fbpx

Copa Libertadores Femenina: un triunfo amargo

Escucha éste artículo


El Atlético Huila se coronó campeón de la Copa Libertadores Femenina. Sin embargo, su victoria se ha visto opacada por situaciones irregulares que viven las mujeres del equipo

Copa Libertadores Femenina: un triunfo amargo

El 2 de diciembre, el Atlético Huila se coronó campeón de la Copa Libertadores Femenina. Sin duda alguna, estas mujeres dejaron sangre, sudor y lágrimas para llevarse el título. Llegaron al evento que se jugó en Brasil con los mejores doce equipos del continente y sin mucho favoritismo se quedaron con la corona.

Según la Conmebol, el Huila salió líder del grupo A luego de derrotar al Peñarol uruguayo y a la Unión Española de Ecuador, para luego enfrentar en semifinales a Irabuda de Brasil. Luego disputó la final contra Santos de Brasil, al cual derrotó en la tanda de penales para convertirse en el primer monarca colombiano de este torneo.

Sin embargo, si bien las conquistas deportivas son sinónimo de absoluta gloria y felicidad, parece que en el caso de ellas la realidad es otra.

Una gloria sin sabor

Aunque el eslogan de la Copa Libertadores es "la gloria eterna", para las campeonas del evento esto está alejado de la realidad. Esto se debe a que pese haber ganado con total autoridad, desde ese preciso momento de gloria y hasta la fecha lo que han tenido que soportar es humillaciones de todo tipo.

El primero de los maltratos se presentó apenas unas horas después de haber finalizado su participación en la Copa, en el aeropuerto de Maiquetía, Venezuela, en donde tuvieron que hacer escala desde Manaos antes de llegar a Bogotá. Según Pulzo, las mujeres tuvieron que dormir más de sietes horas en el piso sin ningún tipo de contemplaciones por la falta de logística para su conexión área.

Quizá le interese leer: Una vitrina para el talento femenino: el Mundial sub17 de chicas será este año en Uruguay

Premio para otros bolsillos

Pese a lo lamentable del hecho del aeropuerto, lo peor sucedió cuando el equipo llegó a Bogotá. La capitana y miembro de la selección colombiana Yoreli Rincón informó a los medios de comunicación que el premio ganado en Copa Libertadores no iba destinado a ellas ni a las bases del fútbol femenino del Atlético Huila. Según Rincón, dicho reconocimiento económico irá destinado al conjunto masculino.

"Por ser campeonas nos ganamos 55.0000 USD que nunca van a llegar a nosotras. Infortunadamente. Eso llega al Atlético Huila masculino que tiene un presidente diferente a Diego Perdomo que es el presidente del femenino. Sí tendremos un reconocimiento pero este lo dará es Diego Perdomo del bolsillo de él pero no va a ser nuestro premio por ganar la Copa Conmebol", señaló a la revista Semana.

Hasta el momento la dirigencia del club no se han manifestado sobre estas declaraciones.

La liga profesional en el limbo

De toda esta historia lo más lamentable es que si bien las muchachas del Atlético Huila lograron esta corona de Libertadores que en algún momento parecía impensada, lo hicieron en parte gracias a las dos ediciones de la Liga Profesional Femenina que se han jugado.

No obstante, a pesar de que se brindó una gran vitrina a las jugadoras para surgir y rápidamente rindió sus fruto en el ámbito internacional, su continuidad parece no estar garantizada.

De acuerdo con Semana, hasta la fecha poco y nada es lo que sabe del futuro de la Liga, pues los dirigentes de la Dimayor aún no tienen los recursos necesarios para asegurar el desarrollo del torneo; e incluso apenas a semanas para que comience su competencia, todavía no se definen los participantes y el formato de juego.

 

LatinAmerican Post | Freddy González

Copy edited by Diana Rojas Leal

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…