fbpx

“Me enferma respirar”: salud y contaminación del aire

Escucha éste artículo


Conozca cómo la calidad del aire afecta su salud y algunas medidas que puede tomar para hacer frente a estos efectos

“Me enferma respirar”: salud y contaminación del aire

Los estilos de vida modernos hacen que la salud se vea cada vez más afectada: pocas horas de sueño, mala alimentación, alcohol, cigarrillo, falta de ejercicio y algunos excesos. Cada vez aparecen más enfermedades sin explicación aparente y se acrecientan las cifras de enfermedades como el cáncer y de padecimientos como accidentes cerebrovasculares y neuropatías. Algunas personas han intentado tomar como opción un estilo de vida más saludable. ¿Pero, qué hacer cuando el mayor problema está en el mismo aire que respiramos?

Read in english: "It makes me sick to breathe": health and air pollution

La contaminación del aire es uno de los principales problemas que enfrentan los países en la actualidad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 90% de la población respira aire contaminado. De hecho, según esta misma fuente, la exposición a partículas finas cobra siete millones de vidas cada año. Aquellas partículas entran a los pulmones y generan daños severos en el sistema cardiovascular. Esto genera graves consecuencias a la salud y puede resultar en la muerte. 

De hecho, los problemas derivados de la contaminación del aire no son solo de los pulmones y el corazón. La contaminación del aire genera desde problemas en los ojos y en la piel hasta problemas de comportamiento. Según la Asociación Psiquiátrica de América Latina, los ambientes poco saludables en términos de su aire trastornan el día a día de las personas en cuanto a su calidad de vida. Debido a la mala calidad del aire pueden verse afectaciones en el apetito, en el sueño y hasta generar problemas de ansiedad, depresión e irritabilidad. 

Como se puede ver, la contaminación del aire supone un riesgo medioambiental muy alto para la salud. Además de la contaminación del aire exterior, actualmente también se presentan problemas de contaminación del aire en interiores. Esto ocurre generalmente en hogares en los cuales se cocina con carbón o con combustible de biomasa (quema de madera, residuos agrícolas o excremento de animales). Esta forma de cocinar produce emisiones de elementos nocivos para la salud, entre ellos de metano, y de hollín que, no solo son perjudiciales para la salud humana sino también para la ‘salud’ del planeta.

Quizás le interese leer: Inicia la COP24: ¿se encontrarán soluciones al cambio climático?

¿Qué respirar entonces?

El tema de la contaminación ambiental es complejo de manejar puesto que depende de múltiples actores y del compromiso de todos ellos. Cada persona puede tomar la decisión de tomar pequeñas medidas que contribuyan al mejoramiento de la calidad del aire; sin embargo, solo un esfuerzo conjunto permitirá ver resultados tangibles. Mientras tanto, lo que se debe hacer en términos de salud es tomar al menos algunos cuidados para mitigar el impacto de la calidad del aire en la salud. 

En primer lugar, se debe evitar en lo posible la exposición a zonas altamente contaminadas, especialmente para hacer ejercicio. Y en caso no poder evadir este tipo de lugares, es importante utilizar tapabocas o máscaras antipolución de ser necesario. Algunos expertos también recomiendan visitar al menos una vez a la semana algún lugar con aire fresco como bosques o reservas naturales. Por último, como recomendación extra, es importante mantener una buena alimentación y buenos hábitos de sueño. Esto hace que el cuerpo pueda tener mejores defensas y pueda estar más fuerte para soportar los daños producto de la calidad del aire.

 

LatinAmerican Post | Natalí Ramírez-Giraldo

Copy edited by Vanesa López Romero

E-Learning

Follow Us

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…