fbpx

El peligroso movimiento anti vacunas: ¿Sabes de qué se trata?

La negativa de padres a vacunar a sus hijos está causando brotes de enfermedades que se creían casi erradicadas

El peligroso movimiento anti vacunas: ¿Sabes de qué se trata?

Los grupos o movimientos, más o menos organizados, en contra de la vacunación han existido desde el origen mismo de la práctica. Para las personas que la conforman, de acuerdo con El Espectador, algunas infecciones no son tan graves comparadas con los peligros de las vacunas, escondidos al público en aras de las ganancias de los laboratorios farmacéuticos. 

Read in english: The dangerous anti-vaccine movement: Do you know what it is?

Afirman, entonces, que se han ocultado ingredientes dudosos, se han manipulado los datos sobre la efectividad de las vacunas y ha aumentado el número de casos de niños negativamente afectados por la vacunación. 

"Uno de los falsos principios centrales del movimiento antivacuna es afirmar que el sarampión es una enfermedad benigna e incluso beneficiosa", dice Peter Hotez, director del centro de vacunación del hospital de niños de Texas, a la AFP.

Esas ideas son "deliberadamente engañosas y falsas" y tienen consecuencias muy reales, añade el especialista, pues el sarampión puede provocar ceguera, neumonía, pérdida de audición e inflamación del cerebro. 

De acuerdo con el infectólogo Rodrigo Romero Feregrino en diálogo con El Médico Interactivo México, en pleno siglo XXI existe uno de los brotes más grandes de los últimos 10 años por sarampión que constituye un riesgo para la sociedad. 

También te puede interesar: Este tratamiento eliminaría la necesidad de inyecciones de insulina en los diabéticos

De hecho, según la Organización Mundial de la Salud, en el 2017 los casos de sarampión aumentaron en Europa un 400 por ciento. Es decir, hubo un total de 21.315 casos y, otras enfermedades como las paperas, tos ferina y rubeola, han ido incrementando desde 2008 en diferentes naciones del mundo. 

Aunque los antivacuna se encuentran en distintas partes del mundo, siete de los diez países más inmiscuidos en el tema son europeos. Según Excelsior, el primer lugar se lo lleva Francia, seguido por Bosnia-Herzegovina, Rusia, Mongolia, Grecia, Japón y Ucrania.

Las razones son variadas: “por un lado se ubican las personas y organizaciones que desde concepciones ideológicas o filosóficas de corte ‘naturista’ predican el retorno a la naturaleza, rechazando el consumo de productos sintéticos y que ante la disyuntiva de la vacunación, optan por la exposición natural a virus y bacterias, aunque en ello se juegue el riesgo de enfermar gravemente, de presentar secuelas incapacitantes de la enfermedad e incluso de morir; por otra parte pueden identificarse los grupos religiosos que consideran a la enfermedad como un castigo o como voluntad divina ante la cual sólo la resignación es válida”, dijo a Excélsior José Luis Díaz Ortega, investigador del Instituto Nacional de Salud Pública

Por último, el especialista agregó que una gran parte de las estrategias de prevención de enfermedades infecciosas y mejora de la calidad de vida de la población depende de la vacunación oportuna, por lo que el abandono de la misma es sumamente riesgoso. 

 

LatinAmerican Post | Luisa Fernanda Báez
Copy edited by Marcela Peñaloza

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…