fbpx

Migración interna: un fenómeno cada vez más común en EE.UU.

Escucha éste artículo

 

La migración interna en los Estados Unidos es un fenómeno ya normal, pero cada vez más gente se mueve de un Estado a otro en búsqueda de mejores rentas para sus negocios

Migración interna: un fenómeno cada vez más común en EE.UU.

La inmigración de miles de personas hacia Estados Unidos es tema de debate actualmente en el país norteamericano. En la presidencia de Donald Trump el debate cada vez es más álgido por las repercusiones políticas y sociales que el tema adquiere para los habitantes de este país. Sin embargo, existe otro tipo de flujo de personas dentro de Estados Unidos que empieza a impactar en lo económico y lo demográfico del país.

Read in english: Domestic migration: an increasingly common phenomenon in the US

Como la mayoría de personas saben Estados Unidos es un país federado, lo que significa que su división interna está constituida por otros Estados más pequeños con autonomía y soberanía determinada por el Estado central. Por eso, dentro del mismo país, normas, regulaciones e impuestos pueden diferir entre Estados, haciendo a unos más atractivos que otros para los negocios según la necesidad de cada quien.

Supongamos que hay un granjero en California y este se entera que en Utah existen menos impuestos sobre los productos y herramientas que provienen o se usan en los cultivos. La decisión más racional para esta persona sería la de desplazarse a Utah, lugar donde le sería más rentable el desarrollo de su economía.

Esta situación puede aplicarse a diferentes contextos: la calidad de vida, al empleo, a la facilidad de iniciar con una empresa y otras variables que pueden ser decisivas a la hora de escoger un lugar de residencia.

Un fenómeno único entre los países desarrollados

Esta situación empieza a ser cada vez más frecuente para los estadounidenses. Según datos del Internal Revenue Service (IRS), el servicio de impuestos internos de este país (posiblemente la agencia con mejores datos), en 2016 se mudaron el 2,8% de todos los contribuyentes. Esta es una tasa muy alta de movilidad interna si se compara con datos de otros países desarrollados.

A continuación una gráfica de la Oficina del Censo de los Estados Unidos que muestra cuáles fueron los estados con mayor flujo de personas desde 2011 al 2017:

Lea también: Salarios mínimos ¿Cómo está el panorama en América Latina?

Entre los dos polos de esta situación se encuentran Nueva York, el Estado con más fuga de personas; y Florida, el Estado a donde llegaron más personas. Según los datos de la Oficina del Censo, en Florida han llegado a establecerse alrededor de 1.025 millones de residentes provenientes de otros Estados desde 2010.

Por otro lado, Nueva York ha padecido el mayor número de migrantes domésticos netos, se calcula que son alrededor de 1,020,000 en este periodo de tiempo. Estos números parece que van en aumento ya que en los últimos dos años la cifra empieza a aumentar, pasando a tener 190.000, muy por encima de los 80.000 migrantes domésticos iniciales que se calculaban en 2011.

Los impuestos: la principal razón para cambiar de Estado

¿En términos prácticos esto qué significa? Pues que cada vez que un Estado pierde un número significativo de habitantes pierde a su vez una gran porción de riqueza. Ejemplo de esto son los más de 1.025 millones de personas que abandonaron New York, los cuales tendrán sus ingresos en otros Estados.

Este dinero podrá ser puesto al servicio de sus entidades financieras y negocios, y que servirán para la creación o desplazamiento de nuevas empresas, fortaleciendo la economía y ayudando a la creación de más empleos y a la recaudación de más recursos fiscales que hubieran podido ser puestos al servicio de New York.

¿Cuáles son los causales? A pesar de que existan diversos motivos para que una persona decida mudarse, existe una causal que parecer ser la más importante: los impuestos. Según el IRS, en 2016 casi 600.000 personas se mudaron de los 25 Estados con impuestos más altos a los 25 Estados con impuestos más bajos.

Teniendo en cuenta lo anterior, y sumándole la Reforma Fiscal que el Partido Republicano impulsó en 2017, la competencia entre los Estados de los Estados Unidos parece empezar a ser una preocupación para el país.

Es un hecho que los Estados con menos regulaciones e impuestos están atrayendo a los millonarios de todo el país. Ejemplo de ello es Florida, Estado donde no hay impuesto Estatal sobre la renta y los impuestos sobre la propiedad son mucho más bajos en comparación con otros Estados.

Esto solo parece indicar el inicio de una guerra por el control y el buen manejo de los recursos Estatales, buscando ser el más atractivo para la inversión y la riqueza.

 

LatinAmerican Post | Juan Sebastián Salguero

Copy edited by Diana Rojas Leal

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…