fbpx

River Plate gritó "Campeón" por cuarta vez en la Copa Libertadores

Escucha éste artículo

 

La final más esperada y polémica de la Copa Libertadores, llegó con el triunfo de River, quien aprovechó su ventaja numérica para ganar 3-1 sobre Boca Juniors

River Plate gritó "Campeón" por cuarta vez en la Copa Libertadores

River Plate se coronó campeón de la Copa Libertadores por cuarta vez en su historia (1986, 1996, 2015 y 2018), según Baenegocios. Tras superar con remontada incluida, por 3-1 al Boca Juniors, que se jugó de manera inédita en el Estadio Santiago Bernabéu de Madrid y tras jugar un angustioso alargue en el que se quedó con 9 hombres por la expulsión de Wilmar Barrios y la lesión de Fernando Gago, justo después de haber agotado sus cuatro cambios.

Read in english: River Plate: Four times winner of the Libertadores Cup

El colombiano Juan Fernando Quintero fue la figura del partido pues le otorgó mayor dinamismo a River, y marcó el segundo gol, el de la diferencia definitiva en la prórroga con un zurdazo al ángulo

Quizá le interese leer:  Boca vs River: el negocio detrás del partido

En los 90: un tiempo para cada uno

Boca fue superior en el primer tiempo a partir de su mayor dinamismo y precisión ante un River desconocido, que erraba los pases, y los disparos a puerta. Pablo Pérez, que pasó todo el primer tiempo protestando, tuvo la primera clara a los 10 minutos cuando luego de un tiro de esquina provocado por Javier Pinola, el rebote de esa jugada le quedó al jugador xeneize, pero remató muy suave su volea a las manos de Franco Armani.

A los 28 minutos otra vez Pérez fue protagonista y tras un tiro libre que generó un rebote, no pudo definir mano a mano ante Armani en un remate que fue desviado al tiro de esquina por Milton Casco pero que no fue visto así por el árbitro principal, el uruguayo Andrés Cunha.

Finalmente, al minuto 43, y luego de que River desaprovechara un error garrafal del portero Andrada por intermedio de Gonzalo Martínez, un pase preciso a la contra de Nández, dejó solo a Dario Benedetto con el portero Armani, a quien batió por bajo y cruzado luego de un sprint, colocando el 1-0 en el Santiago Bernabéu.

En la segunda mitad, los millonarios mejoraron e iniciaron con todo. Apenas a los dos minutos un fuerte remate de Nacho Fernández rozó el arco defendido por Andrada. Luego, a los 55 minutos, una confusa entre Adrada y Lucas Pratto hizo sospechar si había penal tras el choque entre ambos. Sin embargo, Cunha consideró falta en ataque. River, no tan claro como en otros partidos, se fue acercando y finalmente en la fracción 67, lo igualó tras una gran pared entre Nacho Fernández y Pratto, que este último mandó al fondo de la red con el arco desguarnecido para el 1-1. 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Club Atlético River Plate (@carpoficial) el

 

Boca no fue el mismo de la primera mitad y solo tuvo una clara en el minuto 75, tras una falta cerca del área que recibió Naitan Nández, y que fue cobrada por Pavón. De allí en adelante, el juego fue muy trabado en lo físico y no se generaron mayores acciones de gol. Aunque River, con el ingreso de Juan Fernando Quintero, intentó cambiar la historia con más posesión y ganas que ideas.

Así, llegaron a la prórroga en la que Boca, en los primeros minutos recibió el golpe de la expulsión de su hombre clave en la medular, Wilmar Barrios, por doble amarilla, debió adaptarse al partido con menos hombres en cancha. 

La ausencia Barrios le dio más confianza a River, que con Quintero manejando los ritmos del partido comenzó a llegar, esta vez sí, con mayor claridad al arco de Andrada. Tras la primera prórroga sin goles, apenas a los cinco minutos de la segunda, una joya de gol de Juan Fernando Quintero, que con un zurdazo clavó la pelota en el ángulo superior del primer palo custodiado por Andrada, comenzó a enderezar el camino.

Otro contragolpe que malogró Gonzalo 'El Pity' Martínez le dio vida a Boca, que tres minutos después vio cómo se quedaba con 9 por salida voluntaria de Fernando Gago, que se lesionó y no podía ni moverse en el campo. 

En los dos minutos finales de la prórroga, ocurrió el éxtasis. Boca pudo empatarlo tras un buen tiro cruzado de Leonardo Jara a los 120, y acto seguido, saliendo del arco, un contragolpe letal fue culminado por Martínez solo y con la puerta vacía para el 3-1 definitivo. Boca sacó del medio y Cunhan sentenció el final. River Plate otra vez campeón de la Libertadores y representará a América en el Mundial de Clubes que inicia esta semana. 

 

Así alinearon: 

 

 

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz