fbpx

Black Friday: la gran mentira en América Latina

En Latinoamérica, los tentadores descuentos que permiten comprar cosas a una fracción de su precio no son la regla, son la excepción

Black Friday: la gran mentira en América Latina

Tradicionalmente el Black Friday se celebra en Estados Unidos el viernes después del día de acción de gracias y es una fecha dedicada al consumo. Esta tradición ha hecho que cada año miles de compradores se reúnan alrededor de tiendas y centros comerciales, acampando y esperando a que las puertas se abran para aprovechar los grandes descuentos en productos de todo tipo.

Read in english: Black Friday: Why Latin American discounts are fake?

Esta oportunidad de mercadeo se ha extendido en diferentes contextos alrededor del mundo, lo que ha hecho que el Black Friday deje de ser esencialmente norteamericano para pasar a ser un fenómeno mundial, con cada mercado tratando de incluir estas nuevas alternativas dentro de sus propios mercados.

De la mano del Black Friday, y en un contexto mucho más reciente, surgió el Cyber Monday. Esta una iniciativa que en un principio buscaba deshacerse a través de internet de las unidades sobrantes del Black Friday. Sin embargo, la creciente acogida de las compras en línea han hecho que el Cyber Monday sea también un día muy apetecido. En Latinoamérica, el Black Friday el Cyber Monday son una tradición que aún no se asienta, aunque los expertos aseguran que año tras año los compradores son más propensos a consumir en estas fechas.

Según un estudio realizado por Visa Consulting & Analytics (VCA), los latinoamericanos están gastando cada vez más, especialmente en compras en línea. En relación al 2016, las compras realizadas crecieron en un 12%, lo que asegura un crecimiento estable de quienes ofrecen sus productos y sus descuentos en estas fechas. No obstante, ¿por qué los compradores latinoamericanos sienten que los descuentos no son tan buenos, en realidad?

Descuentos que no sorprenden

Esta es una discusión que involucra muchos factores y que se ha extendido en diversas zonas, no solamente en Latinoamérica. De cara al Black Friday de 2018, dos organizaciones españolas de consumidores, la OCU y la Facua, publicaron estudios donde revelan que la fluctuación de los precios, al menos en España, no son tan diferentes a los del mercado normal y que los descuentos muchas veces no reflejan el precio más bajo al que se ha ofrecido ese producto.

Sin embargo, esta presentación de los hechos puede ser tendenciosa en la medida en la que se desconocen las dinámicas mercantiles de días como el Black Friday y Cyber Monday. El punto no recae únicamente en los descuentos y la posibilidad de encontrar artículos a precios muy bajos, sino en la sugestión que significa poner una barrera temporal para los compradores. El hecho de que sea un tiempo determinado hace que las personas dispuestas a comprar se enfoquen en hacerlo en estas fechas, en lugar de hacerlo en cualquier otro momento del año.

Quizá le puede interesar: ¿Qué es el día del soltero en China?

A esta discusión también se agrega el fenómeno de la globalización y cómo el Cyber Monday lentamente va superando al Black Friday en general, y en los países latinoamericanos en particular, con Chile, Argentina y Colombia a la cabeza, según VCA. La posibilidad de que los compradores tengan acceso a una gran cantidad de productos, sin distinción de su lugar de origen o de las restricciones de su mercado, hace que fechas como estas no se centren en la posibilidad de conseguir nuevos productos, sino en los posibles descuentos de los mismos.

Poco interés, pocos descuentos

De nuevo surge, entonces, la pregunta: ¿por qué no hay tan buenas ofertas en Latinoamérica? La respuesta también se encuentra en una situación que involucra tanto a los compradores como a las empresas involucradas: la disposición a comprar en grandes cantidades. Latinoamérica no es una zona que se caracterice por gastos abultados en una sola compra, como sí suele ocurrir en Estados Unidos.

Esto hace que las tiendas opten por ofrecer bajos descuentos u ofrecerlos a partir de cierto número de compras, lo que no difiere mucho de la realidad norteamericana pero sí afecta la forma en la que los latinoamericanos ven el Black Friday. Por ahora, iniciativas como el Black Friday, el Cyber Monday, la Cyber Week, el Hot Monday o el Buen Fin (nombre mexicano para este fin de semana) continúan siendo una forma de agrupar clientes alrededor de productos.

El fin de esta iniciativa es llamar nuevos compradores para que se interesen a partir de una pequeña rebaja, pero en un contexto que ya no responde a las grandes acampadas que año tras año realizaban los ciudadanos americanos en busca de los mejores productos que, en otra época, eran imposibles de conseguir de otra manera.

 

LatinAmerican Post | Jorge Ovalle

Copy edited by Diana Rojas Leal

E-Learning

Follow Us

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…