fbpx

Esto es lo que debes saber sobre las sanciones de la Unión Europea a Venezuela

Las sanciones que impuso la Unión Europea a Venezuela en 2017 fueron renovadas y se prolongarán hasta el 13 de noviembre de 2019

Esto es lo que debes saber sobre las sanciones de la Unión Europea a Venezuela

El 6 noviembre, el Consejo de la Unión Europea anunció la renovación de las sanciones que fueron interpuestas a Venezuela en 2017. Algunos días más tarde, el 13 de noviembre, la Unión Europea refrendó "una serie de sanciones para castigar al Gobierno de Nicolás Maduro por la crisis que atraviesa el país", según Euronews.

Read in english: All you need to know about the sanctions of the European Union to Venezuela

Estas sanciones se prolongarán durante un año más, de acuerdo con un documento oficial publicado por el Consejo de la Unión Europea. En el mismo se explica que en vista del deterioro de la situación social y la crisis democrática en Venezuela, se renovaron las medidas restrictivas que estaban vigentes en el país desde el 13 de noviembre de 2017 hasta el 13 de noviembre de 2019. Según el mismo medio, estas sanciones incluyen:

  • Congelar activos a funcionarios sancionado
  • Prohibición de la entrada a los países que forman parte de la Unión Europea a los funcionarios sancionados
  • Prohibición de la venta de armas, municiones, vehículos o equipamiento militar
  • Prohibición a los ciudadanos y empresas europeas de brindar apoyo técnico o financiero a Venezuela
  • Estas restricciones no incluyen el apoyo humanitario o el equipamiento no letal

En qué consisten las restricciones y sanciones aplicadas por la Unión Europea a Venezuela

Según el Consejo de la Unión Europea, se mantendrán la congelación de activos de 18 de los funcionarios acusados de violaciones a los derechos humanos y de realizar acciones en contra de la democracia. Además, estos funcionarios tienen una prohibición para desplazarse a países pertenecientes a la UE. 

Igualmente se mantendrán las demás medidas y se anexará un apoyo para entidades o ciudadanos que denuncien irregularidades cometidas por el gobierno de Venezuela, a través de asistencia técnica y económica. Las sanciones aprobadas el año pasado en Bruselas, Bélgica, se hicieron como un respaldo a unas sanciones financieras tomadas por Washington DC, explica BBC Mundo.

De acuerdo con el mismo medio, estas incluía sanciones a 30 altos funcionarios del gobierno, entre los que se encuentra el presidente Nicolás Maduro. Estados Unidos justificó estas medidas debido a las restricciones que estaba tomando el gobierno venezolano en contra del comercio y la democracia.

Esto principalmente por irregularidades denunciadas durante la constituyente que se realizó el año pasado en ese país, como menciona BBC Mundo, que agudizaron la grave crisis económica que vive el país. Según el diario El Carabobeño, entre los funcionarios sancionados, además de Nicolás Maduro, están:

  • El diputado de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello
  • El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Maikel Moreno
  • El director del Servicio Nacional de Inteligencia Bolivariano, Gustavo González
Le puede interesar:  Periodismo vs Trump: CNN gana el primer round 

¿Estados Unidos tuvo que ver con la sanciones a Venezuela por parte de la UE?

De acuerdo con analistas políticos, estas sanciones sólo corresponden a un respaldo por parte de una pequeña porción de los países miembros de la Unión Europea, que están interesados en tener buenas relaciones con Estados Unidos. De manera que consideran que estas sanciones fueron injustificadas, según Sputnik News.

Esto parece verificarse debido a que el mismo presidente Donald Trump había hecho una solicitud directa a la UE para que sancionaran el gobierno de Maduro en septiembre de 2017, señala Reuters.

Igualmente, Mike Pompeo dijo en una conferencia del American Enterprise Institute en octubre de este año, que las sanciones posteriores a la del gobierno de Trump sobre Venezuela se debían más a un respaldo que forma parte de un plan a gran escala. Pompeo es ex director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), ahora se desempeña como secretario de Estado de Estados Unidos.

El gobierno Francés rechazó en su momento las sanciones en el mes de agosto de 2017, tres meses antes que se hicieran efectivas, de acuerdo con Europa Press. Este país se postuló como facilitador para establecer un diálogo. Como explica ADN Radio de Chile, otros países como España también se manifestaron en contra de la medida.

Reacciones del gobierno de Venezuela

Según Sputnik News, el gobierno venezolano rechazó nuevamente estas sanciones, a las que en 2017 el presidente Nicolás Maduro había calificado de "estúpidas". Además acusó a Estados Unidos y a la Unión Europea de estar persiguiendo a los empresarios que deseaban tener acuerdos económicos con Venezuela.

Para Maduro, las medidas adoptadas por Estados Unidos y la Unión Europea evitan la compra de medicinas y el abastecimiento de alimentos, menciona el mismo medio. Así lo manifestó durante la inauguración de la Feria Internacional del Libro en la ciudad de Caracas. Esto representa un significativo deterioro de la situación social de ese país, especialmente frente al fenómeno de desabastecimiento que ya enfrenta.

En otro episodio que revela las severas implicaciones que pueden tener estas sanciones de la Unión Europea sobre Venezuela se encuentra la negativa del Banco de Inglaterra de entregar 14 toneladas de oro, avaluadas en 550 millones de dólares, explica Anadolu Agency.

Según el Banco de Inglaterra, el motivo de esta decisión se da como una forma de evitar el lavado de dinero. La entidad solicitó que se garantice el procedimiento estándar para prevenir este problema, pues desconfía del uso real que Maduro le daría al dinero producto de la venta del oro.

Esta desconfianza se origina, de acuerdo con The Times, porque el presidente de Venezuela hace la solicitud justo después de conocerse la prolongación de las sanciones de la Unión Europea. Así que la verdadera motivación del gobierno venezolano para repatriar el oro podría deberse al temor a nuevas sanciones. 

 

LatinAmerican Post | Mariela Ibarra Piedrahita

Copy edited by Diana Rojas Leal

Escucha éste artículo