generar problemas en el medio ambiente.

 

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…