fbpx

Este es el legado económico de Khun Vichai en el Leicester City

El multimillonario tailandés Vichai Srivaddhanaprabha dejó una huella imborrable en Leicester gracias a sus inversiones y sus actos de generosidad

Este es el legado económico de Khun Vichai en el Leicester City

“Luz de la gloria progresiva”, ese era el significado del apellido Srivaddhanaprabha, conocido cariñosamente en Leicester como Vichai, el tailandés que marcó un hito debido al fútbol inglés y sus actos de generosidad en el Reino Unido. Coincidencia o no, se convirtió en el ‘Rey Midas’, pues todo lo que tocaba se convertía en oro.

Read in english: This is Khun Vichai’s economic legacy in Leicester City

A sus 60 años y luego de una trágica muerte, tras caer el helicóptero que lo trasladaba desde el estadio King Power junto con sus asistentes Nursara Suknamai y Kaveporn Punpare, el piloto del helicóptero Eric Swaffer y la pasajera Izabela Roza Lechowicz, el multimillonario tailandés amasó una fortuna que alcanzó los 3.500 millones de dólares, según la revista Forbes.

Una fortuna que nace en Tailandia

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Leicester City (@lcfc) el

Todo comenzó en su país natal después de comprar una participación en King Power, duty-free que por ese entonces se encontraba afincado en Hong Kong, pero luego de dar una batalla legal se apoderó de la firma y comenzó a crecer como espuma, tanto así que le brindó la oportunidad de ampliar su negocio con una participación del 39 por ciento en Thai AirAsia y una parte de la compañía hotelera Accor’s Pullman, en Tailandia.

Vichai, cuyo apellido real era Raksriaksorn pero que cambió a Srivaddhanaprabha en 2006 gracias a su cercanía con la monarquía tailandesa, poco a poco fue sumando ceros a la derecha y fue como en 2010 decidió extender su campo de acción. En esta ocasión, Vichai invirtió en el fútbol, tras desembolsar una suma de 43 millones de euros para comprar al Leicester City.

Su inversión en el fútbol rinde frutos

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Leicester City (@lcfc) el

 

Explorando el profundo y algunas veces turbio mundo del balompié, Vichai se convirtió en un revulsivo para el club y también para la ciudad. El equipo empezó a recibir una fuerte suma financiera que lo llevó a ganar en 2016 la Premier League y en ocho años pasar a valer 430 millones de euros, remando contra la corriente en las apuestas, ya que estaba 5000 a 1 en sus aspiraciones de quedarse con la Liga Inglesa.

Lee también: Andrea Radrizzani: Un multimillonario que vive por y para el deporte 

Un transformador de la ciudad

Los habitantes de Leicester no sólo lo recuerdan por el título, también por el legado de generosidad que dejó en su corto paso por la ciudad. Cuentan los aficionados a los medios de comunicación inglés que Vichai en una oportunidad ofreció cerveza, donuts y perros calientes gratis a los seguidores del equipo para celebrar su cumpleaños. Asimismo, subsidiaba viajes con un tope de 10 libras por cada hincha que deseara acompañar al conjunto fuera de la ciudad.

El apoyo del multimillonario tailandés iba más allá del Leicester City, toda vez que en una ocasión donó 1.5 millones de dólares al Hospital Real de la ciudad, así como otros 130 millones de dólares para la construcción de un nuevo campo de entrenamiento para el club de sus amores.

"Puso a la ciudad en el mapa del mundo. Puso millones de libras en el club y mucho dinero en hospitales y centros de cuidado para niños. En Navidad ofrecía pasteles y bebidas gratis”, explicó Cliff Ginetta, presidente del club de aficionados del Leicester City, en declaraciones entregadas a la BBC.

Vichai estaba hecho para los negocios y en Bélgica también era propietario del club de fútbol de la segunda división Oud-Heverlee Leuven, el cual adquirió en 2017 y sin lugar a dudas pensaba en forjar un futuro similar al de los ‘Foxes’, pero el destino le jugó una mala pasada y será su hijo Aiyawatt Srivaddhanaprabha el encargado de llevar las banderas el éxito.

 

LatinAmerican Post | Jorge Hernández
Copy edited by Marcela Peñaloza

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…