fbpx

Caravana de Migrantes: Tensiones en la frontera

Alrededor de 500 personas intentaron cruzar a la fuerza una de las fronteras que México tiene con Estados Unidos

Caravana de Migrantes: Tensiones en la frontera

El 25 de noviembre, después de caminar miles de kilómetros, centenares de migrantes procedentes de varios países centroamericanos llegaron hasta la frontera entre Tijuana, México y Estados Unidos. Allí, fueron recibidos por agentes fronterizos, cuya principal misión era impedir la entrada de los migrantes.

Read in english: Migrants' Caravan: Tensions at the border

A las 10 de la mañana, mientras algunos integrantes de la caravana de migrantes intentaban convencer a los agentes de dejarlos pasar pacificamente, otros decidieron hacerlo por la fuerza. Como lo explica el medio El sol de la Tijuana, “los migrantes decidieron caminar por la calle Alberto Aldrete, ubicada también de forma paralela a la avenida Internacional y la canalización del Río Tijuana, por donde los migrantes decidieron seguir su camino hasta cruzar hacia la garita Peatonal Oeste (PedWest) y la aduana del cruce sur de Estados Unidos a Tijuana”.

Cuando llegaron al límite del muro intentaron cruzarlo de todas las maneras posibles. Sin embargo, los agentes fronterizos estadounidenses los recibieron con balas de goma y gases lacrimógenos. El resultado: hombres, niños y mujeres resultaron afectados y sin lograr su objetivo. Por la tarde, todos aquellos que intentaron la hazaña decidieron volver al campamento instalado en la ciudad de Tijuana.

 

 

Quizá le interese leer: ¿Será AMLO el cambio que necesita México? 

Las medidas de México

Ante los hechos presentados, Alfonso Navarrete, Secretario de Gobernación, anunció el lunes que deportó a 98 centroamericanos, “por su comprobada participación en los hechos violentos de ayer en la garita de El Chaparral, en la frontera de México con Estados Unidos”.

 

 

 

Con esto, el Instituto Nacional de Migración (INM), publicó un comunicado en donde expresa las razones de la deportación y afirma que estas 98 personas tuvieron un comportamiento violento e “intentaron agredir y lesionar a Agentes Federales de Migración y Policías Federales que resguardaban la zona fronteriza del paso México-Estados Unidos, en la garita de El Chaparral”.

Así mismo, afirmaron que bajo “los artículos 115, 143 y 144, fracción cuarta, de la Ley de Migración, establecen que el INM cuenta con los mecanismos de retorno asistido y deportación para hacer abandonar del territorio nacional a aquel extranjero que violente las disposiciones contenidas de ley en la materia”.

Por otro lado, el gobierno mexicano ha puesto a disposición varios albergues e inclusive la posibilidad de que los migrantes puedan solicitar el regreso a sus respectivos países. Así, y según el INM, el 27 de noviembre, 105 personas originarias de diversos países centroamericanos solicitaron de manera voluntaria el regreso a sus países de origen.

 


¿Se acerca el fin de la caravana?

Lo ocurrido el pasado domingo es un signo de alerta para la caravana pues, quienes llegaron hasta ese lugar, descubrieron que la situación está difícil debido a las más de 3.000 personas que ya están en la frontera esperando que las llamen para solicitar el asilo, como lo informa The New York Times.

A esto se suma el hecho de que más de 7.000 hondureños han solicitado ser devueltos a su país. En el comunicado expresado por el embajador de Honduras en México, “de los migrantes, 3.975 son adultos  y 3.146 son menores de edad, de los cuales en su mayoría viajaban solos".

Con las tensiones presentadas y el número de migrantes, el cual cada vez más aumenta, que desisten de su plan original, se podría imaginar que lo que ocurra es que la caravana llegue a su fin. Sin embargo, todavía hay migrantes que esperan que mediante la petición de asilo se les reconozca la entrada y logren su objetivo.

Habrá que observar el paso a seguir dado que el gobierno entrante de México “ha confirmado que están en tratativas con el gobierno de Trump, pero señalan que aún tienen que llegar a un acuerdo”, como lo señala The New York Times.

 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz

Copy edited by Luisa Fernanda Báez Toro

Escucha éste artículo

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…